Fútbol alemán

article title

Los pecados del Hannover 96

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Hannover 96 fue el primer equipo de la Bundesliga en tener la mala suerte de sellar su descenso matemático a 2.Bundesliga. Los malos resultados llevaron al equipo a ocupar puestos de descenso al cerrar la primera vuelta de la liga y comenzar el 2016 con una nueva derrota en el HDI Arena frente al Darmstadt 98 para caer hasta la última posición de la tabla, posición que ya no abandonaría hasta final de temporada. Entre los muchos factores a destacar sobre la temporada del Hannover está el gran rendimiento de Zieler y Kiyotake, estrellas del equipo este año; el mal balance como local, siendo el peor equipo en este apartado junto al Darmstadt; mala gestión a la hora de fichar, no se supieron suplir bajas importantes como la de Stindl o Bittencourt; final de temporada más que digno, una derrota en los últimos 5 partidos. Todo esto se le suma que el equipo venía de terminar una temporada salvando el descenso en el último partido frente al Freiburg, esta vez la suerte no acompañó al equipo y se certificó el descenso de un equipo que hace apenas unos años estaba metido de lleno en competiciones europeas.

Zieler y Kiyotake

Los números reflejan lo que han sido estos dos jugadores para el equipo, todo. Uno defensivamente, salvando al equipo de numerosas goleadas, donde el portero alemán de 27 años ha demostrado su gran calidad, calidad que no ha pasado desapercibida para muchos equipos que han puesto sus ojos en él debido a su más que posible salida del club por el descenso. Y en el aspecto ofensivo aparece el japonés, dando al equipo esa intensidad y esa frescura en el centro del campo para poder crear peligro y ayudar a sus compañeros en ataque. Tan solo consiguió 5 goles y 6 asistencias, pero viendo que el equipo consiguió 30 en total, se podría decir que el jugador asiático participó en prácticamente la mitad. Otro de los posibles jugadores que no acompañe al equipo a 2. Bundesliga.

HDI Arena

4 victorias y 13 derrotas para el equipo en casa es un bagaje muy pobre si se está luchando por evitar el descenso. El equipo no supo hacer de su estadio un fortín y la pérdida de tantos puntos como local fue uno de los factores más importantes de su descenso. Un ejemplo claro es del Ingolstadt, un recién ascendido que sabía que la permanencia pasaba por el Audi Sportpark y así fue, eficacia como local.

Crónica de una muerte anunciada

La temporada pasada, el Hannover hizo una temporada bastante diferente pero casi con el mismo diferente. Comenzó la liga consiguiendo importantes victorias que les mantenían en puestos europeos, pero a raíz de la llegada del 2015, el equipo comenzó a bajar el rendimiento y poco a poco a descender posiciones en la clasificación. Tanto fue el bajón del equipo que acabó disputándose un mini partido de promoción frente al Freiburg, ambos empatados a 34 puntos y el que perdiera ese partido en el HDI Arena descendería. La moneda salió cara y el equipo se quedó en Bundesliga, este año ha salido cruz y toca bajar de división, curiosamente a ocupar la plaza que deja el Freiburg con su ascenso.

Fichajes

Salieron importantes jugadores del equipo como Stindl, destino Mönchengladbach, y Bittencourt, destino Colonia, y no tuvieron un reemplazo a la altura. En el mercado invernal se intentó poner remedio sobre todo a la falta de gol, y el equipo consiguió las cesiones de Milosevic y Szalai y los fichajes de Yamaguchi, Wolf, Fossum y la del portugués Hugo Almeida, que llegaba libre. Ninguno de las llegadas cambió la situación del equipo que seguía cosechando derrotas y un juego bastante pobre. Se buscó el cambió pero no llegó de ninguna forma ni a través de nadie.

Con la cabeza alta

Prácticamente con el descenso ya en la mente de todos los jugadores y aficionados del Hannover, tras la derrota frente al Hamburgo en casa por 0:3, llegó al banquillo para el tramo final de temporada Daniel Stendel, entrenador del equipo U19. El alemán cambió la mentalidad del equipo y desde ese momento el equipo ha conseguido 2 empates, 2 victorias, destacar el 2:0 sobre el Gladbach, y tan solo una derrota. Sin opciones de quedarse en Bundesliga pero despidiéndose de la competición sin bajar la cabeza.

El destino ha querido que la última jornada de la Bundesliga nos dejará al Hannover visitando el Allianz Arena, donde se verán las dos caras de la moneda en el fútbol. Por un lado la fiesta de celebración del título de liga de los bávaros junto a su público, mientras al otro lado el colista vería como se esfumaran los últimos minutos en Bundesliga.

¡Hasta pronto Hannover!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados