Se habla de:

Espanyol

article title

Málaga 0-1 Espanyol: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En La Rosaleda se cerraba la Jornada 18 del Campeonato Nacional de Liga en un encuentro que medía fuerzas entre el conjunto local, un Málaga CF con urgencias clasificatorias, y el RCD Espanyol, con menor necesidad de puntos al mantener un margen de cinco puntos sobre el descenso, aunque con la posibilidad de acercarse a Europa en caso de conseguir arrancar una victoria en la Costa del Sol. Los malagueños, con Míchel caminando sobre la cuerda floja durante toda la temporada y con bajas importantes, especialmente la de Rolan, sostenían una necesidad de victoria que podría llevarles a lo mejor, alimentados por el hambre, o a lo peor, atenazados por la presión. Una situación diametralmente opuesta a la de los pupilos de Quique Sánchez Flores, que podrían tratar de aprovechar los nervios locales.


Con una grada desangelada a causa de las inclemencias climatológicas sufridas en la capital malagueña durante el día, arrancó el encuentro que, como el ambiente, fue frío en cuanto a ritmo en los primeros compases. Quizá esa anodina dinámica fue lo que aprovechó el conjunto perico para conseguir adelantarse en el marcador cuanto apenas habían transcurrido cinco minutos de encuentro. Una internada por la derecha terminó con un centro al área que buscó al alumno aventajado. Sergio García ganó el espacio a la defensa y cedió con la cabeza hacia la llegada desde segunda línea de Sergi Darder, que tuvo tiempo para acomodarse el esférico y batir con un disparo raso y seco a Roberto. Un golpe psicológico para el conjunto andaluz, un Málaga que pese a que trataba de reaccionar, parecía atenazado por una depresión que no le permitía tan siquiera gozar de oportunidades para tratar de igualar la contienda. Así, con los de Quique conservadores con su favorable resultado, y los de Míchel impotentes y deprimidos, se alcanzó el descanso en el que el técnico malaguista tendría trabajo para convencer a sus pupilos tanto futbolística como psicológicamente de una remontada necesaria.

El arranque de la segunda mitad no parecía demasiado esperanzador para los locales, y es que el ritmo continuaba siendo el que interesaba al Espanyol, mientras el Málaga no terminaba de encontrar las vías para dañar la defensa rival. Sin embargo, con el paso de los minutos comenzó el equipo local a volcar el juego sobre la parcela rival y paulatinamente los de Quique parecieron renunciar al ataque, para dedicarse a defender el gol que les daba la victoria, conforme los blanquiazules iban ganando metros y el dominio absoluto del juego. Las ocasiones, sin embargo, no llegaban, así que Míchel decidió dar ingreso a Borja Bastón y Ontiveros primero y a Juanpi después. Quedaban veinte minutos para el final, todo o nada. Quique por su parte también movió ficha y por partida doble. La lesión de Víctor Sánchez provocó la entrada de Didac Vila mientras que a continuación daría entrada a Piatti por Baptistao, consciente de que poco a poco las opciones de contragolpear y sentenciar el encuentro irían apareciendo. Exactamente así fue. El Málaga continuó llevando el peso del encuentro, sin encontrar apenas rendijas en el entramado defensivo perico, mientras que Piatti estuvo cerca de crear una ocasión fantástica que tuvo que abortar Dieego González con una falta en la frontal. Ya de lleno en los últimos diez minutos, los locales tocaron arrebato, Ontiveros y Juanpi dieron mordiente a su equipo y el peligró merodeó a Pau López, aunque sin exigirle más allá de balones que rondaban el área sin terminar de encontrar rematador. Terminó volcado el conjunto malaguista sobre el marco perico, aunque sin encontrar un premio que quizá sí terminó mereciendo por empuje aunque no encontró por ausencia de pegada y por la enorme labor defensiva de su rival.

LO MEJOR: la seriedad defensiva del Espanyol, que unida al destello inicial de Sergio García terminó decidiendo el encuentro y otorgando la primera victoria a domicilio de la temporada a los de Quique Sánchez Flores.

LO PEOR: la escasa pegada malaguista. El conjunto andaluz es un equipo con alma, con compromiso, aunque frágil mentalmente y vulnerable. Ello nubla su capacidad creativa y le condena semana tras semana.

JUGADOR SPHERA (MVP): Darder

Las notas (de aplicación en Ligas Futmondo)
Málaga:

XI Inicial:Roberto (5), Diego González (5), Miquel (5), Luis Hernández (5), Rosales (6), Iturra (4), Recio (6), Keko (4), Chory (5), Peñaranda (4), En-Nesyri (5)

Suplentes:Borja Bastón (5), Ontiveros (6), Juanpi (5)

Espanyol:

XI Inicial:Pau López (6), Aarón (6), Hermoso (6), David López (5), Javi López (6), Fuego (5), Darder (7), Víctor Sánchez (5), Baptistao (5), Sergio García (7), Gerard Moreno (6)

Suplentes:Didac Vila (5), Piatti (6), Granero (s.c.)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados