Se habla de:

EURO 2016

article title

Maldiciones de la Eurocopa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El verano futbolístico está marcado por tres competiciones de selecciones. La Copa de Oceanía que por primera vez visita Papúa Nueva Guinea, la Copa América Centenario que es lo especial que indica su nombre celebrándose en Estados Unidos y con 16 equipos y la Eurocopa de Francia que empieza este 10 de junio y termina en un mes exacto.

La Eurocopa también estrena formato de competición. Por tercera vez en la historia se aumenta el número de participantes (en 1980 se pasó de cuatro a ocho, en 1996 a 16 y ahora a 24) y se introduce la ronda de octavos de final.

Debutarán cinco países (Albania, Irlanda del Norte, Islandia, Gales y Eslovaquia), récord histórico, pero el motivo del artículo es otro bien distinto, las diferentes maldiciones a lo largo del torneo.

 

Sin victorias (y sin ventaja)

A la espera de lo que puedan hacer los debutantes –que alguno acabará sin triunfos– cuatro equipos no han ganado nunca ningún partido de Eurocopa. Y son Austria, Eslovenia y Letonia (con una participación) y Polonia que ha participado en las dos últimas ediciones sin ganar a nadie, además de la situación especial de la Comunidad de Estados Independientes, sucesora de la Unión Soviética que fue quien se ganó la plaza, en 1992 donde acabó sin victorias.

Los polacos, que no debutaron hasta 2008 cuando ya llevaban cinco Mundiales a sus espaldas, han perdido ante Alemania, Croacia y Chequia y han empatado, siempre a un gol, ante Austria, Grecia y Rusia.

Peor que no ganar a nadie es ni siquiera ir por delante en ningún partido. Y eso sólo le ha ocurrido a Austria en toda la historia de la Eurocopa. Los austriacos, que sólo han jugado la competición como anfitriones en 2008, perdieron por la mínima ante Croacia y Alemania y empataron un marcador adverso ante Polonia.

 

Maldito debut

Inglaterra ha empezado con mal pie todas sus Eurocopas. Cuando se empezaba directamente en eliminatorias perdió en semifinales de 1968 ante Yugoslavia y ya con fases de grupos ha tenido tres derrotas y cuatro empates desde entonces. Los ingleses han sido incapaces de comenzar ganando incluso como anfitriones (1-1 ante Suiza en 1996), marcando el primer gol del partido (cinco veces lo hicieron para acabar perdiendo dos y empatando tres) y hasta con ventaja al descanso (Suiza le empató en 1996 y Francia le remontó en 2004).

 

Me quedo en fase de grupos

De los nueve países que no han superado nunca una fase de grupos sobresale Suiza que no ha tenido éxito en ninguno de sus tres intentos. Los suizos debutaron con un esperanzador empate ante Inglaterra en Wembley en 1996 pero luego perdieron seis de sus siete siguientes partidos (y sufrieron tres eliminaciones) hasta que se despidieron de la Eurocopa donde fueron organizadores, la de 2008, con un intrascendente triunfo ante Portugal por 2-0.

 

Primer cruce y a casa

Dos equipos comparten el haber sido eliminado siempre en el primer cruce en más de una ocasión, Croacia y Suecia.

Los croatas, tras un brillante estreno en 1996, goleada al campeón Dinamarca incluida, perdieron ante Alemania, a la postre campeona, en cuartos. Y doce años después se le aparecieron los fantasmas cuando Turquía obró el milagro de mandar el partido a los penaltis, y ganar allí, en el último segundo de la prórroga.

Por su parte Suecia, el 11º país con más partidos en el torneo, cayó en las semifinales de 1992 ante Alemania siendo anfitrión y en los cuartos de final de 2004 por penaltis ante Países Bajos.

 

Las finales se pierden

El equipo con más finales perdidas es la Unión Soviética que cayó tres veces en el partido decisivo, 1964 ante España en Madrid, 1972 ante Alemania y 1988 ante Países Bajos. Pero los soviéticos ya se habían quitado el gafe ganando la primera final de la historia, en París en 1960, ante Yugoslavia en la prórroga.

Y son precisamente los yugoslavos los que han jugado más finales perdiéndolas todas. Y en ambas se avanzaron en el marcador y se jugó prórroga. En 1960 les condenó un gol de Ponedelnik a siete minutos del final del tiempo extra y ocho años después en Roma Italia forzó el desempate marcando a diez minutos del final y en la repetición del partido jugado dos días después los yugoslavos perdieron por 2-0.

 

No sé remontar

Todo un campeón de Europa es el país que más partidos ha jugado sin remontar para ganar un marcador adverso. Grecia, ausente de Francia 2016 por una nefasta fase de clasificación bajo la dirección de Claudio Ranieri (ahora de actualidad por obrar el milagro del título liguero del Leicester City), no ha ganado ninguno de los nueve partidos en los que recibió el primer gol (ni de los diez en los que fue perdiendo). De todos ellos sólo uno corresponde a un partido eliminatorio, los cuartos de final de 2012 que los helenos perdieron por 4-2 ante Alemania.

 

Malditos penaltis

Aunque Inglaterra ganó su primera tanda de penaltis, en cuartos de 1996 ante España, su presencia en esta lista negra es inevitable porque los ingleses han sido eliminados en tres ocasiones por penaltis. La primera fue en su Eurocopa, semifinales de 1996 ante Alemania, en la ronda siguiente de cargarse a España, y luego volvieron a perder en los cuartos de 2004 (ante Portugal) y en los de 2012 (ante Italia en un partido sin goles).

Pero Inglaterra no está en la lista de los que han perdido todas sus tandas, lista que se reduce a dos equipos, Suecia y Croacia y con una sola derrota. La de los suecos fue en cuartos de 2004 ante Países Bajos y la de los croatas en los cuartos de 2008 ante Turquía, derrotas ya comentadas en la maldición de los cruces.

 

Descarga AQUÍ la #GuíaSphera de la EURO 2016 

portada

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados