article title

Luke Shaw, algo más que una simple realidad

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Alex JIMÉNEZ – La del miércoles fue una noche feliz para Inglaterra. Su selección nacional venció 1-0 en Wembley a Dinamarca y dejó buenas sensaciones de cara al asalto a la Copa del Mundo que comienza dentro de tres meses en Brasil. Pero hay una ciudad británica que vivió con especial alegría ese partido. No es Londres, tampoco Manchester, ni Liverpool. Se trata más bien de Southampton. Y no porque ante Dinamarca fuesen convocados por primera vez en la historia cuatro jugadores saints para la absoluta inglesa. Tampoco porque se pudiese ver en el campo una nueva exhibición de su estrella, Adam Lallana, que también, sino porque en el estadio inglés por excelencia, se estrenó con los pross y con solo dieciocho años su gran diamante en bruto, Luke Shaw.

Mediada la primera parte y con empate a cero en el electrónico, Roy Hodgson ya tenía en mente su primer movimiento para romper la defensa danesa. Quería más verticalidad por banda, y al descanso del partido, no le tembló el pulso para hacer debutar al joven lateral saint, con el ‘12’ a la espalda, y sentar a Ashley Cole. Como tampoco le tembló en su momento a Nigel Adkins para darle la alternativa en el flanco zurdo del Southampton en detrimento de Danny Fox. Entonces el chico tenía diecisiete añitos recién cumplidos, pero el desparpajo y la ambición necesaria para comenzar a labrarse un nombre mundo del fútbol.


Shaw tiene opciones más que serias de acudir a Brasil con Inglaterra | Getty

Los avances de Luke han seguido una progresión desproporcionada desde su llegada a la que hoy es su ciudad hace más de diez años. Creció en Surrey, al sur de Londres, y fue un niño con auténtica devoción por los colores del Chelsea, en cuya escuela de Guilford, a poco más de seis kilómetros de su ciudad, consiguió entrar a los ocho años. Shaw se convirtió entonces en el chico más feliz del mundo, pero poco le duró su sueño. El equipo de su corazón decidió prescindir de él solo unos meses después, y entonces el Southampton acudió a su rescate. El chaval comenzó entonces a crecer a marchas forzadas en la Saints Academy y desde bien pequeño se vaticinaba que a su potencial sería imposible ponerle techo.

Lo cierto es que Shaw siempre ha sido un chico adelantado a su tiempo. Con quince años, su primero como juvenil, ya era indiscutible con los Sub18 saints. Al año siguiente, debutaba con el primer equipo en FA Cup ante el Milwall, y pocos meses después, en la temporada de retorno del Southampton a la Premier, no tuvo ningún pudor para adueñarse del flanco izquierdo del equipo. Desde entonces, ha experimentado un desarrollo intratable que le ha convertido en uno de los ídolos modernos de la ciudad del Titanic con pleno merecimiento.

Se trata de un futbolista distinto. Un lateral rápido, habilidoso y con grandes facultades para atacar, pero también un defensor serio, concentrado y solidario. Ha decidido seguir la estela de Lallana y crecer en el equipo que le dio la oportunidad de forjarse un nombre en el fútbol hasta llegar a debutar con los pross, sustituyendo precisamente a su gran ídolo desde pequeño. Cosas de la vida. Cuando Ashley Cole se enfundó por vez primera la elástica de los Three Lions, Shaw tenía solo cinco años. Ayer, le reemplazó sobre el césped de Wembley. Casi nada.


Luke Shaw es el nuevo talento de la prolífica cantera del Southampton | Getty

Luke es un chaval sensato, con una madurez impropia de su edad. Se trata del último gran producto de la gran cantera de Staplewood (junto a su gran amigo y compañero de aventuras Ward-Prowse, cuyo crecimiento ha ido casi en paralelo al suyo), y personifica a la perfección los valores implícitos del Southampton Way de Cortese que abandera el club: humildad, trabajo y compañerismo. Así lo ejemplificó el pasado sábado tras el partido ante el Liverpool cuando, a su salida del St. Mary’s, fue recibido por decenas de aficionados saints que querían un simple autógrafo o una foto con su nuevo internacional. El joven atendió con la mejor de sus sonrisas a todos y cada uno de ellos. Como cada fin de semana. Como cada día.

Ofertas para salir de la ciudad de Hampshire no le han faltado. El Manchester United lleva mucho tiempo llamando a su puerta, pero el joven lateral ha dejado claro que, al menos de momento, no quiere abrirla. No esconde, sin embargo, su apego por los colores del Chelsea, cuyo entrenador, José Mourinho, le ve como el verdadero sucesor de Ashley Cole en todos los sentidos, pero también está muy agradecido a la ciudad que le ha visto hacerse grande como futbolista.

Quedan poco más de tres meses para el Mundial. Shaw ha irrumpido por vez primera en los planes de Hodgson justo en la última lista antes de la cita. Es casi quince años más joven que Cole y diez que Baines, los dueños de la banda izquierda inglesa por excelencia. Pese a su juventud, tiene ya mucha experiencia y recorrido, y no sería de extrañar que pudiese dar la campanada para seguir demostrando sus credenciales. De momento, ya se ha presentado ante el mundo y ha dejado más que claro que su proyección no tiene límites.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados