Fútbol inglés

article title

Los Ice Kings y el ADN de un club

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Mil millones de historias se han escrito sobre ese conjunto de jugadores que han callado bocas de conocidos y extraños. Pero, por gracioso que parezca, el espíritu de lucha que ha tenido este equipo -el Leicester City por si alguno no había caído en la pequeña adivinanza- se forjó hace 54 años cuando Ranieri, su actual héroe, apenas vagaba por las calles de Roma con un año de vida.

La temporada número 58 del club en la antigua Football League fue especial ya que, los problemas sociales que vivió Inglaterra en ésa época, provocaron cambios gigantescos en aquella liga. Y es que, el invierno del año 1963 fue el más frío en las islas en el siglo XX haciendo que los partidos de enero se suspendieran. Las plantillas del país no podían entrenar porque no solo eran las temperaturas extremas, también existía la complejidad de cuidar el césped de sus campos de entrenamiento y de sus estadios. Pero había alguien que iba a tener muchas agallas: Bill Taylor.

Taylor, el jardinero del Leicester en los sesenta, dio un golpe maestro en la competición usando fertilizantes para mantener el césped en buen estado y hacer desaparecer la nieve que se amontonaba en el antiguo Filbert Street –algo curioso ya que, el actual jardinero, se ha hecho famoso a base de cortar la hierba de forma diferente en la Premier League-. Nadie pudo entrenar, salvo los Foxes. Con los jugadores en mejor forma, los zorros enlazaron una increíble forma que les llevó a la final de la FA Cup –eliminando al Liverpool- y al liderato liguero. El primer título doméstico parecía cercano y las ilusiones en la ciudad se dispararon. El gélido temporal no solo no les paró, sino que aupó a los blues a entrenar sin miedo y con agallas como el fearless, lema que les ha acompañado este curso en el King Power.

leicester-kings-classifica

La historia de los reyes del hielo, aun así, comenzó a evaporarse con la llegada de mayo según la nieve se derretía con el aumento de las temperaturas. El City no ganó ninguno de sus últimos 5 partidos acabando en una decepcionante cuarta plaza. El United, para más inri, batió a los Ice Kings en la final de la FA Cup dejándolos sin premio después del gran esfuerzo realizado.

Asimismo, puede que esos chicos no consiguieran nada pero en ese escudo quedó una esencia que medio siglo después acabó empleándose para hacer una de las mayores hazañas de la historia de este deporte.  Porque los Ice Kings crearon el ADN del Leicester City.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados