Balonmano

article title

‘Márcalo otra vez Joan’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Olga TORRES | Lo confieso, casi me pierdo el gol… los nervios me iban a llevar a cambiar de canal cuando Dinamarca ha empatado, han tenido que decirme en casa, deja que marcamos y sin prórroga.

Y yo no tenía fe y no creía, pero así fue. ¿Y quien tira?, nos hicieron falta sólo unos segundos para resolver la duda. Y como si no pasará nada, se ha mascado la jugada, esa que tantas veces hemos sufrido, pero esta vez nos tocaba.

Como los trileros, Cadenas ha preparado la jugada: Raúl se mueve para allí, Julen se marcha hacía allá, y Joan viene hasta aquí y le damos el balón y…. lanza. Y con ese lanzamiento, el punto de inflexión entre el todo y la nada, la pelota ha salido de su mano, llevándonos a todos en ella.

Ha sido la manera de hacer “justicia poética” con tantas cosas… con tantos momentos como el gol de Francia. Del corazón y la mente fría de Cañellas ha salido un instante que nunca olvidaremos…

Inolvidable como ha declarado él mismo que ha sido ver a todos sus compañeros correr a abrazarle, emocionante como se ha sentido a través de la televisión, todo lo que ha pasado sobre la pista cuando el reloj ha alcanzado el minuto 60… cuando la locura se ha desatado

La piña que ha sepultado al MVP, los abrazos para compartir el éxito de demostrar que una vez más ese todo que es España, lo había vuelto a hacer, la carrera de Cadenas para unirse al grupo, con momento para compartir con Villaldea, el compartir con la gente de la grada… si siempre hemos demostrado señorío al perder, hoy hemos demostrado elegancia al ganar.

Hay tantas fotos con las que quedarse de esos momentos, tantas como las que hubo en los momentos previos, pues ese instante mágico que ha hecho un poco más grande al 21 Hispano, se debe al esfuerzo colectivo de los 59.58 minutos anteriores, a esos donde todos una vez más aportaron para que siempre existiera la posibilidad de llegar a vivir lo que hemos vivido al final.

Hace unos días escribí que “Cañellas, no sé sabe vender” y que sólo habla con sus gestos, con gestos como este de hoy, pero sería tan aplicable esa expresión al resto de los nuestros. Un bloque que ha tumbado uno de sus “fantasmas” en los últimos años y que en apenas unas horas tendrá la oportunidad de acabar con otra realidad y convertirla en mito: Francia siempre nos gana en los momentos claves.

Los Hispanos, esa que gente que ha convertido en normalidad, llegar casi campeonato tras campeonato a unas semifinales. Hacen de algo extraordinario, algo cotidiano, tan corriente como lo son ellos cuando se quitan las zapatillas. Hoy sólo estaban jugando, hoy ellos nos han hecho felices pese a lo que hemos sufrido, hoy han conseguido que en el futuro, cuando rememoremos este partido lo hagamos con una sonrisa, que cuando queramos evadirnos lo tengamos fácil…

Podremos cerrar los ojos y volver a ver ese escenario, unos segundos, todo igualado, la pelota que baila por nuestros nueve metros y una vez más pensar: “Márcalo otra vez, Joan”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados