Fútbol inglés

article title

Manuel Pellegrini, el vecino quiere hacer más ruido

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Paco López Sir Alex Ferguson describió al Manchester City como “el vecino ruidoso”. No le faltaba razón, en plena pugna de los ‘red devils’ con los equipos londinenses apareció el City, a base de millones y de descalabros sonados. Con los años de Mancini el ruido se hizo más intenso, tanto que hasta daba dolor de cabeza cuando levantaba algún trofeo. Ahora los dos vecinos empiezan una etapa nueva y la parte “molesta” de la ciudad quiere optar a más.

En el Etihad no están acostumbrados a convivir con la vitola de favoritos. La etapa de Roberto Mancini, con sus claros y oscuros, fue el impulso definitivo para que el Manchester City peleara por los títulos. La primera Premier League y una FA Cup tras décadas de sequía son los mayores logros de este equipo recién instalado en la élite. El peso de Europa resultó ser demasiado y el efervescente vestuario ‘citizen’ hizo el resto para echar al italiano. La prueba más evidente de las aspiraciones del club fue esa, despedir a un hombre totalmente respaldado por la grada -porque un año sin títulos ahora sí es motivo suficiente para  buscar un nuevo técnico-. La llegada de Manuel Pellegrini supone un giro de 180º.

La “proeza” del Málaga no pasó inadvertida en Inglaterra, su estilo pesó más que anteriores aventuras poco fructuosas. La apuesta es clara. Manuel Pellegrini llega al Manchester City con el deber de mejorar los resultados de Mancini con un fútbol más ofensivo y, sobre todo, un rendimiento más regular. Tarea nada sencilla. No sólo mantener sino superar los números que Mancini aseguraba con un estilo en el que se dejaba llevar fases importantes de los partidos. El club a su disposición ha puesto un contexto muy bueno, la plantilla ya de por sí tiene suficiente para rendir y la suma de Fernandinho, Navas, Negredo es una mejora clara en puestos necesitados. Además no tenemos que olvidarnos que las marchas de Kolo Touré y Carlos Tévez allanan lo que era un vestuario abrupto. Todo listo para el chileno.

A falta de cerrar alguna incorporación que dé el broche, la plantilla está prácticamente definida. La adaptación de Pellegrini pasa por los nuevos fichajes, tiene en común con ellos la necesidad de instalarse en una nueva cultura y, sobre todo, saber moverse mejor en la presión día a día que ejerce un club candidato a todo. El técnico tiene a su favor que su estilo se adapta mejor a la plantilla que el de su predecesor pero necesita resultados rápido por dos motivos: el primero, no descolgarse de la lucha por la Premier (se presupone que United y Chelsea impondrán un ritmo elevado); segundo, no sumarse presión sobre si el estilo cuajara en una plaza acostumbrada a tres puntos semanales aunque sin un estilo que brille.

El proyecto se presenta apasionante con la exigencia de luchar por todo desde el primer día pero, como es normal, hay serias dudas al respecto. La primera es si conseguirá que las incorporaciones –Fernandinho, Navas y Negredo hasta el momento- sean importantes en un contexto de máxima presión mediática, no sólo en días puntuales al año como están acostumbrados hasta ahora. En segundo lugar, Pellegrini tiene que manejar la recuperación de dos de los mejores del mundo: Vincent Kompany y Yaya Touré. Los dos vienen de una temporada a un nivel alarmante, pese a ello, parten como indiscutibles pero deben recuperar su estado de forma de 2011 si no quieren que el proyecto vuelva a alejarse de los títulos, son dos pilares vitales.  Por última duda, ¿será capaz de sostener a un equipo con Yaya Touré-Fernandinho? El brasileño es muy bueno pero sin balón es donde debe mejorar y Yaya Touré necesitaría volver a ser la bestia desatada que hizo Mancini de él en 2011 para equilibrar. También dependerá de si la pareja Kompany-Nastasic sigue siendo la elección o si busca algún refuerzo (Pepe). La sostenibilidad dependería de recuperar a los Yaya Touré y de la altura a la que se ubique una pareja de centrales muy capaz de anticiparse para cortar.

Muchas son las dudas que persiguen al proyecto pero más son las ilusiones puestas en él. Pellegrini tiene todo para triunfar en la Premier League, un XI formado por Hart-Zabaleta, Kompany, Nastasic, Clichy o Kolarov-Fernandinho,Yaya Touré- Navas, Silva, Kun-Negredo; más un banquillo de jugadores muy aprovechables como Javi García, Milner, Nasri y Dzeko. El primer escollo a superar será la llegada a un contexto nuevo de presión constante para sus fichajes y una segunda oportunidad en el máximo escalafón posible para él. Aunque por el número de títulos no lo parezca, el listón está elevado y llevar las riendas de un caballo tan alocado como es el Manchester City necesita del mejor Pellegrini, el mismo que lleva dos años demostrando de qué está hecho.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados