FC Barcelona

article title

Luis Enrique vs Zinedine Zidane: choque de estilos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Prácticamente idénticos en sistema, pero muy diferentes en estilo de juego y filosofía. Ninguno revolucionario, pero ambos atrevidos y ambiciosos. Ambos llegaron con presión tras la marcha de entrenadores que fracasaron y ambos han conseguido acomodarse y originar una crítica generalmente buena. También comparten pasado como futbolistas; de hecho, se enfrentaron en más de una ocasión. Luis como culé y Zinedine como merengue. Y, además, ambos comenzaron a labrar sus carreras como entrenadores en los filiales. Como vemos, el gijonés y el marsellés coinciden en muchas aspectos, pero… ¿Qué les diferencia?

En primer lugar, la filosofía. Ambos han respetado la filosofía que imperaba en el club cuando llegaron. Luis Enrique sigue tratando de llevar a cabo ese juego de posesión en el que la coordinación de movimientos y pases en un espacio reducido dejaba a todos boquiabiertos fin de semana sí y fin de semana también. Por su parte, el francés no ha modificado ese clásico estilo de juego en el que la presión intensa y las transiciones rápidas tras recuperación lo son todo para ganar partidos. Desde hace años, venimos viendo no solo un enfrentamiento entre dos equipos históricos, sino un choque de estilos. El mundo futbolero se bifurca a la hora de elegir uno de los dos estilos de juego.

1

A pesar de no llevar un periodo realmente largo ninguno de los dos, ya han demostrado tener una personalidad bien definida tanto en sus decisiones en el campo como en las ruedas de prensa. Tanto uno como otro evitan las polémicas, preguntas incómodas y ambigüedad en sus respuestas. Tan claros como en sus planteamientos.

El técnico asturiano del Barcelona, no cabe duda que ha apostado por la juventud esta temporada. La llegada de jugadores como Digne, Umtiti, Denis Suárez o Paco Alcácer lo evidencia; además del peso que está teniendo el canterano Sergi Roberto en el equipo como lateral derecho tras la baja del brasileño Dani Alves. En el centro del campo es la zona del campo en la que más problemas han surgido para Luis Enrique. Iniesta ha estado lesionado durante un periodo de tiempo importante, Busquets y Rakitic no están a su mejor nivel y Rafinha, Arda Turan y André Gomes no rinden con la regularidad que se les exige. Denis Suárez, por su parte, va sumando minutos, pero aún no parece formar parte de los planes del gijonés en los momentos más difíciles. En el ataque no hay dudas, la ‘MSN’ es imprescindible e insustituible. Para colmo, Paco Alcácer no está teniendo una cómoda adaptación al juego del Barcelona.

2

Más placentero ha sido el comienzo de temporada para el club capitalino. Parte de culpa la tiene Zinedine Zidane, con el carácter que ha imprimido a los suyos, y otra parte, la gran gestión que ha realizado el Real Madrid con su plantilla. Una plantilla que ha sabido sobreponerse a lesiones importantes como la del croata Luka Modric, con la entrada en el once titular de su compatriota Kovacic. En defensa, los cuatro centrales han contado con bastantes minutos y todos han cumplido (uno más que otro). A pesar de no ser muy valorado, Danilo ha estado disponible para Zidane para jugar en ambos laterales, algo que ha agradecido el equipo. Y en el centro del campo, Isco y James se han repartido minutos esenciales que ninguno de los dos ha aprovechado para demostrar regularidad y así convertirse en un fijo para el técnico galo. El alemán Kroos es pieza clave, al igual que Modric desde que ha regresado de su lesión. El brasileño Casemiro aportará esa estabilidad defensiva que ayudó tanto al conjunto merengue la temporada pasada. Y arriba, todos han aportado. Por supuesto que la mayoría de ellos podrían materializar más para la cantidad de juego ofensivo que crea por partido el Madrid, pero aún así, los de Zidane son el equipo más goleador de La Liga.

En definitiva, la emoción de un Clásico permanecerá siempre que haya esta pugna de metodologías futbolísticas. A un lado de la trinchera, un gijonés que ama el balón, la recuperación rápida y los goles mediante jugadas elaboradas. Y, al otro, un marsellés enamorado de la presión alta e intensa y del contragolpe veloz que tantos goles le ha regalado. Luis o Zinedine, Zinedine o Luis; tan solo uno de los dos se llevará esta batalla tan importante en clave psicológica para el devenir de la temporada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados