Fútbol inglés

article title

Louis van Gaal y la fractura con la afición

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En el Manchester United, siempre ha existido una relación muy positiva entre técnico e hinchada, a pesar de los momentos malos, los fans del United siempre han sido incondicionales con su entrenador, pero como toda relación, existen ciertos puntos de fractura que pueden llevar al distanciamiento entre las partes. Louis van Gaal parece haber llegado a ese punto, tras la eliminación en Liga de Campeones en un grupo que parecía accesible y la consecuente derrota ante el recién ascendido Bournemouth, sumado al estilo poco atractivo que ha venido ejecutando el United en lo que va de temporada. La situación es compleja para el holandés, pero no es primera vez que un entrenador del United se ve en una entorno similar, analizamos dos escenarios de fractura entrenador-afición en Old Trafford.

Temporada 1989-1990

Alex Ferguson venía de una serie de ocho partidos sin conocer la victoria, los diablos rojos estaban al borde del descenso y la afición empezó a perder la calma con el escocés, una derrota por 3-0 ante los Spurs fue categorizada de humillante y para muchos hinchas fue el momento en el que se dudó por completo de la capacidad del técnico de sacar resultados con una plantilla que él había construido, Ferguson no se quedó atrás respondiendo a los fans “Es difícil trabajar en un equipo que no ha ganado la liga en 23 años y con seguidores que creen que el club debe ganarla todos los años”, eventualmente y tras tan solo 9 victorias en 35 partidos, Ferguson lograría vencer al Nottingham Forest de Brian Clough en FA Cup y meses después terminaría llevándose el torneo, ganándose la confianza de los directivos y en especial, de la hinchada, el resto para Ferguson, como dirían algunos es historia, esa conquista, fue el primero de los 38 trofeos que terminaría ganando Alex Ferguson como entrenador del United.

Temporada 2013-2014

David Moyes había sido escogido para reemplazar a Sir Alex Ferguson, el hombre que resucitó al United y dirigió a la entidad por 26 años, la carga de sustituir a semejante figura era pesada y se generó mucha incertidumbre cuando se eligió a quien ese momento llevaba 11 años en el Everton, a pesar de las dudas con Moyes, los hinchas entendieron que era un momento para apoyar a su nuevo entrenador y en largos tramos de la temporada lo hicieron, especialmente durante el inicio, el cual fue muy turbio, lamentablemente a mediados de Noviembre 2013, la falta de buenos resultados empezó a generar una división entre los aficionados, algunos pedían la cabeza del escocés, otros pedían paciencia, pero ambas partes de la afición encontrarían un punto en común en febrero de 2014, esa fractura para los fans e inclusive para gran parte de la directiva del United, fue la visita ante Olympiacos en el Pireo, en la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones, el Manchester United perdió 2-0, el mal resultado y sobretodo la pobre actuación, en la que se vio a un equipo sin hambre y a un entrenador sin ideas, fue catalizador para lo que estaba por venir, meses después, en mayo de ese mismo año, de manera definitiva, David Moyes abandonaba Old Trafford, en un periodo de total fracaso, en donde dejó al United fuera de Europa y a más de 20 puntos de los campeones Manchester City.

Louis van Gaal enfrenta estos meses venideros con un panorama adverso y el destino para él, parece tomar dos rutas, el camino de éxito que eventualmente encontró Ferguson o el camino del fracaso que tuvo Moyes, queda de su parte y de sus jugadores, determinar de qué manera será recordada la era Van Gaal en el Manchester United .

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados