Tenis

article title

Magia británica en Madrid

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El 10 de mayo de 2015 será un día que Murray no olvidará. El británico ha anulado a Nadal en la final del Mutua Madrid Open. Borrado de la pista. Sin opción de réplica. El escocés es el nuevo campeón del Masters 1000 de Madrid, tras ganar a Nadal 6-3 6-2 en menos de hora y media. Murray se ha doctorado en tierra, tras casarse hace unos días.

La final se presentaba muy atractiva. Murray venía de anular a Nishikori, finalista en 2014 y muy fuerte en tierra este año. Nadal, de hacer una gran semana, mejorando su nivel cada partido según subía la exigencia del rival. El ambiente en la Caja Mágica era propio de una final de Masters 1000, propiciado lógicamente por la presencia de Nadal en ella, cosa que no ocurría desde Roma 2014.

El partido tuvo en su prolegómeno la entrega de una tarta al director del Mutua Madrid Open, Manolo Santana, que este domingo ha cumplido 77 años. Tras el acto, han tomado el protagonismo el tenis, los dos finalistas, el espectáculo. El deporte.

 

 

Seguramente, ninguna de las 12.500 personas que llenaban la Caja Mágica se esperaba el inicio de partido. Quizás no tanto por el nivel mostrado por Murray, sino por el inicio de Nadal. En su primer juego, 0-40 con tres bolas de break en contra. Salvada la primera, la segunda ha sido el comienzo de un mal día en la oficina.

Llegados al 3-0, el partido se ha igualado un poco, si es que en algún momento de la final se puede hablar de igualdad. “De el 3-0 al 6-3 ha sido el único momento del partido en que creo que he jugado un poco mejor que Murray” así se expresaba Nadal ante los medios de comunicación tras el partido. Y es la verdad. En estos 6 juegos, el español ha tenido hasta tres opciones de rotura, que no ha podido aprovechar. Especialmente relevante se antoja ahora la primera de ellas, en la que Nadal ha atacado pero la bola se ha querido ir por centímetros. Esos que separan el triunfo del fracaso.

Tras el primer set, borrón y cuenta nueva para Nadal. Y Murray a seguir a lo suyo. Y el inicio del segundo parcial ha sido casi peor que el primero. De un momento a otro, dos nuevas roturas para Murray que se ponía 4-0 arriba. El escocés metía las bolas donde quería. Nadal, con un revés inexistente, los demás aspectos de su juego se veían muy debilitados. A partir del 4-0, al igual que tras el 3-0 del primer set, ha existido algo más de igualdad, pero ya era demasiado tarde. Un excelente Murray, terminaba con un errático Nadal que no ha tenido su día.

 

 

El marcador final, 6-3 6-2 para Andy Murray, que consigue el segundo título en tierra de su carrera, el segundo en 7 días. Nadal, con esta derrota, suma 600 puntos para la Race To London, pero pierde hasta 400 puntos para el ranking ATP lo que le relega a la 7ª posición. La intención ahora es no llegar al cuadro de Roland Garros más allá del 8º. En caso contrario el nivel del rival podría ser top 8 demasiado pronto.

Cerramos así una semana, 10 días, en la Caja Mágica, que han sido espectaculares. Un torneo que año a año crece, se desarrolla y desde hace años es la referencia del tenis en España. Y por supuesto, un placer difícil de expresar en palabras, haberlo vivido desde dentro, desde las entrañas de esta Caja Mágica. Volveremos el año que viene. Porque aquí hay magia.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados