Multideporte

article title

Los superbiatletas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La pasada semana concluyó el Mundial de biatlón en Kontiolahti (Finlandia). Francia lideró el medallero por primera vez en 20 años, Erik Lesser y Marie Dorin consiguieron dos títulos y un noruego se subió cinco veces al podio y no escuchó el himno.

Tarjei Bø fue subcampeón en el relevo masculino y bronce en cuatro pruebas: 10 km sprint, donde el ganador fue su hermano pequeño Johannes, 12,5 km persecución, 15 km salida en masa y en el relevo mixto.

Acabar un Mundial de biatlón con cinco o más medallas ha ocurrido en otras seis ocasiones –y una de ellas protagonizadas por el propio Tarjei Bø– todas ellas a partir de 1997 porque en ninguna de las ediciones anteriores (1958-1996) se disputaron más de cuatro pruebas por género.

Ole Einar Bjørndalen

El primero en subirse al podio cinco veces en un mismo Mundial fue uno de los grandes mitos en la historia del deporte y la gran leyenda del biatlón, el noruego Ole Einar Bjørndalen que acaba de cumplir 41 años.

Bjørndalen, que en sus primeros cinco Mundiales ganó dos medallas en cada uno, vivió su época dorada entre Hochfilzen 2005 y Pyeongchang 2009, donde fue tetracampeón mundial en ambas ocasiones. Pero donde logró las cinco medallas fue en Östersund 2008 cuando Bjørndalen fue bronce en sprint, oro en persecución, plata en 20 kilómetros y en salida en masa y también subcampeón del relevo. Su ausencia en el relevo mixto condenó a Noruega a la octava posición.

Su victoria en persecución fue el tercero de sus cuatro títulos consecutivos en la prueba, una marca que no ha alcanzado ninguna otra persona en una carrera individual.

 

Magdalena Neuner y Tarjei Bø

En Khanty Mansiysk 2011 se vio por primera vez a una mujer con cinco medallas y la primera exhibición de Tarjei Bø.

La alemana Magdalena Neuner se presentó en la ciudad siberiana con seis títulos mundiales en su palmarés y como vigente campeona olímpica de persecución y de salida en masa. Una carrera impecable en el tiro dieron a Neuner el oro en sprint y la ventaja adquirida la rentabilizó para ser subcampeona en persecución. En las otras dos pruebas individuales tuvo muchos fallos en el tiro –cinco en los 15 km y cuatro en la salida en masa– y resultados diferentes puesto que solo pudo ser quinta en la primera de estas carreras y alcanzó el oro en la salida masiva. En las pruebas por equipos llegaron las otras dos medallas, un oro en el relevo femenino donde ella hizo la última posta y una plata en el relevo mixto.

Con 22 años y una única medalla en la gran competición internacional en su palmarés (el título olímpico en el relevo en Vancouver 2010) Tarjei Bø compitió en el Mundial 2011. Su rendimiento fue excelente siendo bronce en sprint, repitiendo puesto en la persecución y ganando la prueba individual sobre 20 kilómetros. Curiosamente en todas esas carreras falló algún disparo. Unos errores que le costaron la medalla en la salida en masa porque erró dos tiros en la última tanda quedándose en cuarto lugar a tan sólo diez segundos del podio. En las carreras por equipos Bø tuvo el honor de cerrar tanto el relevo masculino como el mixto y dar a Noruega los dos oros.

La mujer perfecta

Tras una edición, Ruhpolding 2012, donde nadie fue capaz de superar las cuatro medallas, la hazaña de subirse cinco veces al podio se produjo en Nové Mesto 2013 en tres ocasiones y en una de ellas se estableció el récord, insuperable salvo que incluyan alguna otra prueba, de seis medallas.

En el primer Mundial de la historia celebrado en la República Checa la noruega de 31 años Tora Berger fue medalla en todo. Berger empezó con una plata en sprint que convirtió en oro en persecución pese a fallar tres disparos. En la carrera individual sobre 15 kilómetros una competición impecable le permitió lograr el oro y en la salida en masa volvió a ser subcampeona. En las pruebas por equipos cerró el victorioso relevo femenino y abrió el igualmente triunfador relevo mixto de Noruega. Berger acabó con un balance global de 4 oros y 2 bronces, insuperable en cantidad y muy complicado de batir en calidad.

Dos a la vez

Si ya es difícil terminar un Mundial con medalla en cinco de las seis pruebas que lo hagan dos hombres a la vez parece imposible pero sucedió en Nové Mesto con Emil Svendsen y Martin Fourcade.

En sprint y en persecución el noruego fue campeón quedando justo por delante del francés. En 20 km, ante la ausencia de Svendsen por el brutal nivel del equipo noruego, Fourcade sí pudo ganar. Volvieron a encontrarse en la salida en masa donde Svendsen fue bronce y Fourcade terminó décimo.

En las pruebas por equipos ambos eran la mejor baza de sus respectivos países así que cerraron tanto el relevo masculino como el mixto. En el masculino Noruega llegó a la última posta con 1’27’’ de ventaja sobre Francia y aunque Fourcade pudo recortar un poco la diferencia Svendsen logró un nuevo título y Fourcade tuvo que conformarse con la plata. Y la historia se repitió en el relevo mixto donde Svendsen empezó con 31 segundos de renta sobre Fourcade y la supo administrar para volver a ser campeón.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados