Miscelánea

article title

Los numerosos frentes de la crisis del Milan

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – Aunque la goleada en Escocia frente al Celtic en la penúltima jornada de Champions League ha aliviado un poco la tensión, las aguas siguen bajando revueltas en el lado rossonero de Milan. Una crisis que afecta de manera determinante al rendimiento deportivo del equipo pero que va más allá del propio terreno de juego, y es que no son pocos los frentes abiertos. 

La crisis de resultados es la más evidente. Después de 13 jornadas, el Milan solo ha ganado tres partidos en Serie A, todos en San Siro, contra Cagliari, Sampdoria y Udinese, la última, que se remonta al pasado 19 de octubre. Fuera de casa hay que ir hasta el 19 de mayo, en esa polémica última jornada en Siena, para encontrar la victoria más reciente. En la clasificación se encuentra en una mediocre 13ª posición, solo cuatro puntos por encima del descenso y uno por encima del debutante Sassuolo. 14 puntos en 13 jornadas que le dejan, a punto de comenzar el mes de diciembre, a 10  puntos de Europa, a otros 14 de puestos Champions y a 20 de la líder Juventus. En Champions League la situación es menos preocupante, después del empate contra el Barcelona, el afortunado penalty en Amsterdam y la última goleada ante un débil Celtic. De todas maneras, la valoración quedará supeditada al decisivo partido final contra el Ajax en San Siro, donde les vale el empate.

La plaga de lesiones. Una preparación inadecuada, falta de prevención por parte del cacareado MilanLab -el brasileño Alex Pato ya les consideró culpables de sus contínuas lesiones- o una inusualmente excesiva mala suerte. Las lesiones están siendo otro de los sinos del inicio de campaña del Milan. Especialmente graves los problemas de El Shaarawy, llamado a ser jugador clave del equipo, que le han tenido fuera del césped durante casi tres meses, a la espera de su retorno. Pero no ha sido el único: De Sciglio, Pazzini, Kaka', Abate, Silvestre, Saponara o Bonera han sufrido lesiones de distinta índole y gravedad que les  han tenido apartados como mínimo un par de semanas. A ello hay que añadir los problemas musculares más puntuales de jugadores como Montolivo, Muntari, Birsa, Mexès o Abbiati. De la portería al ataque, nadie se salva.

Expediente Balotelli. ¿Qué le ocurre a SuperMario? El mediático delantero cortó su sequía ante el Celtic, pero llevaba sin anotar un gol desde el pasado 1 de octubre. Su bagaje en lo que se lleva disputado de temporada se reduce a seis goles, dos de los cuales de penalty. Después de su gran mitad de temporada pasada con la camiseta rossonera y su decisiva Eurocopa, debía ser el líder sobre el que cimentar la reconstrucción del Milan. Un papel que de momento le está superando, ya que Balotelli no está siendo ni líder ni determinante. Sus eternas promesas de centrarse parecen quedarse en eso, promesas, y sus recientes retrasos en los entrenamientos han alterado todavía más un ambiente enrarecido.


Kaká y Balotelli, con Montolivo al fondo | GETTY

La espada de Damocles sobre Allegri. La situación que se encuentra entre manos el técnico Massimiliano Allegri es cuanto menos comprometida. El equipo no tiene una idea de juego clara, apenas hay dos jugadores -Balotelli y Montolivo- con puesto seguro en un 'once' que cambia cada semana, el equipo en defensa es un coladero y en ataque es incapaz de aprovechar las ocasiones claras que genera. El último partido de Serie A contra el Genoa, que jugaba con un jugador menos, es solo un ejemplo más. Sin embargo, no es culpa suya que el Milan tenga una plantilla impropia de su categoría e historia, ni el ambiente tenso que se viene generando desde la directiva. En el recuerdo, su eficiencia para conseguir el Scudetto hace ya cuatro temporadas y la remontada del año pasado, cuando partiendo desde una situación bastante similar clasificó al equipo para Champions League. De todas maneras, su posición como “escudo” de muchas de las críticas hacia el club sea probablemente lo único que todavía le mantiene en el banquillo.

La gestión del mercato y las luchas de poder. Por supuesto, las altas instancias tampoco se salvan. Por un lado está la nefasta gestión del mercado de fichajes, con una política que abogaba por la reconstrucción a partir del ahorro pero que ha dado como resultado una plantilla completamente descompensada. Es una incógnita todavía, pese a los positivos indicios, el rendimiento de Kaka', que junto a la sorpresa de Birsa y los 12 millones pagados por un suplente de la Juventus como Matri reforzaron una delantera ya adecuada, olvidando por completo una zaga en la que este año han llegado a formar juntos un Zaccardo en horas bajas, el arriesgado Zapata y Constant, que ni siquiera es defensa. El central Rami y el mediapunta -otro más- Honda son buenos parches pero está por ver si serán suficientes.

Por otro lado, se ha intensificado la 'faida' interna entre Adriano Galliani, mano derecha desde los '80 del todavía dueño, pese a andar ahora más ocupado con otros asuntos, Silvio Berlusconi, y la hija de éste, Barbara Berlusconi. 'Lady B' llega con la intención de 'cortar cabezas', acabar con viejas costumbres en la dirigencia milanista y renovar el alto mando con el apoyo de rostros conocidos como Paolo Maldini o Demetrio Albertini. Galliani puede ser el primero en caer.

-El hartazgo de los tifosi. Los incidentes en San Siro después del partido contra el Genoa fueron solo la gota que desborda el vaso. Los ultras bloquearon las salidas del estadio y, solo tras la mediación de Abbiati y Kaka' se calmó la cosa. El resto lo dicen los striscioni, las pancartas en la Curva Sud. Críticas a la gestión de mercado, a la actitud del equipo sobre el campo, a algunos jugadores en concreto -Zapata y Constant en especial-, al papel de Allegri y a las luchas de poder en las altas instancias. “Nunca hubo un Milan tan desastroso. Están manchando nuestra historia”. Su esperanza esta temporada se reduce al retorno del mejor Kaka', al que idolatran, la recuperación de la versión A de Balotelli y que, como el propio Mario o El Shaarawy la temporada pasada, alguien aparezca como revulsivo para intentar otra remontada. Si no, siempre quedará buscar la protección de la Madonnina.

[Sigue toda la actualidad del Milan en @ACMilanSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados