Fichajes Alemania

article title

Los peores fichajes del Bayern del siglo XXI

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Franck Ribéry, Mario Gómez, Roy Makaay, Ze Roberto, Robben… Todos ellos fueron grandes fichajes que dieron y están dando un rendimiento acorde a lo que se esperaba de ellos. En términos generales, eran jugadores consolidados en sus campeonatos que no representaban una apuesta arriesgada para el club, ya que todos ellos tenían incluso experiencia en competiciones internacionales. ¿Qué ha pasado cuando el Bayern se ha arriesgado? ¿Ha acertado? Casi con toda rotundidad, no. Podemos encontrar de todo, desde “superestrellas” iraníes hasta jóvenes “talentos” sudamericanos. Hay para todos los gustos.

Jan Kirchhoff

Llegó a Baviera en 2013 a coste cero tras terminar contrato con el Mainz 05. Llegó como una de las grandes promesas germanas, ya que había pasado por las categorías inferiores alemanas y era titular indiscutible en el equipo de Maguncia. En el medio año que estuvo con Guardiola solo disputó 159 minutos en 11 partidos, jugando la mayoría de veces como mediocentro y no como defensor. Su aventura en Baviera parece que solo duró esos seis meses, ya que el Schalke parece decidido a fichar al jugador cuando termine su cesión este verano. Al menos, el Bayern sacará beneficio económico.

Nils Petersen

El pichichi de la segunda división alemana en 2011 aterrizó en Munich con el objetivo de disputarle el puesto de delantero centro a Mario Gómez. La grave lesión que sufrió Olic la temporada anterior obligó al Bayern a buscar una alternativa por si el croata no llegara a recuperar su nivel. La “Gomezdependencia” hizo que ninguno de los dos delanteros tuvieran demasiados minutos durante la temporada. Petersen incluso jugó partidos con el filial. La temporada siguiente se marchó cedido al Werder Bremen, que hizo efectiva la opcion de compra. Tampoco tuvo demasiada suerte a las orillas del río Weser y este invierno se oficializó su préstamo al Freiburg.

Takashi Usami

Uno de los talentos emergentes del pais del sol naciente. El intento del Bayern de rejuvenecer la plantilla y dotarla, además, de fondo de armario no salió demasiado bien. Pese a dejar destellos de calidad en pretemporada, disputó mas partidos con el filial que con el primer equipo. El Bayern no ejerció la opcion de compra y volvió en verano al Gamba Osaka, que lo volvió a ceder al Hoffenheim, donde tampoco permaneció mas allá de una temporada. Esa fue su última estancia en el extranjero, ya que volvió al club nipón. El movimiento del Bayern pareció ir mas inclinado a aumentar la popularidad del club en el pais asiático.

Jose Ernesto Sosa

El Bayern, por raro que pueda parecer, no logró clasificarse para la edición de la Champions League en la temporada 06/07 y solo tuvo que conformarse con la, por entonces, UEFA. El “principito” llegó en el mismo año que Ribery, Luca Toni, y Klose, entre otros. Pagaron 9 millones de euros por el jugador argentino con el que Hitzfeld no contó demasiado. En su segundo año, Klinsmann lo utilizó en mas ocasiones, pero su balance en general fue muy pobre: en medio centenar de partidos solo marcó 2 goles y repartió 4 asistencias. Tras pasar por el Nápoles, Metalist Kharkiv y Atlético de Madrid, llegó este verano al Besiktas turco.

Breno

La historia de Breno es un auténico drama. Era considerado como uno de los jugadores brasileños con mayor talento de su camada. Titular con todo un Sao Paulo, Giovanni Elber, ojeador del club en Sudamerica en ese momento, recomendó a Uli Hoeness el fichaje del central carioca. 12 millones de euros acabó pagando el Bayern en 2007 por un jugador de solo 18 años, que llegaría de la cálida Brasil a la fría Munich sin saber ni pizca de alemán. Sin minutos con ningun entrenador, llegó a irse cedido al Nürnberg en 2010. Pese a no jugar, el jugador nunca tuvo subidas de tono ni problemas, o esa era la sensación. En 2011 incedió de forma intencionada su casa y estuvo en prisión durante varios años. El club mantuvo a su familia, que aún residía en Alemania y le garantizó un trabajo en la cantera cuando obtuvo la libertad condicional. Ya cumplida su condena, el Sao Paulo le ha dado una nueva oportunidad para ver si puede recuperar al futbolista que un dia fue. Vistas las malas experiencias con Sosa y Breno, el Bayern anunció que no volvería a fichar nunca más a un jugador sudamericano que nunca antes hubiera jugado en Europa.

Tim Borowski

“El suplente de oro”. Asi es como fue conocido Borowski en su etapa al frente del Bayern. Era habitual en la selección y pieza clave del Bremen. Llegó gratis a Múnich, pero nunca pudo ganarse la titularidad de forma seguida con Klinsmann. Tuvo el mejor promedio de un suplente al salir del banquillo esa temporada, lo que habla de su año. Al año volvió a Bremen, dejando algo mas de 2 millones de euros en las arcas del club. Al menos el Bayern pudo hacer negocio.

Jan Schlaudraff

Estrella en el Alemannia Achen, el Bayern quiso asegurarse, como de costumbre, lo mejor del pais. Solo jugó 14 partidos en un año y no anotó ni un solo gol. Terminó su carrera en Hannover.

Lukas Podolski

El niño maravilla de Colonia estaba llamado a ser el nuevo lider de la selección y del Bayern. Con apenas 21 años el club del sur de Alemania pagó 10 millones al Köln. Nunca mostró el nivel que se esperaba y acabó volviendo al club de sus amores. El resto es de sobra conocido.

Ali Karimi

Era la super estrella de su país, Irán. El fichaje, ya de por si extraño, nunca fue demasiado bien visto por el publico bávaro, que hasta hoy se preguntan el motivo del fichaje. Solo el posible marketing alcanzado en Asia puede explicar este misterioso fichaje. Terminó su carrera en el Tractor Sazi el año pasado.

Vahid Hashemian

Otro fichaje extraño. Procedente del Bochum, solo estuvo presente en el club en la campaña 04/05. Solo marcó un solo gol con la camiseta del Bayern en 15 partidos. Recientemente reconoció en medios alemanes que el reto le vino demasiado grande. Está sacándose la licencia para entrenar.

LA EPOCA VAN GAAL (09/10)

El primero de los dos años de Van Gaal se caracterizó, entre otras muchas cosas, en una cantidad considerable de fichajes. El club le dio la posibilidad de moldear la plantilla a su gusto, fichando y vendiendo a los jugadores que el quisiera. Hasta 7 caras nuevas llegaron a la Säbener Strasse, lo que supuso toda una revolución casi sin precedentes en la historia del club.

Edson Braafheid

Recomendación explicita de Van Gaal, que lo observó la temporada anterior cuando estuvo entrenando al AZ Alkmaar. El Bayern puede dar las gracias de solo haber pagado 2 millones de euros por el holandés. Se marchó cedido dos veces: el primer año al Celtic durante seis meses y el segundo otros tantos al Hoffenheim, donde recalaría en 2011. Un año después volvió a la Eredivisie, concretamente al Twente. Desde este verano es jugador de la Lazio. Un autentico trotamundos el también surinamés.

Anatoliy Tymoshchuk

El ucraniano fue de los pocos que no llegó por petición expresa del técnico neerlandés. El entonces capitán del Zenit ya encandiló a la directiva bávara en la semifinal de la UEFA del año 2008 y en 2009 el club vio la oportunidad idílica para ficharle por 11M€, pese a no saber quien sería el técnico de la temporada venidera. Van Gaal optó por el duo Schweinsteiger – Van Bommel y Tymoschuck siempre fue considerado como segunda opción. Se mantuvo en el club hasta el verano de 2013, fecha en la que volvería a su antiguo club, el Zenit.

Daniel Pranjic

La segunda recomendación de Van Gaal, también, como no podía ser de otra forma, de la Eredivisie. El croata, que no era ni titular indiscutible con su selección, llegó por cerca de 8 millones de euros como alternativa a Braafheid en el lateral izquierdo, aunque también desempeño la función de extremo en algunas ocasiones. Finalmente, Badstuber y Contento se repartieron el lateral izquierdo y Ribery y Altintop la banda. En la 11/12 se marchó al Sporting de Lisboa, que lo cedió medio año al Celta de Vigo. Al finalizar la campaña fue fichado por el Panathinaikos, club en el que todavía milita.

Baumjohann

El joven alemán fue uno de los muchos talentos que emergieron de la cantera del Borussia Mönchengladbach. Llegó gratis al club, pero nunca pudo mostrar su valía. Las continuas lesiones, algunas de gravedad, han impedido que tuviera regularidad, vital para un futbolista de élite. Su paso por el Bayern a penas duró medio año, marchándose cedido al Schalke, que mas tarde lo ficharía a título defintivo. Kaiserslautern y Hertha Berlin fueron sus siguientes pasos, siendo el equipo de la capital su actual equipo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados