Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Los traspasos más caros de la historia del Calcio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hubo una época no tan lejana en la que la Serie A era el campeonato más importante y competitivo del mundo, una galaxia llena de rutilantes estrellas en el que, entre otras cosas, también se gastaba dinero a espuertas. Especialmente derrochadores fueron los años del cambio de siglo y milenio, antes de que la burbuja creada explotara, cuyas consecuencias todavía se notan hoy.

No es nada sorprendente, por tanto, que los traspasos más caros de la historia del Calcio, a continuación referidos, tuvieran lugar en su mayoría durante esa época. Estas son sus historias.

Hernán Crespo (56 millones, del Parma a la Lazio, 2000)

‘Valdanito’ marcó una época en las áreas del fútbol italiano desde su bisoña llegada, al Parma, proveniente de River Plate, en 1996. Cuatro años y 80 goles más tarde, la Lazio de Cragnotti desembolsó en plenos fastos tras el triunfo del Scudetto la cantidad más alta jamás pagada por un club italiano: 110 mil millones de antiguas liras, al cambio unos 56 millones de euros. Duró dos años en el equipo capitalino, hasta que el hundimiento de la Cirio obligó a venderle al Inter por la nada desdeñable cifra de 36 millones, que es a su vez el décimo traspaso más alto a un equipo de Serie A. Tras su posterior paso y decadencia por Chelsea (otros 25 millones) y sendos retornos a Inter y Parma -previo paso por Milan y Genoa-, desde este verano es técnico del Modena.

Gianluigi Buffon (54 millones, del Parma a la Juventus, 2001)

La Juventus fue la gran protagonista del calciomercato veraniego del segundo año del siglo y necesitaba un portero. El joven Buffon ya era el meta titular de Italia y la Juventus pagó 75 mil millones de liras más Bachini, valorado en 30 mil, para un total de 54 millones de euros por el heredero de los Zoff, Tacconi y Peruzzi. El tiempo ha convertido el fichaje en un evidente acierto, y a Buffon en una leyenda bianconera.

Gaizka Mendieta (48 millones, del Valencia a la Lazio, 2001)

Tras la marcha de Nedved a la Juventus, Cragnotti volvió a tirar la casa por la ventana y pagó semejante millonada (8.000 millones de las viejas pesetas) por su sustituto. Gaizka Mendieta venía de conducir al Valencia a dos finales de Champions League y se había convertido en uno de los mediocampistas más codiciados del continente. Sin embargo, no cumplió las expectativas y jugó apenas 20 decepcionantes partidos. Luego se fue cedido a uno de los peores Barcelona de la historia antes de culminar su decadencia en el Middlesbrough. Ahora es DJ Mendieta.

Fussball International  Champions League  2004/2005  Viertelfinal - Hinspiel AC Mailand  2-0  Inter Mailand Christian Vieri (Inter) enttaeuscht FOTO: Pressefoto ULMER / Markus Ulmer

Christian Vieri (45 millones, de la Lazio al Inter, 1999)

Uno de los goleadores italianos por excelencia en las dos últimas décadas. Tras pasar por Torino, Pisa, Ravenna, Venezia, Atalanta y Juventus, fue pichichi con el Atlético de Madrid y la Lazio lo devolvió a Italia. Nueve meses más tarde, Cragnotti -again- hacía negocio y lo revendía al Inter por el equivalente a 45 millones de euros, más del doble de lo que había pagado, Simeone incluido. Vieri apenas contaba con 25 años y en las siguientes temporadas se convirtió en símbolo nerazzurro, superando el centenar de goles. Terminó su carrera entre Milan, Monaco, Sampdoria -bueno, no- Atalanta y Fiorentina. Bobone, cuyo historial con las mujeres supera al de equipos y goles durante su carrera, actualmente se dedica a unas vacaciones perpetuas, palo de selfie en mano y siempre en buena compañía.

Rui Costa (42 millones, de la Fiorentina al Milan, 2001)

Sin lugar a dudas, uno de los jugadores más talentosos que han trotado por los campos de fútbol italianos. Pura clase. La Fiorentina, inmersa en gravísimos problemas económicos que desembocarían en su definitiva quiebra unos meses después, ya había tenido que vender el verano anterior a Batistuta a la Roma por unos 32 millones de euros -11º fichaje más caro del Calcio-. Más pagó el Milan por el mágico portugués, que tras maravillar en la Toscana, siguió dejando gotas de la mejor esencia del fútbol en San Siro. El dinero de su traspaso no pudo salvar al equipo viola, pero al menos sirvió para mantener a Rui Costa en la élite de la Serie A y de Europa, con la conquista de la Champions.

Pavel Nedved (42 millones, de la Lazio a la Juventus, 2001)

Tras una larguísima telenovela que duró todo el movido verano de 2001, Pavel Nedved terminó fichando por la Juventus. Las promesas de Cragnotti -de nuevo él- no fueron suficientes y Moggi convenció al genio checo para cambiar el celeste por el blanco y negro. Ya entonces era uno de los mejores centrocampistas del mundo y Nedved lo confirmó en la Juventus, alcanzando lo más alto con el triunfo del Balón de Oro en 2003. Nedved, la clase personificada, todavía forma parte de la Juventus con un importante puesto como miembro del Consejo de Administración del club.

Fussball Seria A Italien

Lilian Thuram (41 millones, del Parma a la Juventus, 2001)

Juventus unchained en el verano de 2001. Llegó junto a Buffon proveniente del Parma para apuntalar la zaga bianconera y se convirtió de este modo en el defensa más caro del mundo por aquel entonces. Campeón de Europa y del mundo con Francia, le quería media Europa pero sería en la Juventus donde terminaría de confirmarse como uno de los más recordados defensores de la historia del fútbol italiano.

Gonzalo Higuaín (37 millones, del Real Madrid al Napoli, 2013)

El único elemento anacrónico de la lista. Aurelio De Laurentiis le eligió para liderar sobre el campo el nuevo proyecto del Napoli y le convirtió en el futbolista más caro de Italia de los últimos diez años. Salió del Real Madrid por la puerta de atrás, pese a sus goles, en dos temporadas en la ciudad de Parténope ha ganado una Coppa y una Supercoppa. Su incapacidad de ser decisivo en los partidos importantes de sus equipos, en los momentos claves de su vida futbolística, ha sido el gran lastre de su carrera hasta ahora.

Filippo Inzaghi (37 millones, de la Juventus al Milan, 2001)

En efecto, de nuevo en el verano de 2001 y con el protagonismo siempre de los mismos equipos. Pippo es el prototipo de delantero centro, pero sin hueco en la delantera de la Juventus, tuvo el vía libre para salir, previo importante pago, rumbo al Milan. Allí se convirtió en una leyenda rossonera y en San Siro lo ganó absolutamente todo. Su recientemente desastroso paso por el banquillo del club no empaña el magnífico recuerdo de sus innumerables goles.

Sin salir de la época del cambio de siglo, entre los fichajes más caros de la historia del Calcio también se pueden encontrar los nombres de Alessandro Nesta (al Milan), Juan Sebastián Verón y Jaap Stam (a la Lazio), Antonio Cassano (a la Roma), Márcio Amoroso (al Parma), Francesco Toldo (al Inter), Vincenzo Montella (a la Roma) o Marco Di Vaio (a la Juventus).

PauloDybala0312a

Sin embargo, este mismo verano tres futbolistas han entrado en el ránking de los más caros de siempre: Paulo Dybala, Carlos Bacca y Geoffrey Kondogbia, pagados más de 30 millones por Juventus, Milan e Inter respectivamente. ¿El camino de vuelta a tiempos mejores y anteriores? Probablemente no, pero al menos la ilusión estará allí.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados