La Liga

article title

Los fichajes menos rentables de la Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cada verano, los clubs de Primera División tratan de reforzar sus plantillas de cara a la siguiente temporada haciendo llegar a las mismas aquellos jugadores que, normalmente, piensan que podrán mejorar el nivel del equipo y contribuir a dar un salto de calidad para lograr alcanzar sus metas. Bien es cierto que en ocasiones, llegan fichajes simplemente para cubrir un hueco en plantilla, aunque en la mayoría de los casos la ambición es la de que ese jugador que el club firma ofrezca una mejora en la posición que refuerza.

Sin embargo, no siempre los fichajes veraniegos tienen el efecto deseado. Aunque es mucho más frecuente que esto ocurra en el mercado invernal, en el que ahora nos encontramos de lleno, ya que las urgencias son máximas y el abanico de jugadores menor, igualmente en verano nos podemos encontrar con un buen número de incorporaciones que no ofrecen lo esperado a los clubes que realizan sus apuestas.

Sin ir más lejos, gran repercusión tuvo el pasado verano la incorporación de Gaitán al Atlético de Madrid. El internacional argentino creó unas expectativas que, en gran parte debido a la gran competencia en la plantilla rojiblanca, de momento no se han visto cumplidas. Un caso distinto es el de Vrsaljko, jugador que sí que llegaba para dar profundidad a la plantilla y que ahora está gozando de la confianza de Simeone en el lateral derecho. El F.C. Barcelona apostó por jugadores como Paco Alcácer o André Gomes, procedentes del Valencia, para reforzar la plantilla y gozar de minutos para ofrecer rotaciones a las figuras blaugranas. Sin embargo, y especialmente en el caso del internacional español, la apuesta ha resultado fallida hasta el momento.

El Betis acometió una profunda reestructuración de su plantilla, realizando una gran cantidad de incorporaciones. En el conjunto verdiblanco siguen destacando, como siempre, Rubén Castro o Joaquín. Jugadores como Zozulya, Nahuel Leiva, Brasanac o Jonas Martin de momento han pasado de puntillas por el conjunto bético, no ofreciendo lo esperado de ellos cuando el club apostó por ellos o, en algunos casos, no teniendo la oportunidad de demostrar si pudieran ser válidos.

Jonas Martin llegó para ser un pilar fundamental del equipo bético | Getty

José Naranjo, uno de los jugadores más destacados en Segunda División la pasada temporada, fue uno de los fichajes más tempraneros del pasado verano, adelantándose el Celta de Vigo al resto de pretendientes del jugador. Sin embargo, no ha gozado de las oportunidades necesarias por parte de Berizzo para poder mostrar, como muchos vislumbraban, su valía para la máxima categoría. Ahora se le busca una salida que le ofrezca minutos para seguir creciendo.

Los vecinos gallegos se fijaron en Borja Valle del Real Oviedo, que no ha terminado de cuajar en Riazor, y también se reforzaron con un Marlos Moreno del que se esperaba bastante más de lo ofrecido hasta la fecha. También el Eibar se fijo en la categoría de plata, incorporando a Nano, gran aparición de la pasada temporada en el Tenerife, con un espléndido futuro por delante y que puede que en la segunda parte de la temporada cobre mayor protagonismo para Mendilibar. Hasta el momento, no ha destacado, sobre todo, porque no ha tenido oportunidades para mostrar su tremenda calidad.

El Espanyol fue uno de los grandes animadores del mercado. Aunque varias de sus incorporaciones sí que han tenido el efecto esperado, hay otras que no han cuajado. Es el caso de Demichelis, del que se espera que rescinda contrato ya en el presente mercado invernal, o el de Álvaro Vázquez, la vuelta del hijo pródigo que entre tanta lesión no ha podido volver a triunfar. Roberto Jiménez inició la temporada con la confianza de Quique, pero finalmente Diego López le ganó la partida de la titularidad bajo palos.

Tras Gerard Moreno, Leo Baptistao y Felipe Caicedo se encuentra Álvaro, sin minutos | Getty

Del Granada cuesta realizar la diferenciación entre los fichajes que han sido rentables y los que no. Nos quedamos con Tabanou, Vezo y Toral como incorporaciones que no han dado el nivel esperado hasta la fecha en Los Carmenes. Un recién ascendido como el Leganés no tuvo facilidades para reforzar su plantilla. A ello, hay que sumar que jugadores como Koné o Luciano Nieves, por diferentes motivos, no han ofrecido lo que se hubiera podido esperar de ellos. Sin ir más lejos, Medjani tampoco ha cuajado y ya ha abandonado Butarque.

Una de las sensaciones del verano fue la dupla Keko-Jony que incorporó el Málaga para reforzar sus extremos ofensivos. Las lesiones han mermado al jugador procedente del Eibar y Jony no ha tenido las oportunidades que se esperaban para dar continuidad a su gran temporada en Gijón.

Un caso similar al del Granada es el de Osasuna. Su gris temporada hace difícil destacar jugadores, pero sí que es cierto que de futbolistas como Riviere, Javi Álamo, Digard o Fran Mérida se esperaba mucho más de lo ofrecido hasta la fecha.

Es difícil poner un pero a la temporada del Sevilla, sin embargo jugadores como Sirigu, Ganso o Kiyotake han tenido poco protagonismo y han ofrecido probablemente un nivel inferior al esperado a su llegada, si bien es cierto que la competencia en Nervión es feroz.

Kiyotake sin protagonismo en Sevilla | Getty

El Sporting confió sobre todo en la fórmula de la cesión. En ocasiones esta opción es excelente pero en otras, caso del jugador procedente del Villarreal Afif o el aún perteneciente al Athletic Borja Viguera, el resultado está por debajo de las expectativas creadas.

También la vía de la cesión consiguió el Valencia con Munir, que llegaba desde Barcelona con el claro objetivo de dar un salto de calidad a la delantera ché. Claro exponente del rendimiento por debajo de unas elevadísimas expectativas iniciales. Finalmente, el Villarreal apostó por N’Diaye, si bien la decisión inicial de reubicar al centrocampista como defensa central no cuajó y probablemente sea éste uno de los motivos por los que el jugador procedente del Betis no haya podido triunfar en el recién bautizado ‘Estadio de la Cerámica’. Tampoco Cheryshev, mermado por las continuas lesiones, ha podido devolver la confianza puesta en él nuevamente por el submarino amarillo.

Pueden faltar algunos nombres o quizá a alguien le puedan sobrar algunos de los citados sobre estas líneas. Es difícil recordar un mercado veraniego en el que tantos fichajes hayan rendido por debajo de las expectativas creadas.

Y es que suele ser el veraniego el mercado más propicio para acertar a la hora de acometer fichajes, ese período de contrataciones más prolongado, con el tiempo necesario para acoplar al equipo a las nuevas incorporaciones, para estudiar al detalle las carencias de cada plantilla y actuar en consecuencia. Sin embargo, no existe la garantía de acertar en la apuesta realizada. ¿Será el presente mercado invernal la solución a las apuestas fallidas del pasado?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados