Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Manchester United: Un paso hacia adelante y dos hacia detrás

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada del Manchester United sigue siendo uno de los temas más polémicos y difíciles de entender de la Premier League 2014-15. Las mejorías mostradas ante equipos de la talla de Tottenham, Liverpool y Manchester City, partidos en los que el United dominó y venció a sus rivales de manera convincente , se han visto opacadas por tres derrotas de manera consecutiva ante Chelsea, Everton y West Brom.

El club parece haber dado algunos pasos atrás respecto a su evolución esta temporada. Frente a Blues, Toffees y Baggies, se vio mucha posesión intrascendente, ritmo letárgico y poca creatividad para desarmar las ordenadas defensas rivales. El Manchester United es el equipo con mejor porcentaje de posesión (61.3%) y con mayor efectividad de pases (85.4%) en toda la liga, pero si se observa la estadística de remates, el equipo de Louis van Gaal se convierte en el séptimo equipo con más disparos (13.7 de media por partidos) y el quinto en cuanto a disparos a portería (4.9 por partido).

Estos números, evidentemente, reflejan un fallo elemental en el sistema de van Gaal. El Manchester United domina, pero no genera lo suficiente acorde a esa posesión. Para los rivales ha sido muy sencillo enfrentarse a los Red Devils. Esperar atrás de manera ordenada ha sido suficiente para sacarle resultados al equipo de Old Trafford en las últimas fechas.

Si se detalla a fondo, en las razones de este bajón del Manchester United aparece un nombre que siempre hace acto de prensecia, como es Michael Carrick. La lesión del centrocampista inglés, en el minuto 90 ante Manchester City, ha sido un golpe duro para el técnico neerlandés. No es para menos. El United ha ganado el 72% de los partidos en los que el centrocampista inglés ha estado involucrado (13 victorias de 18 partidos jugados). Cifras que demuestran una clara dependencia en Carrick para el funcionamiento exitoso del 4-3-3 de van Gaal. Ofrece un equilibrio elemental en el medio del campo que ningún otro jugador de la plantilla puede lograr.

Las bajas en defensa también han sido influyentes. Las lesiones de Phil Jones, Rojo y recientemente Evans han mermado el rendimiento de una defensa que parecía encontrarse tras un inicio repleto de dudas al inicio de la temporada.

Otro factor importante es que los rivales han sabido anular la amenaza Fellaini. Tras el análisis táctico de Jose Mourinho, cuando otorgó a Kurt Zouma hacerle una marca personal al belga en Stamford Bridge, Roberto Martinez y Tony Pulis entendieron que debían reducir la influencia de Marouane para cortar el circuito de juego de los red devils. Efectivamente, Fellaini ha tenido 3 actuaciones muy discretas, y contra su ex-equipo fue sustituido a mitad del partido.

El United solo necesita dos victorias para asegurarse la plaza de Champions League la próxima temporada. La confianza que se había logrado tras seis victorias consecutivas ha sido repentinamente derribada por esta dinámica de derrotas que complican lo que hace un mes parecía seguro, un puesto en el top 4. Queda en evidencia, que el United todavía es un trabajo en proceso y que Louis van Gaal tiene tareas por hacer.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados