Fútbol inglés

article title

Lukaku, ¿lealtad o riesgo?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Estamos ya en agosto y el Everton sigue sin soltar a ninguna de sus jóvenes promesas. Koeman sabe lo importante que es para su proyecto contar con Stones (lo tiene casi hecho con el City), Barkley y Lukaku y jugará todas sus cartas con tal de convencerles. Dinero hay, ¿habrá proyecto ilusionante?

El Everton tiene, por plantilla, un equipo capaz de competir por puestos europeos en la Premier. Por ello, las dos últimas campañas han sido tan decepcionantes para la hinchada: un equipo con una columna vertebral del talento de Stones-Barkley-Lukaku no puede permitirse unos resultados como los recientes. La campaña pasada, sin ir más lejos, el Everton registró sus peores números en casa de la historia. Aunque lo que más duele, al final, son los ya 20 años sin títulos, algo que agota la paciencia tanto a jugadores como, especialmente, afición.

 

 

En este contexto, los más jóvenes empiezan a ver con buenos ojos un cambio de proyecto. Y Lukaku, quien cree aspirar a más, es uno de ellos.  Tal es su situación en el club que ni siquiera en la última jornada se paró a saludar a los fans que le aguardaban en el páking de Goodison Park, cosa que sí hicieron, como es lógico, sus compañeros. Muchos le quieren y los cheques en blanco no juegan a favor del Everton.

Lukaku (60), pese a su cuestionada irregularidad, solo ha marcado menos goles que Agüero (79) desde la temporada 2012/13 en la Premier. Por ende, es una garantía de gol, razón de sobra para levantar el interés de equipos necesitados en esta faceta. De hecho, muy pocos de los delanteros considerados top habían marcado más goles que él con sus respectivos clubes a la edad de 23: solo Ronaldo (197), Raúl (145), Messi (127) y Agüero (124) suman más que sus 119. Atrás quedan, entre otros, los Cristiano Ronaldo (110), Luis Suárez (107), Rooney (100), Lewandowsky (88), Higuain (79), Ibra (65), Henry (57) o Drogba (15). Si sigue progresando y gana en regularidad su futuro puede ser exitoso.

 

 

La decisión no es sencilla y solo le queda ya este mes. Dejar el Everton, el equipo de la gente y el que apostó por ti en su momento, cuesta. Marchar, además, tampoco garantiza el éxito: el Chelsea, el equipo que más suena, tampoco jugará Liga de Campeones. En cambio, la falta de fichajes ilusionantes ayuda y los recientes resultados igual. Lukaku debe hacer balance y decidir, mientras Koeman debe agotar todas sus opciones. Lukaku bien vale un esfuerzo, al igual que el Everton merece lealtad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados