Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Manchester United: Posesión sin dinámica ni asociación

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuando tienes la pelota hay que desmarcar. ¿Y por qué desmarcar? Para que la posesión de la pelota y el avance sean más fluidos. Las posiciones fijas, sin movimiento, hacen más perceptible la formación de las líneas para el rival. Pero ojo, que mientras más desmarques, más desorden generas en tu propio rearmado cuando tienes que cubrir el campo, de manera tal que estén en las posiciones los jugadores que mejor se desempeñan en ellas. Y esa es la gran dificultad. Se resume simplemente: mientras más desmarcas más te cuesta recomponer. Y si no desmarcas lo suficiente, no le das fluidez a la circulación de la pelota”, así explica Marcelo Bielsa, el dilema de lo que llaman “tener la posesión”, la frase refleja de manera casi perfecta la actual situación en la que se encuentra el Manchester United de Louis van Gaal.

El United, promedia en la EPL, cerca de 56% de posesión por partido, con una efectividad de pases del 84%, es el equipo que más pases da en toda la liga con 7728 pases acumulados en toda la temporada, superando a Arsenal que tiene 7587. Estos números muestran el dominio que intentan ejercer los dirigidos por Van Gaal con la pelota, pero detrás de todos estos números positivos, existen otros que demuestran la rigidez y lo poco atractivo que se está convirtiendo el fútbol en Old Trafford, el United ha creado 107 oportunidades de gol en la actual EPL, solo Newcastle (102) y West Bromwich (93) han generado menos, en cuanto a los remates, los diablos rojos se encuentran en la decimoséptima posición de toda la liga con tan solo 146 remates, el líder de la Premier en esta faceta, su rival de Manchester, es quien más remata al arco con 248 remates en total, 102 remates más que su rival de ciudad, una diferencia alarmante.

Estos números han generado que se analice a fondo, la manera en la que juega el Manchester United, ex jugadores, periodistas y aficionados, pasan largo rato intentando comprender cómo un equipo que tiene tanto la pelota, genera tan poco en ataque, en los años de Ferguson, la costumbre era ver a un equipo agresivo, que podía jugar bien o mal, pero que siempre tenía poder y mordacidad para atacar, hoy en día ese no es el caso, esto ha provocado los constantes gritos de “Ataque, ataque, ataque” desde la tribuna, así como abucheos cuando el equipo termina un partido sin poder anotar, para explicar el fenómeno de esta posesión pasiva solo hay que ver de cerca como juega este Manchester United.

Los diablos rojos, hoy en día, tienen un juego posicional basado en la posesión de la pelota, esto conlleva a que cada jugador respeta su posición dentro de la cancha y la idea es, que a través de la circulación de la pelota se puedan abrir espacios, es un juego que requiere paciencia y mucho pero mucho trabajo, es un juego predecible y que poco sorprende a una defensa que se encuentre bien armada, cuando se le compara con equipos de la actualidad, que ejercen una filosofía similar, hay dos ejemplos claros, el Bayern Munich de Guardiola y el Barcelona de Luis Enrique, pero existen notables diferencias en la manera en como estos dos clubes ejercen su juego de posesión a como lo hace el United, lo más relevante, tiene que ver con las asociaciones y el dinamismo que tienen estos equipos, los de Van Gaal tienen la pelota, pero no se asocian, nadie busca hacer una pared, nadie busca jugar a un toque, siempre se juega a 3,4 toques por jugador, no se busca un entendimiento entre una pareja, dupla o cuarteto de atacantes, es simplemente, pasar, mantener la pelota y esperar, en el Barcelona, el entendimiento de Suarez, Messi, Neymar, Iniesta, Rakitic, Sergi Roberto, Busquets y Alves por ejemplo, es clave, se conocen, se entienden y siempre buscan asociarse, tienen la pelota pero buscan darle fluidez a la misma y jugar rápido (a un toque) para desconcertar al rival, en el caso del Bayern, la dinámica que dan Lewandowski, Muller, Douglas Costa, Robben, Coman, Vidal con su movilidad, hacen de este Bayern, un equipo con un ataque feroz, con un Costa que con su velocidad y gambeta abre cualquier puerta y lo mismo se puede decir de Robben y Coman, estos dos equipos adicionalmente no tienen miedo de tomar riesgos, de ser atrevidos, dentro de sus sistemas, los técnicos se han encargado de dar libertades a sus atacantes, libertades con las que no cuentan Rooney, Memphis, Mata, Martial y cualquier otro jugador ofensivo en el Manchester United.

Louis van Gaal ha demostrado que puede hacer que un equipo con posesión tenga dinámica y pueda hacer goles, no hay que ir muy lejos para buscar un ejemplo, la temporada pasada, el United tuvo una racha de partidos importantes en los cuales venció a Tottenham, Liverpool y City, teniendo la pelota, con asociaciones por izquierda con Blind-Fellaini-Young y por derecha con Valencia-Herrera-Mata. En ese momento se anotaron goles, se crearon oportunidades de gol y en general, el público vio a un equipo con una forma de jugar agradable y efectiva, pero esta temporada ha preferido un estilo pragmático con un doble pivote fijo para resguardar mejor la pelota y blindar a su defensa, esto de momento ha dado solidez al equipo, pero a la vez, ha conllevado a una falta de peso al momento de ir al frente.

El Manchester United está a tan solo un punto del Manchester City en la Premier, el escenario en Champions es un poco más complicado, necesitan ganar al Wolfsburg en Alemania para asegurar la clasificación, el empate les puede servir pero dependen de lo que haga el PSV ante el CSKA, con este panorama y la inconformidad que existe en la hinchada por como juega el equipo, una posible eliminación de Champions, puede ser el punto de quiebre entre la afición y el técnico, en caso de que eso pase, la directiva podría evaluar de manera distinta la continuidad de Louis van Gaal como técnico de los diablos rojos de Manchester, lo cual dejaría al club, nuevamente con un panorama de incertidumbre. La solución no parte por la salida del holandés, Van Gaal es un tipo preparado que ha demostrado que sus métodos funcionan en equipos top, quizás la respuesta viene por entender un poco la plantilla que tiene y soltar un poco más a sus jugadores más creativos, dejar que se expresen, esto le puede generar beneficios, salir un poco de la intransigencia en la que se encuentra pues material tiene para hacer que este equipo juegue mejor y convenza a su exigente hinchada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados