FC Barcelona

article title

Luis Suárez, un grito al cielo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Como todos los uruguayos, toditos, yo nací gritando goldecía el gran Galeano, un mendigo del buen fútbol. Desde su Salto, tierra natal hasta su Barcelona, no ha parado de gritar. Cada domingo, en un intervalo de 90 minutos siempre le hemos escuchado. Luis Suárez no se esconde. Su presencia es total, su juego rinde culto al cuerpo y su olfato se ha vuelto exquisito. Y después besa su brazo y su mano, la misma que salvó a Uruguay. Un país diminuto donde todos gritan es colindante a gigantes como Brasil o Argentina. En Uruguay la pasión por el fútbol es total, Suárez a sus 28 años es ya patrimonio nacional y por mucho que la FIFA lo esconda, le prive de la gloria y no lo quiera señalar, Suárez, a día de hoy,  es el mejor nueve mundial.

El Barcelona no se cansa. Cada entrenador que pasa por Can Barça envejece a pasos agigantados, quizá sea el precio a pagar por mantener el nivel en su totalidad y no perder un ápice de competitividad. A estas alturas, después de más de un lustro de dominio mundial no ha habido un bajón, ni crisis interna, únicamente se compara quien dio más, quien gusto más, si el fútbol de Guardiola o el de Luis Enrique. Nadie asusta, están invictos en 27 partidos seguidos a uno de la marca histórica del club. Han arrasado en la capital, han arrebatado el liderato al Atlético y humillado al Valencia y siempre Suárez. Compartiendo ‘pichichi’ con Ronaldo, la diferencia es brutal, mientras el luso anota incluso machaca a los rivales de media-baja tabla, Suárez es diferencial. Ha anotado ante cualquiera que ostentaba amenazar la imbatibilidad de este Barça, sin Messi durante un largo periodo de tiempo, su asociación con Neymar le ha servido ya no para sobrevivir sino para mejorar. Las cifras son mejores que nunca y Lucho va camino de superarse.

Captura de pantalla 2016-02-04 a las 21.38.36

 

Ante el Valencia fue exhibición a sangre fría, con maldad. Disparó 5 veces, 4 a puerta y las 4 fueron dentro y con hueco para el postre, sirvió a Leo una vez más. Es el único jugador que ha marcado un hat-trick en tres competiciones diferentes esta temporada. A estas alturas supera las mejores temporada de Eto’o, Ibrahimovic o Villa y a escasos gritos tiene superar a Ronaldo que en su único año en Barcelona anotó 37 por los 35 del charrúa.

Si Messi es de oro y Neymar lo será, Suárez es el amigo que nunca les dejará. “Ni por todo el dinero del mundo”, comentó el jugador recientemente. Es feliz, acompaña a dos estrellas mundiales y sus cifras solo hacen que mejorar. Ambas estrellas, argentino y brasileño, se acordaron del tercer compañero en la gala del Balón de Oro celebrada el pasado mes de enero. Todos le echaron en falta. Si no fue suficiente con anotar en su primer Barça vs Real Madrid (Camp Nou), desequilibrar tablas en Berlín y anotar cinco en el Mundial de Clubes, Suárez quiere más. Con 35 en 33 con mucha tranquilidad, Lucho va subiendo en silencio. Su hambre es voraz. Hay quien pueda pensar que es valentía y una pizca de resquemor. Tú lo sabes, él lo sabe, ansia ganar a la banca, bañarse en oro, volver a nacer y poder gritar.

luis-suarez-xxxv-conquistador-1454589842921

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados