Fútbol italiano

article title

Los millones del PSG caen en Italia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique Julián Gómez – Desde la llegada del grupo inversor qatarí al Paris Saint Germain en 2011, con el jeque Nasser Al Khelaïfi al frente, el conjunto francés se ha convertido en uno de los clubes punteros de Europa gracias a su prácticamente ilimitada capacidad económica. La profusión de fichajes de renombre está siendo la base de su éxito y para ello, la contratación del brasileño Leonardo como director deportivo ha sido clave.

Hasta 10 jugadores provenientes de la Serie A italiana han llegado al PSG en estos dos últimos años, en gran medida gracias al amplio conocimiento del Calcio que posee Leonardo, que ha sido jugador, directivo y entrenador del Milan, cuando sustituyó al laureado Ancelotti, además de entrenador del Inter. La crisis económica y de identidad que viene sufriendo la liga italiana en estos últimos años está obligando a los equipos transalpinos a traspasar a sus principales estrellas al extranjero, y un nuevo rico como es el PSG ha sido destino común para muchos de ellos.

Durante el verano de 2011 fueron cuatro los jugadores que cambiaron la Serie A por París. El fantasista Javier Pastore fue el fichaje estrella, por el que pagó 42 millones de euros al Palermo. También de la capital siciliana llegó el meta Salvatore Sirigu, que se ha consolidado como titular, por cerca de 4 millones de euros. Los otros dos fichajes “italianos” fueron el esforzado mediocentro defensivo Mohammed Sissoko, descartado por la Juventus, por 7 millones, y el irregular extremo francés Jérémy Ménez, que llegó de la Roma por 8 millones, a los que en el mercado invernal se les uniría Thiago Motta, mediocentro internacional del Inter previo pago de 11,5 millones.

Tres golpes fueron los protagonistas en 2012, cuando el PSG se hizo con los servicios de tres de los mejores futbolistas del continente. La liquidación en el Milan provocó que Leonardo le trajera “de casa” al central Thiago Silva y al goleador Zlatan Ibrahimovic por un total de 63 millones de euros, 42 de ellos por el defensor brasileño. Además, también llegó procedente del Napoli el eléctrico mediapunta argentino Ezequiel Lavezzi por 26 millones de euros. Por si fuera poco, el mediocentro más prometedores de Italia, Marco Verratti, recaló en el club parisino por 12 millones de euros, sin siquiera haber debutado en Serie A, procedente del Pescara, para crecer a las órdenes de Ancelotti.

Este verano no ha sido menos y el PSG se hace con los servicios del cotizadísimo goleador uruguayo Edinson Cavani, pagando la extraordinaria cifra de 63 millones de euros al Napoli. Para culminar su gestión, Leonardo, dimisionario director deportivo tras su incidente con un árbitro que le ha supuesto un año de sanción, está en vías de cerrar el fichaje del prometedor central de 19 años Marquinhos, que crecerá -o sustiuirá, en caso de que se marche- junto a Thiago Silva, y por el que se pagará una cifra rondando los 35 millones de euros a la Roma.

Un total de once jugadores en cuanto se confirme el fichaje de Marquinhos, que dejan más de 270 millones de euros en el fútbol italiano en los últimos dos años. Un cierto impulso económico para el Calcio que, pese ha ver como le despluman de sus principales jugadores en cuanto destacan, continúa produciendo talentos y poco a poco está entrando en vías de recuperación. En parte gracias a un PSG que, en su afán de mejorar su plantilla, sigue pagando precios incluso desorbitados por algunos de los mejores futbolistas de la Serie A.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados