Fútbol alemán

article title

Luz en la selva negra

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Todo puede cambiar en cualquier momento, todo puede dar un giro inesperado que trastoque todos tus planes de futuro y como en el fútbol pasa, un partido puede hacer que eso ocurra. Pero del mismo modo que puede trastocarlos, otro partido puede devolverte aquella alegría que pudo inundarte en otro momento, ya que el fútbol casi siempre te devuelve aquello que en otro momento te pudo quitar. Por todo esto ha pasado los miles de aficionados del Freiburg en apenas un año.

Ya queda en el recuerdo, apenas unas pinceladas en la mente de la afición, de aquel 23 de mayo de 2015 en el HDI Arena, última jornada de Bundesliga donde dos equipos luchaban por la salvación, se disputaba el Hannover-Freiburg. Tras una jornada anterior donde el equipo vencía ante su público al Bayern München, las expectativas para ese partido eran gigantescas, pero la dura realidad les golpeó y cayeron en su visita a Hannover por 2:1 consumando el descenso de categoría. Esta vez no fue un descenso cantado como el de la temporada 2004/05, sino que estuvieron luchando por salvarse durante todo el año, lo que probablemente hicieran que el golpe fuese mucho mayor.
 

 
Pero de los golpes se aprenden, al menos eso dicen, y el Freiburg tenía claro que quería volver a la máxima categoría del fútbol alemán lo antes posible, sin pasar 4 años como en su anterior descenso. Llegaron muchos jóvenes al equipo tras las muchas bajas del equipo, donde la mayoría de jugadores se repartieron por los diferentes clubes de Bundesliga: Bürki al B. Dortmund, Mehmedi al B. Leverkusen, Schmid al Hoffenheim, Darida al Hertha Berlin, Sorg al Hannover, los más significativos. Pero quien se quedó fue Christian Streich, que no dejó el banquillo pese al descenso y devolvió esa confianza mostrada en él haciendo del SC Freiburg el rival a batir esta temporada en 2.Bundesliga, con un equipo muy ofensivo liderado por Petersen, fichado en propiedad del Werder Bremen, y el joven Grifo, fichado del Hoffenheim, con más de 30 goles y 20 asistencias entre ambos. Desde el primer momento dejaron bien claras sus intenciones a los equipos rivales y comenzaron a ganar partidos con autoridad, llegando al parón invernal en primera posición y sufriendo tan solo 3 derrotas. Nadie dudaba de que era el claro aspirante al ascenso junto al RB Leipzig, con el que ha tenido una dura pugna en la parte alta de la clasificación durante toda la segunda vuelta. Y a falta de 3 jornadas, consiguieron el tan ansiado ascenso a Bundesliga.

¡Bienvenido a Bundesliga!

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados