Fútbol alemán

article title

Mandzukic triunfa, Lewandowski aún aprende

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay pocos equipos en el mundo que se puedan permitir el lujo de cambiar a su delantero titular cada dos años como mucho. Y no por bajo rendimiento, sino porque, por un motivo u otro, ese delantero no encaja tanto con lo que demanda el juego del equipo. El Bayern lleva años sin una figura definida en la delantera. Desde que se marchara Makaay, ningun delantero del Bayern ha sido titular dos años consecutivos. El bagaje de delanteros del club bávaro en la última década es digno de estudio: Luca Toni, Klose, Olic, Gómez, Mandzukic y ahora Lewandowski. Conforme van pasando los años el nivel de los jugadores parece ir subiendo poco a poco, pero parece que nunca es suficiente.

Antes de que llegara Guardiola los cantos de sirena de que su relación con Mandzukic iba a ser de todo menos fácil acabaron siendo ciertos, ya que el croata acabó sin ir convocado a la final de la DFB Pokal ante el Borussia Dortmund por “mal rendimiento” en los últimos entrenos. Mas allá de su relación, la marcha del ahora jugador del Atletico de Madrid parecía mas que clara porque el club ya había acordado la incorporación de Lewandowski en el mes de enero. El cambio parecía que favorecía a ambas partes: El ariete polaco llegaba al club que quería y tiene cualidades que casan mejor con lo que pide Pep Guardiola. Mandzukic, según sus propias palabras “no podía ofrecer más de lo que ya había hecho” y su nuevo destino, el Vicente Calderón, parecía el idílico. Ocho meses después, Mandzukic casi dobla en goles a Lewandowski (20 goles frente a 13). 

Mandzukic: Guerrero de mil batallas

Recuerdo cuando fui a la presentación de Herr Pep de Martí Perarnau. En ella comentó que Pep, sin ninguna duda, iría con Mandzukic a una guerra si hiciera falta. Sería el ideal. Con esto se puede explicar que el croata es un jugador que encaja a la perfección con la filosofía del Cholo. De todos lo delanteros disponibles en el mercado, Mandzukic era el ideal para lo que quería el entrenador argentino. No era un Diego Costa, evidentemente, pero tiene otras virtudes que el Cholo si ha sabido potenciar: Juego aéreo, juego de espaldas, mas trabajo en las presión y menos tendencia a las lesiones. Perdía velocidad a la contra, pero ganaba un delantero eficaz dentro del área.

“Mandzukic es el mejor delantero del mundo dentro del área.” [Guardiola, tras el Bayern – HSV de la pasada temporada]

El cambio de Alemania a España parece no haber hecho mella en la actitud goleadora del delantero. A estas alturas de temporada ya suma 20 goles: 12 en liga, 5 en Champions, 2 en Copa del Rey y 1 en la Supercopa de España. En su primera temporada con el Bayern llegó a los 22 goles en total y en su segunda a 26 goles en todos las competiciones. Paradoja para muchos: Logró mas goles con Guardiola que al frente de Heynckes. Posiblemente, y si no hay contratiempos, superará su mejor marca este año. Le separan solo 6 goles para igualarla.

Lewandowski: El “9” moderno

Sin competencia por su puesto, el puesto de delantero titular estaba asegurado para él y en pretemporada no lo desaprovechó, llegando a marcar 5 goles en 6 partidos. Comienzo prometedor cuanto menos. En esos meses de preparación mostró una gran movilidad en la zona del ataque, tocando de primeras con sentido y bajando todo tipo de balones en largo, algo por lo que destacaba en Dortmund. Parecía que Pep había encontrado su 9, uno que no es uno de los de toda la vida, sino uno que también sabe asistir y generar huecos para sus compañeros. Se iba a ver a un Lewandowski más asistidor que de costumbre.

Para algunos se le estaba desaprovechando en este sistema. Para otros, iba a ser mejor delantero de lo que ya era. La primera vuelta la finalizó con 10 goles entre todas las competiciones. No eran números estratosféricos pero eran aceptables. Tenía mucho margen de mejora por delante, aunque la adaptación estaba siendo más larga de lo que se preveía en un principio.

Su suplencia ante el Shaktar Donetsk y ante el HSV empezó con las primeras especulaciones de una mala relación entre el polaco y Pep Guardiola. Hubo algunos que hasta fueron mas allá: Que el Bayern habia saboteado al BVB fichando a sus jugadores para tenerlos de suplentes (no jugó solo 2 partidos de liga, uno por lesión) o que Lewandowski debería marcharse a la Premier League.

Tras marcar dos goles ante el Paderborn el pasado sábado afirmó que no había problemas con el entrenador, que los medios de comunicación “tienen que escribir”.

“Soy un jugador que a menudo piensa en el equipo. Por supuesto, también quiero hacer goles. Pero cuando veo que puedo crear espacio para mis colegas, entonces lo hago – por ejemplo, si yo tengo a dos rivales conmigo, entonces mis compañero de equipo pueden tener una mejor posición. ¡Y eso es bueno![Extracto de una entrevista del Bayern a Lewandowski]

 Comparativa entre Lewandowski – Mandzukic

  • Primer año de Lewandowski en Dortmund: 9 goles en todas las competiciones.
  • Primer año de Mandzukic en el Bayern (solo hasta la jornada 22 de liga,  hasta octavos de DFB Pokal e ida de octavos de final de UCL): 15 goles en liga, 2 en Copa y 1 en Champions.
  • Segundo año de Mandzukic en el Bayern con Guardiola (Solo hasta la jornada 22 de liga, hasta octavos de DFB Pokal e ida de octavos de final de UCL): 13 goles en liga y 2 en Champions.
  • Primer año de Lewandowski en el Bayern (solo hasta la jornada 22 de liga, hasta octavos de DFB Pokal e ida de octavos de final de UCL): 10 goles en liga, 2 en Champions y 1 en Copa.

Como se puede observar, los números de los atacantes en sus primeros años al frente del equipo son casi idénticos, contando también con el hecho de que aprender el sistema de Guardiola entraña mas dificultad que el que propuso Heynckes en su día o el del Cholo Simeone.

En definitiva, ambos delanteros han acertado con el cambio. Cada uno esta jugandolo todo con entrenadores que están enseñandoles nuevas ideas. Marcarán mas o menos, pero ni mucho menos han fracasado. Un estilo es mas fácil de aprender que otro y requiere su tiempo. Es inevitable que el aficionado bávaro mire con cierta nostalgia a Mandzukic, pero no es algo nuevo. Unos ya tienen éxito, y otros siguen trabajando para tenerlo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados