EURO 2016

article title

Los postes se alían con Austria

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El tardío gol de Hungría brindaba una oportunidad enorme para portugueses y austriacos; quien ganase se colocaría como segundo de grupo y con todo a favor para llegar a octavos de final. William Carvalho y Quaresma ingresaron en el XI inicial y el esquema de Fernando Santos pasó de 4-4-2 a 4-3-3. Gran acierto. La movilidad de los delanteros lusos, con ningún ‘9’ puro, hizo mucho daño pero Nani primero y Cristiano Ronaldo después no consiguieron marcar dos ocasiones muy claras.

Ni un mínimo respiro se pudo tomar Austria. La solidez de Ricardo Carvalho, la fluidez que aportaba William Carvalho -suplente en el partido ante Islandia- en la salida con balón y las subidas de Guerreiro sometían a los austriacos aunque sin éxito. La oportunidad más peligrosa llegó en un centro que Nani remató al palo cuando Almer, bastante nervioso en la primera mitad, no podía hacer más que mirar la pelota y rezar. A Portugal le sucedió lo mismo que en el encuentro ante Islandia, fue muy superior pero no pudo plasmarlo en el resultado. Situación peligrosa ya que a punto estuvo Austria de aprovechar un centro lateral de Alaba de no ser por la aparición salvadora de Vieirinha.

 

La segunda mitad comenzó con aparente sorpresa austriaca pero duró lo que tardó Rui Patricio en despejar un disparo lejano de Harnik. Portugal volvió a la carga con un Cristiano más activo que disfrutó de dos buenas ocasiones rechazadas por el portero Almer. El partido prosiguió por el mismo camino pero la intensidad fue mucho menor y el número de ocasiones de gol disminuyó considerablemente.

El ritmo lento funcionaba como la morfina y el espectador neutral corría el riesgo de dormirse o sufrir la tentación de cambiar de canal pero al filo del minuto 80’ un penalti de libro sobre Cristiano Ronaldo animó el partido. Era su gran oportunidad. El día en que se convertía en el futbolista con más partidos en la historia de su país, en uno de sus escenarios fetiches -la pena máxima- para otorgarle el honor de ser el primer jugador en marcar en cuatro Eurocopas. Pero el destino tenía pensado otro camino… la pelota se estrelló en el palo. Otra vez. Mala suerte para Portugal, otra vez.

 

Para colmo, pocos minutos después, la única vez que Cristiano pudo batir a Almer con un gran cabezazo se encontraba en fuera de juego. Final: Portugal 0-0 Austria. Pocas selecciones han jugado mejor y con las ideas mejor preparadas que Portugal, pero la falta de gol ha condenado a este equipo a jugárselo al todo o nada en la última jornada. Eso sí, aún puede ser primera de grupo. La clasificación del Grupo F tras dos jornadas disputadas queda así.

Grupo F

Hungría: 4 puntos.

Portugal: 2 puntos.

Islandia: 2 puntos.

Austria: 1 punto.

Puntuaciones:

PORTUGAL (1-4-3-3): Rui Patricio (6); Vieirinha (6), Pepe (6), Carvalho (7), Guerreiro (7); William Carvalho (7), Moutinho (6), André Gomes (6); Nani (7), Quaresma (7), Cristiano (7).

Sustitutos: J. Mario (5), Eder (SC), Rafa Silva (SC).

AUSTRIA (1-4-2-3-1): Almer (7); Klein (5), Prödl (6), Hinteregger (5), Fuchs (6); Baumgartliner (7), Ilsanker (6), Harnik (6), Alaba (5), Arnautovic (4); Sabitzer (6).

Sustitutos: Schöpf (6), Hinterseer (5), Wimmer (SC).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados