Balonmano

article title

Maldita seas, Francia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Pasó en diciembre en el Mundial de Dinamarca y volvió a suceder ayer en Río de Janeiro. Ese dicho tan conocido de que ‘el hombre es el único capaz de tropezar dos veces en la misma piedra’ se repitió. España quedó apeada de la lucha por las medallas en los Juegos Olímpicos contra Francia en la prórroga y en los cuartos de final.

La primera parte de la selección española fue impresionante. Rozando la perfección. Silvia Navarro estuvo increíble en la portería, la defensa funcionó como un acordeón y Nerea Pena fue la líder en ataque. Las estrellas galas fueron incapaces de hacer daño al entramado defensivo de las guerreras. Al descanso, España dejó a su rival con solo cinco goles en el marcador en 30 minutos. Ventaja de siete tantos (12-5) para las pupilas de Jorge Dueñas.

El guión cambió completamente en la segunda mitad. Francia despertó y aparecieron sus mejores jugadoras para intentar revertir la situación. Pineau cogió la mochila de la responsabilidad, Lacrabere empezó a soltar su magnífico brazo izquierdo y Dembélé hizo daño desde el extremo izquierdo. A todo esto, hay que añadir la descalificación de Eli Chávez cuando España tenía ventaja. La pivote canaria es fundamental tanto en defensa como en ataque. Primero se redujo el margen a cuatro para, en un acelerón final, empatar la contienda a 23 goles.

LEER MÁS: Todo lo que debes saber del 11º día de Rio 2016 en 16 datos 

En el tiempo extra nervios y tensión. Francia venía con la moral alta tras verse fuera de semifinales y España andaba algo tocada. Como suele suceder cuando la igualdad es máxima, los detalles son los que declinan la balanza hacia un lado u otro. Un tiro de Macarena Aguilar tocó los dos palos pero no acabó entrando. Y en el último ataque de España, con 26-27 en contra el electrónico, una Nerea Pena que había estado inspirada durante toda la tarde, que había anotado 13 goles (el 50% del total), falló la ocasión que, de haber entrado, habría supuesto alargar el encuentro.

A la conclusión, derrota y mucho llanto entre las jugadoras de la selección española. En el banquillo, rostro de incredulidad de Jorge Dueñas. Otra vez Francia. Maldita seas.

CqAhm4uWAAALTeg.jpg-large

Los críticos al seleccionador nacional afirman que este equipo tiene un plan A definido pero que, cuando se tuercen las cosas, el plan B brilla por su ausencia. Al margen de criterios técnicos, lo cierto es que España no volverá a repetir la medalla de bronce obtenida hace cuatro años en los Juegos Olímpicos de Londres.

Por otro lado, señalar también que el criterio de las colegiadas rusas Alpaidze y Berezkina fue diferente para ambos conjuntos. España recibió ocho exclusiones de dos minutos y tarjeta roja descalificatoria (Eli Chávez) mientras que Francia solo recibió dos exclusiones. Sobre esto se quejó, una vez concluida la contienda, la portera Silvia Navarro en el programa ‘El Larguero’ de la Cadena SER.

A partir de ahora toca reflexionar y recapacitar. Habrá que determinar, en primer lugar, si Dueñas continúa en el banquillo. Y también ver si siguen todas las jugadoras que han ido a Río de Janeiro o si alguna deja el barco para dejar paso a integrantes más jóvenes provenientes del equipo júnior o universitario.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados