Brasil

article title

Lyanco, el central que tiene enfrentadas a Serbia y Brasil

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El nombre de Lyanco salió a la palestra a principios de año. Aún con 19 años, el chico, de un intimidatorio 1’88m de altura y un físico portentoso que no cuadraba con su edad, dominaba a su antojo el área de Brasil en el Sudamericano Sub20 en el que el combinado de la verdeamarelha dejó mucho que desear. El central arrancó el torneo como jugador del Sao Paulo brasileño, pero era obvio que no iba a pasar mucho tiempo hasta dar el salto a Europa debido a su rápida adaptación a la Serie A brasileña y a lo que estaba mostrando en la cita con la selección.

Lyanco Vojnovic (1 de febrero de 1997, Vitoria, Brasil) posee la nacionalidad serbia por sus antepasados. Su abuelo huyó de los balcanes en plena Segunda Guerra Mundial cuando solo tenía siete años. Acabó en Brasil. Por eso, el chico aún no ha decidido si jugará con Brasil o con Serbia. Lo ha hecho con los europeos en la categoría Sub19 y probó con Brasil en la Sub20. Parece que seguirá su carrera con la canarinha, pero aún no ha cerrado ninguna puerta y él mismo confirmó que no ha ligado aún su futuro a ninguna selección. Y eso que con 18 años Brasil le invitó con la absoluta para jugar un partido oficial y así cerrar el culebrón a las primeras de cambio, pero el central no quiso precipitarse y declinó la oferta. La que no parece tener opciones es Portugal, pues por parte materna, Lyanco podría adquirir también el pasaporte luso.

Hoy juega en el Torino, que se anticipó a su eterno rival, la Juventus, y al Atlético de Madrid, quienes parecían en una pugna única por su fichaje. Dice mucho de un futbolista en ciernes que sean Atlético y Juve los equipos que se fijen en ti, pues son posiblemente los dos equipos de Europa con mejor rotación de centrales en el último lustro: Barzagli, Chiellini, Bonucci, Benatia, Rugani, Godín, Giménez, Alderweireld, Savic, Lucas… El caso es que fueron los granotas los que se anticiparon al fichaje cuando parecía estaba cerrado por el vecino.

Lyanco inició su carrera en Fluminese a los diez años, luego pasó por Botafogo, pero rápido pasó a las filas del Sao Paulo y ahí quemó etapas a una velocidad vertiginosa. Antes de cumplir los 18 llamó la atención de todos los clubes del país y también del Milan, que no pudo acometer su traspaso pues todavía no tenía en regla la nacionalidad serbia. Él, además, sentía que debía crecer aún en su Brasil natal. Es un central contundente, que hace gala de una superioridad física impropia para un chico de su edad. Da más aspecto de serbio que de brasileño. Es más potente que preciso. Es más Vidic que David Luiz. El caso es que sus maneras, sus hechuras, su corte, su toque y hasta su apariencia recuerdan mucho a Piqué a su edad, al primer Gerard Piqué que empezaba en el Barcelona, o incluso a aquel que jugó poco en el Manchester United y pasó un curso también cedido en Zaragoza. Lyanco sale bien con la pelota desde atrás en carrera con zancada amplia. Por eso le comparan en Brasil con Lucio, aunque sus internadas en campo propio ni se acercan en frecuencia a las del ex jugador del Inter de Milán.

(Getty)

Lyanco es un jugador que entra por los ojos sin siquiera verle tocar el balón. Tiene ese algo de futbolista que desprende su sola presencia sobre el verde. Su adaptación a Europa va a fuego lento. Llegó en verano con una lesión menor y tras varios partidos en el banquillo al fin le llegó la oportunidad de titular. Se volvió indiscutible al lado de N’Koulou los siguientes tres partidos hasta que una lesión de tobillo le volvió a dejar KO un mes. Ahora ha perdido su sitio en favor de un veterano como Burdisso, pero por una simple cuestión de veteranía y de lógica, no tardará en volver a hacerse con el puesto. La total seguridad de que el Torino es un equipo de mitad de tabla que se puede permitir experimentar va en favor de su adaptación.

Además de su portentoso físico y de sus salidas desde atrás, Lyanco puede hacer gala de un gran envío en largo y de un buen remate de cabeza en el balón parado. Una faceta que en lo ofensivo es un plus. Por eso, en Turín algunos se atreven a llamarle ‘El nuevo Glik’, que una temporada antes de irse al Mónaco logró ocho goles siendo central. Con el balón en los pies posee la calidad de los centrales contemporáneos. De hecho, su debut en Primera División Brasileña lo hizo como mediocentro, compartiendo medular con Ganso. Su técnico entonces, Osoria, creía que tenía la calidad suficiente para jugar desde el medio. Ventura, que ya no está en el cargo de seleccionador, estuvo hace unos meses investigando su pasado y constató que en ese mejunje cultural en su árbol genealógico el chico también posee antepasados italianos y que podría solicitar el pasaporte italiano si se decidiese a jugar para Italia, aunque de momento no parece una opción cercana. Pero nunca se sabe.

Como dato curioso, guarda parentesco con Maycon, jugador del Corinthians que se acaba de proclamar campeón de la Serie A. La hermana de Lyanco y el jugador del Timao son pareja, por lo que ambos futbolistas son cuñados y esto está ejerciendo de ancla para que Maycon, que tiene ofertas de equipos españoles, prefiera recalar en Italia, donde incluso el propio Torino ha mostrado interés.

Mihajlovic, técnico del Torino, ha admitido que el jugador aún debe crecer antes de sentar nuevamente a Burdisso, que está en un gran estado de forma. No hay equipo grande de Europa que no haya apuntado su nombre en una libreta ya. Lyanco ahora está en la fase de crecer, jugar partidos, foguearse y acabar convirtiendo ese valor de futuro que es en el central de tronío que se antoja va a ser. Todo hace indicar que este fin de semana empezarán sus oportunidades, después de que el técnico le probara en el once titular en el último entrenamiento a puerta abierta. Allí, Lyanco fue de los más aclamados. Su valor de futuro le hace ser uno de los favoritos de la grada. Durante toda la semana, Mihajlovic ha seguido insistiendo con él junto al camerunés. Pese a no llevar más que unos meses en el equipo, en el Torino ya se planea blindar al jugador con una mejora de contrato que llevaría implícita una cláusula de rescisión alta.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados