Se habla de:

Tenis

article title

Los ocho magníficos de Londres

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La temporada tenística se acaba y, con ella, llega el torneo más prestigioso del año, el que reúne a las ocho mejores raquetas del circuito. La capital inglesa se viste, un noviembre más, de gala para recibir a los jugadores que, por sus resultados a lo largo de 2016, merecen ser distinguidos entre el resto de sus compañeros de la ATP como ‘Los ocho magníficos de Londres’.

Andy Murray (Reino Unido), Novak Djokovic (Serbia), Stan Wawrinka (Suiza), Milos Raonic (Canadá), Kei Nishikori (Japón), Gael Monfils (Francia), Marin Cilic (Croacia) y Dominic Thiem (Austria). Estas son las ocho caras de un torneo que, este año, se presenta más heterogéneo que nunca tanto por el juego de cada uno de los tenistas como por su procedencia. Como vemos, no hay ni un país que se repita como ocurriera en años anteriores con las participaciones, por ejemplo, de los españoles Rafael Nadal y David Ferrer o las de los suizos Roger Federer y Stan Wawrinka.

Así pues, con una de las Finales ATP más internacionales de la historia, es momento de analizar, uno a uno, a los ocho candidatos que tienen en sus manos – o mejor dicho, en sus raquetas- la oportunidad de brillar, más si cabe, en este 2016 alzándose con el célebre título de maestro.

Andy Murray (1)

El escocés llega, por primera en su carrera, al torneo de Londres como número uno del mundo. 405 son los puntos que marcan la diferencia con respecto al segundo puesto, que ahora ocupa el serbio Novak Djokovic. No obstante, este torneo reparte 1.500 puntos, por lo que Murray deberá mantener el nivel de juego que ha mostrado hasta el momento si quiere ver su nombre encabezando el ranking ATP a principios de 2017.

Si bien es cierto, el escocés, con ocho torneos en su haber este año, – Roma, Queen’s, Wimbledon, Pekín, Shanghái, Viena, París y el oro de Río de Janeiro – se presenta como el tenista más en forma de los ocho combatientes al títulos y el que, si se atiende a los números y a cómo viene jugando en los últimos torneos, más papeletas tiene para coronarse como maestro.

De este modo, el pupilo de Ivan Lendl podría resarcirse este año de sus siete participaciones anteriores, en las que nunca ha alcanzado la final. De hecho, sólo en tres de ellas ha pasado la fase de grupos, cayendo posteriormente en semifinales ante rivales como Nikolay Davydenko (2008), Rafael Nadal (2010) y Roger Federer (2012). Contrincantes que, curiosamente, esta temporada no participan en el torneo. ¿Será quizás la señal de que este es el año de Murray?

Novak Djokovic (2)

El serbio, después de mantenerse durante 122 semanas en la cima de la clasificación, llega ciertamente herido por los últimos resultados cosechados en importantes torneos y, como no podía ser de otra manera, por haber perdido el número uno mundial. Llega herido, sí, pero no de muerte. Y es que el jugador balcánico es uno de los tenistas más combativos del circuito, y más cuando está contra las cuerdas. Así pues, a pesar de derrotas dolorosas en momentos clave de la temporada, el año del serbio no tendría mucho que envidiar al de Murray.

Un total de siete títulos componen su año. Además de Doha, conseguido al inicio de la temporada, destacan dos Grand Slam – Australia y Roland Garros – y cuatro Masters 1000 – Indian Wells, Miami, Madrid y Canadá –. A ello se suman dos finales, en Roma y en el US Open. Números de vértigo para una temporada a la que únicamente le resta la victoria en Londres. En caso de ganar este año, el serbio lograría su sexto título – el quinto consecutivo – en unas Finales ATP, a las que ha acudido en diez ocasiones, también seguidas. Unos datos sólo a la altura de un gran maestro como es Novak Djokovic.

Stan Wawrinka (3)

Apodado por muchos como Stan the Man, el suizo llega a Londres tras cosechar un gran año, el cual compite con 2015 por ser el mejor de su carrera. Así lo será si, a los cuatro títulos logrados esta temporada – entre los que destaca el US Open que consiguió ante Novak Djokovic –, suma el prestigioso Torneo de Maestros. Una cita a la que Wawrinka no falta desde 2013 y en la que siempre ha superado la fase de grupos. Así pues, el objetivo para este año es alcanzar, por fin, la final y con ello mantener hasta 2017 su tercer puesto en la clasificación ATP.

Milos Raonic (4)

Tras su participación en 2014, siendo el octavo clasificado y sin ganar ningún partido (0-2), el canadiense llega este año a Londres como número cuatro del mundo y con un juego mucho más versátil que hace dos temporadas. Las mejoras en su físico, a nivel de movilidad sobre cualquier superficie, y la consolidación de su servicio, el cual le permite ganar hasta el 80% de los puntos con primer saque, le han permitido alcanzar el Torneo de Maestros en un gran estado de forma. Con un título, Brisbane, bajo el brazo y tres finales en importantes torneos – Indian Wells, Queen’s y Wimbledon – , el gigante canadiense espera poder mejorar en este 2016 los resultados de su anterior participación. El objetivo principal será, por tanto, ganar su primer partido en esta competición y, con ello, coger la confianza necesaria para sorprender a los más veteranos y superar la fase de grupos.

Kei Nishikori (5)

Al igual que Raonic, el japonés se ha coronado campeón en un único torneo en este 2016, en Memphis, donde reina desde 2013. No obstante, Nishikori ha estado presente en grandes finales – Barcelona, Basilea, Canadá (M1000) y Miami (M1000) – donde ha desplegado un tenis de alto nivel. Resultados a la altura de un top cinco al que, aunque los trofeos se le resisten, siempre está presente en grandes citas. Y así lo estará en Londres, donde el nipón tratará de cerrar 2016 repitiendo, por lo menos, su gesta de 2014, cuando se plantó en semifinales y le puso las cosas muy difíciles a Novak Djokovic, obligándole a jugar un tercer set.

Gael Monfils (6)

Novato, alocado y genio y figura sobre la pista. Son exactamente las claves para que un jugador sin experiencia en Finales ATP de la campanada. El francés, que ha cosechado un título – Washington – en este 2016, llega a Londres con dos grandes noticias bajo el brazo. Por un lado, el puesto número seis del ranking, el más alto de su carrera, y, por otro, su primera clasificación para el Torneo de Maestros. Así pues, el parisino puede acudir a la capital inglesa con la satisfacción del trabajo bien hecho y, además, con la tranquilidad de aquel que, como quien dice, no se juega nada. Monfils sabe que acude a Londres para sumar.

Marin Cilic (7)

Con un perfil parecido al de Raonic, y no sólo por la altura, Marin Cilic visita Londres por segunda vez en su carrera y lo hace con un balance de victorias-derrotas muy desfavorecedor en este torneo (0-3). Un precedente negativo que, sin embargo, como ocurría con Monfils, le permite llegar sin presión a la gran cita inglesa. Con dos títulos en su haber en 2016 – Basilea y el Masters 1000 de Cincinnati – el croata se planta en las Finales ATP como número siete del mundo, el mejor ranking de su carrera, y con un juego más versátil y no tanto apoyado en su potente servicio. Con todo, Cilic llega a final de año como uno de los pocos jugadores que puede decir que, a lo largo de 2016, ha podido derrotar al siempre correoso Novak Djokovic.

Dominic Thiem (8)

Nominado al premio ‘Jugador con mayor progresión del año’, es el único de los cuatro elegidos – comparte candidatura con Daniel Evans, Lucas Pouille y Alexander Zverev – que se presenta a las Finales ATP. Ha sido el último en subirse al carro de los ocho magníficos de Londres y, sin embargo, sus números a lo largo del año han sido de los más comentados y admirados. Con 23 años, en su quinta temporada como profesional el austríaco se ha alzado campeón en cuatro torneos y ha logrado importantes victorias antes rivales de la talla de David Goffin, Rafael Nadal, David Ferrer o el mismísimo Roger Federer, con el que muchos le comparan. Resultados de impresión para un novato de las Finales ATP que llega a Londres sabiendo que este torneo es un reconocimiento al esfuerzo realizado durante la temporada y, además, con el único objetivo de disfrutar jugando en uno de los escenarios más impresionantes del circuito.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados