Fútbol Europeo

article title

Los fichajes más destacados del verano

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fran Navarro selecciona los traspasos más destacados que se han realizado durante el  mercado de fichajes veraniego. Una imprescindible selección de más de 300 futbolistas.

 

Gonzalo Castro (Bayer Leverkusen) al Borussia Dortmund.
Lateral o interior derecho. Uno de los jugadores que mejor rinden de la Bundesliga sin estar en primer plano habitualmente. De origen español, es el primer refuerzo del nuevo BVB sin Klopp

Dybala (Palermo) a la Juventus.
Joya del Calcio. Delantero por el que suspiraban los grandes de Europa, mucha movilidad y juego entre líneas en la zona de ataque que harán de la Juve un bloque aun mejor. Gran definición y futuro por delante. Recuerda a Saviola en sus inicios.

Alberto Bueno (Rayo Vallecano) al Oporto.
Uno de los mejores artilleros de la Liga BBVA 2014/15, siendo la pieza clave en el ataque de Paco Jémez. Delantero puro o mediapunta. Instinto goleador y llegada desde segunda línea que han hecho de él un pelotero cotizado por club es de superior categoría.

Depay (PSV) al ManUnited.
Extremo, objeto de deseo de media Europa y estrella del campeón de Eredivisie. Puede jugar por ambas bandas, pero preferiblemente la izquierda. Tremendo manejo de la pelota en carrera, buen golpeo y potencia de zancada. Recuerda mucho a Robben. Dio un recital contra España en el amistoso jugado en Abril de 2015.

Ben Arfa (Newcastle, libre) al Niza.
Juguete roto del fútbol francés. En su momento fue un excelente jugador de banda, habilidoso como pocos y clave para el Newcastle. Sus problemas con Alan Pardew, hoy entrenador del Crystal Palace, le hicieron salir cedido al Hull City donde prácticamente fue inédito e intentaron cederlo de nuevo al Niza pero la normativa Fifa no permite actuar en 3 clubes distintos la misma temporada y ahora es cuando se hace oficial.

Xavi (Barça) al Al-Sadd.
Leyenda viva del barcelonismo y posiblemente mejor jugador en la historia de España, ganando dos Eurocopas, un mundial y todos los títulos a nivel de clubes. Ahí es nada. Pocos como él tienen semejante visión de juego y último pase. Capacidad asombrosa para esconder la pelota, temporizar el juego y dar equilibrio. Decidió salir del club de sus amores rumbo a la aventura catarí para no tener que jugar contra ellos en Liga BBVA.

Gerrard (Liverpool) a Los Angeles Galaxy. 
Al igual que Xavi y el Barça, jugador emblema en la historia del Liverpool siendo el tercero con más partidos por encima de Ian Rush y Kenny Dalglish. Retrasó su posición con el tiempo de mediapunta a mediocentro, pero siempre conservó un gran golpeo de balón y ese don para sacrificarse por el equipo. Memorable aquella final de Champions contra el Milan donde acabó dándolo todo incluso defendiendo como lateral derecho. El resbalón que costó una liga contra el Chelsea, su peor momento.

Atsu (Chelsea) cedido al Bournemouth.
Primer gran refuerzo para uno de los equipos ascendidos a la Premier. Extremo ghanés, uno de los mejores jugadores de la Copa África 2015 disputada en Enero.
Llegó a Stamford Bridge desde el Oporto, pero nunca tuvo oportunidades y fue cedido por dos veces al Vitesse holandés y al Everton. Con esta, será su tercera aventura a préstamo.

Paolo Guerrero (Corinthians) al Flamengo.
Delantero, ex del Bayern Munich que habitualmente fue suplente. Corpulento, veterano pese a sus 31 años y con habilidad para aparecer dentro del área. Ganó el mundial de clubes 2012 con Corinthians, siendo compañero de equipo de Paulinho. Tremenda Copa América la suya, quedando tercero con Perú y hartándose de ver puerta.

 

Krohn-Dehli (Celta, libre) al Sevilla.
Enésima gran incorporación de Monchi, que refuerza al campeón de Europa League a coste cero.
Interior, puede jugar cerca del mediocentro aunque rinde mejor como volante. Hábil en la conducción, rápido y un fijo desde que llegó a Balaidos. Es pieza clave con la selección danesa.

Paul Clement (segundo de Ancelotti), entrenador del Derby County.
Primera aventura en solitario para el que fuese ayudante de Carletto en el Real Madrid. Poco que analizar sobre sus métodos, hasta entonces trabajando codo con codo con el italiano. Veamos cómo le va en su nueva andadura.

Essien (Milan) al Panathinaikos.
Pivote de contención. Uno de los mejores del mundo cuando estuvo en su mejor momento, pero desde que salió del Chelsea ha ido en declive. Técnicamente no es gran cosa, pero su fortaleza física y sacrificio en defensa le hacen pieza cotizada en algunos esquemas del fútbol actual.

Rafa Benítez (Napoli, libre) entrenador Real Madrid.
Clásico fichaje mediático de Florentino Pérez, esta vez en forma de técnico para devolver la ilusión al madridismo. Personalmente no apruebo la forma en la que se echó a Ancelotti, campeón de Champions en 2014 y a punto de disputarle la Liga a un Barça brutal con Messi pletórico de forma.
Veamos qué fútbol va proponiendo en su regreso a España y si de verdad no es tan defensivo como le criticaban sus detractores en Italia, de donde salió con malos recuerdos incapaz de meter al Napoli en Champions.

Christian Fuchs (Schalke 04) al Leicester City.
Carrilero izquierdo, fantástico en el despliegue vertical y uno de los mejores en su puesto de la Bundesliga. Sorprende bastante que no haya acabado en un equipo mejor. Recordado su recital en Champions en el Bernabeu, haciéndoselo pasar mal a Carvajal.

James Milner (Manchester City) al Liverpool.
Polivalente mediocentro inglés. No es una super estrella, pero trabaja para los compañeros como pocos y rinde aceptablemente donde le pongas. Comodín de Pellegrini, quien le usó a menudo antes que Jesús Navas en banda derecha. Sin duda, buen relevo para la marcha de Gerrard.

Fabian Schär (Basilea) al Hoffenheim.
Central. Formó pareja de zagueros con Walter Samuel y se dio a conocer a media Europa en aquella victoria sobre el Liverpool hace un año. Uno de esos fichajes extraños de un jugador que podría haberse marchado a un club bastante mejor. Tal vez por salario y demás no ha acabado en un conjunto de nivel medio español.

Scolari (libre), entrenador Guangzhou Evergrande.
Reemplazo mediático de Cannavaro en el banquillo chino. Tácticamente, criticado de conservador y practicante de un fútbol poco vistoso en su etapa de seleccionador brasileño. La aventura exótica le pondrá a prueba para demostrar de lo que realmente es capaz.

Palop, entrenador del Alcoyano.
Símbolo del sevillismo campeón de aquellas dos Copas de Uefa en la etapa con Del Nido presidente.
Debut en solitario en los banquillos de todo un histórico del fútbol modesto en España, donde anteriormente ya ejercía como componente del cuerpo técnico.

Casemiro (Oporto) al Real Madrid.
Mediocentro, clásico box-to-box como llamarían en Inglaterra. Aterrizó en España tras brillar en aquel Sao Paulo de Lucas Moura y poco después de subir al primer equipo, Lopetegui se lo llevó.
Brillante temporada en Portugal, provocando la compra en propiedad de los lusos y posteriormente recompra del Madrid.

 

Quique Sánchez Flores, entrenador del Watford.
Primera experiencia en Premier League del ya veterano entrenador español. A destacar sus etapas en Valencia, Benfica y Atlético, ganando la Europa League en 2010 y la Copa de los Emiratos Árabes en 2012 con Al-Ain.

Jorge Jesús (entrenador Benfica) al Sporting Portugal.
Mazazo duro al club donde consiguió sus mayores éxitos en el banquillo, logrando varias Copas y una Liga. Pocos en Portugal entienden este cambio de aires yéndose al eterno rival, pero su pasado como jugador sportinguista y la búsqueda de nuevos proyectos fueron lo que seguramente le convenció.

Cleverley (ManUnited) al Everton.
Mediocentro venido a menos. Arrancó muy bien sus primeros partidos en Old Trafford con Ferguson, pero fue perdiendo peso en el equipo y lo cedieron al Aston Villa, con una actuación discreta y de ahí al Everton en propiedad.

Aleix Vidal (Sevilla) al Barça.
Una de las sorpresas de la Liga. Extremo derecho o lateral. Llegó de la mano de Monchi tras una magnífica temporada en el Almería donde quedará para el recuerdo su exhibición contra el Atlético que sería campeón poco después. Su reciente internacionalidad con España y la conquista de Europa League pedían a gritos este salto de calidad en su carrera.

Danny Ings (Burnley) al Liverpool.
Delantero estrella del modesto club y una de las revelaciones de la Premier este año. Veamos qué rol ocupa en la plantilla, a priori suplente comodín como Rickie Lambert cuando llegó.

Darren Bent (Aston Villa, libre) al Derby County.
Veterano de guerra. Acabó contrato y tuvo pocos minutos por la competencia con Benteke y Agbonlahor. Buen refuerzo para uno de los históricos -y humildes- equipos de Inglaterra.

Ravel Morrison (West Ham, libre) a la Lazio.
Volante, ambas bandas. Mucha calidad individual en la conducción, recital para recordar contra el Tottenham, pero su cabeza siempre le pasó factura a lo largo de su carrera. En Roma llevaban tiempo tras él. Veamos cómo se desenvuelve en Italia.

Khedira (Real Madrid, libre) a la Juventus.
Uno de los culebrones del Madrid este año, desde que se conoció su futura salida del club. Mediocentro puro, puede jugar de corte defensivo u ofensivo en un doble pivote descolgándose hasta el área, como en la selección alemana. Aportará físico al centro del campo bianconero aunque las lesiones le persiguen y se lesionó en pretemporada, por lo que habrá que esperar.  

Sulejmani (Benfica) al Young Boys.
Segundo punta o extremo. Pieza clave con su selección y en el Ajax, pero su estancia en Portugal no fue todo lo buena que se esperaba de él y apenas mostró el nivel que exhibió en Holanda.
Paso atrás en su carrera deportiva. 

Forlán (Cerezo Osaka, libre) al Peñarol.
Acabada su experiencia en Japón, vuelve a su país natal para colgar allí las botas. Con 36 años, todavía conserva uno de los mejores golpeos con ambas piernas que se recuerdan del fútbol desde los tiempos del gran Pavel Nedved.

Anelka (libre) al Mumbai City.
Regresa a la Indian Super League por segunda vez al mismo equipo que le dio la experiencia de jugar en el nuevo proyecto de franquicias del fútbol asiático. Poco que añadir de él: trotamundos, todo un veterano en esto y capacidad de remate cuando pocos le esperan en el área. Frío de apariencia, pero todavía cumple como delantero.

 

Pedro Obiang (Sampdoria) al West Ham.
Uno de esos fichajes tapados del verano. Mediocentro de origen español, fantástico rendimiento el suyo en el Calcio y llegando a menudo desde la segunda línea. Por características, puede sentirse como pez en el agua en la Premier. Veamos.

André Ayew (O.Marsella, libre) al Swansea.
Mediapunta o extremo izquierdo. Extraño cuanto menos su salida, siendo habitual en los onces de Marcelo Bielsa durante gran parte de la Ligue 1. Solo un día después de quedar sin equipo, aparecieron los galeses para llevárselo.

Walter Pandiani (libre) al Lausanne-Sport.
Descolgó las botas un año después de su retirada para volverse a vestir de corto. A sus 39 años jugará en la 2ª división de Suiza. Poco que hablar de él: buen juego aéreo, colocación dentro del área y olfato de gol. Lógicamente el físico no le dará para rendir como antes.

Taarabt (QPR) al Benfica.
Fin a su aventura en Inglaterra, donde se hizo sonado por sus buenas actuaciones hasta que bajó el nivel escandalosamente y fue cedido al Fulham y Milan, volviendo a ser el mediapunta talentoso con desborde que todos conocimos en su mejor momento. Si la cabeza le acompaña y juega asiduamente, hay jugador para rato.

Iago Aspas (Sevilla) al Celta.
Regreso a casa de todo un ídolo local tras sus experiencias fallidas en Liverpool y Nervión.
Delantero que puede jugar de mediapunta o escorado a una banda, pero donde mejor se encuentra es en el carril central siendo referencia en ataque.

Heinze, entrenador de Godoy Cruz.
Debut profesional del Gringo en los banquillos. Ex Madrid, Manchester United o Marsella entre otros. Primera aventura en solitario partiendo desde el modesto fútbol argentino para poner en práctica lo que aprendió del Tata Martino cuando aun daba sus últimas patadas como central de Newell´s.

Bojinov (Ternana Calcio; Serie B) al Partizán.
Delantero trotamundos del fútbol europeo. Recordado por su paso, entre otros grandes, por Juventus, Fiorentina, Manchester City o Parma antes de entrar en declive. 29 años, mucho mundo recorrido y aun figura clave para la selección búlgara.

Van der Vaart (Hamburgo) al Betis.
Traspaso bomba en Liga BBVA para uno de los equipos con más solera de España. Buen refuerzo de cara al objetivo de la permanencia, pero personalmente me deja dudas en cuanto a estado de forma.
Mediapunta reciclado a mediocentro que a sus 32 años aun tiene calidad en la zurda, pero en Hamburgo pasó sin pena ni gloria.

Juanmi (Málaga) al Southampton.
Golpe duro al Málaga perdiendo su mejor goleador. Delantero de mucha movilidad, buena definición y juventud que le ha hecho ser internacional con España. Por sus características, la Premier puede sentarle de maravilla. Veamos qué tal.

Mihajlovic, entrenador del Milan.
Patata caliente la que coge el serbio, ocupando un puesto por el que en menos de dos años han pasado Allegri, Seedorf e Inzaghi. Francamente, no le fue nada mal en la Sampdoria pero sorprende un poco que sea el Milan su equipo para dar el salto cuando siempre dijo que por respeto a su pasado en el Inter jamás entrenaría al eterno rival.

 

Iraola (libre) al New York City.
Historia viva del Athletic de Bilbao. Lateral derecho de largo recorrido, en ocasiones interior depende del esquema empleado. Será compañero de equipo de su compatriota Villa, Lampard y Pirlo.

Drmic (Beyer Leverkusen) al Borussia M´gladbach.
Mazazo a un rival directo en la zona de la Bundesliga. Delantero de enorme calidad con espacios, titular con la selección suiza y una de las revelaciones de la Eurocopa 2012. Formará una dupla en ataque magnífica con Hermann.

Kakuta (Chelsea) al Sevilla.
Otra más de Monchi. Extremo, preferiblemente partiendo desde lz izquierda. Operación low cost para uno de los mejores jugadores tapados en la pasada Liga BBVA. Fijo con Paco Jémez en el Rayo Vallecano durante su cesión, pero totalmente descartado para Mourinho en el Chelsea.

Kjaer (Lille) al Fenerbahçe.
Central, internacional indiscutible por Dinamarca. Dejó muy buenas sensaciones en su estancia en el Palermo, pero fue de más a menos y no cuajó en la Roma. Sí que ha rendido bien en Francia, pero el traspaso a la liga turca es un paso atrás en su ya estancada carrera, desde mi punto de vista.

Micah Richards (Manchester City, libre) al Aston Villa.
Lateral derecho. Potente físicamente y bueno en la lucha cuerpo a cuerpo, pero no tenía sitio en el City y su cesión a la Fiorentina tampoco fue todo lo acertada que se hubiera esperado.

Areola (PSG) cedido al Villarreal.
Portero. Buen recambio para el puesto que dejó huérfano Sergio Asenjo tras su grave lesión.
Titular durante buena parte de la última temporada en el Bastia, donde también fue a préstamo desde Paris por la competencia difícil que tiene con Sirigu. Fue campeón del mundial sub-20 en 2013, siendo por aquel entonces compañero de Pogba.

Miyaichi (Arsenal) al St. Pauli.
Extremo, ambas bandas. Rapidísimo en el desborde por fuera, pero sigue estando muy verde.
Parece que llevara años en esto, aunque solo tiene 22 años. La paciencia de Wenger con él se acabó y lo venden tras unas cuantas cesiones al Bolton, Wigan y Twente.

Samu Castillejo (Málaga) al Villarreal.
Extremo izquierdo. De lo mejorcito el último año en La Rosaleda, dejando internadas en diagonal para el recuerdo y exhibiciones de fútbol magníficas en su primera temporada como profesional.
Junto a él, también se marcha Samu García (mediocentro). Otro mazazo al Málaga tras la pérdida de Juanmi.

Lucas Barrios (Montpellier) al Palmeiras.
Delantero emblema de aquel Borussia Dortmund campeón en Bundesliga antes de que comenzase el monopolio del Bayern y justo antes de que explotara Lewandowski. Perdió un par de años en China, volvió a Europa de mano del Montpellier y ahora pinta que entra en la recta final de su carrera de elite, con todos mis respetos por el Brasileirao.

Uche (Villarreal) y Gignac (O.Marsella, libre) al Tigres.
Refuerzo de lujo en el ataque mexicano, buscando claramente el objetivo de la Libertadores.
Sorprende bastante esa bajada de listón en ambos futbolistas que todavía tenían calidad para seguir en Europa, especialmente el francés y su espectacular campaña goleadora con Bielsa.

 

Milan Baros (Banik Ostrava) al Mlada Boleslav.
Recordado por su pasado en Anfield y aquella excelente Eurocopa 2004 que jugó con la República Checa, país natal donde aterriza ahora. A sus 34 años, ha marcado goles en clubes de renombre como el Liverpool, Lyon o Galatasaray.

Pukki (Celtic) al Brondby.
Segundo punta. Una de las joyas recientes del fútbol en Finlandia que sin embargo no acabó de despegar. Dejó buenas impresiones durante su pasado en el Schalke 04 pero se la pegó en el Sevilla, momento en el que hizo las maletas a Escocia y posteriormente ahora hacia Dinamarca.

Fernando Navarro (Sevilla) al Deportivo.
Eterno capitán sevillista de las 4 Copas europeas. Central o lateral izquierdo, fue criado en la Masía y compartió defensa con Frank de Boer y Puyol en el primer equipo del Barça. El fichaje de Tremoulinas por el Sevilla le fue restando minutos y en el tramo final de su carrera hace las maletas a otro histórico del fútbol español como el Depor.

Valdifiori (Empoli) al Napoli.
Mediocentro. Una de las sensaciones del Calcio la pasada campaña, con actuaciones brillantes como en aquella visita al campo de la Juve. Recientemente internacional con Italia. Buen refuerzo para la medular.

Djibril Cissé (SC Bastia) al Saint-Pierroise.
Fichaje bizarro del verano para el equipo de la isla francesa de la Reunión para disputar solo 5 partidos. Trotamundos del fútbol. Ha jugado en once clubes a lo largo de su carrera, siendo el Liverpool su mejor momento profesional cuando era el 9 de Francia por aquel entonces.

Kondogbia (Monaco) al Inter.
Mediocentro, pura potencia. Pieza clave del Monaco millonario cuando coincidió allí con Falcao y James. Su contratación se la disputó con el Milan pero se volverá a reencontrar con Medel, que fue compañero suyo en el centro del campo del Sevilla. 

Mandzukic (Atlético) a la Juventus.
Uno de los culebrones sonados. Por características, muy similar a Llorente -que salió al Sevilla- pero totalmente distinto a Dybala, la otra incorporación estrella en ataque bianconera de este verano.
Veamos si su carácter no le juega malas pasadas en la siempre dura Serie A o si por el contrario se adapta perfectamente. Perfil de referencia en el area tiene, desde luego.

Daniel Wass (Evian) al Celta.
Extremo derecho, aunque también puede caer a banda izquierda. Rápido con espacios y buen golpeo al primer toque. Salvó al Evian del descenso hace un año con un hat-trick.

Lucio (Palmeiras, libre) al FC Goa.
Reconocido central brasileño. En su momento, uno de los mejores del planeta cuando formó parte de aquella temible Brasil a finales de la década pasada. Pasó por las filas de clubes como Leverkusen, Bayern de Munich o Inter antes de regresar a Brasil, donde tuvo un discreto rendimiento antes de la llamada de la India.

Stekelenburg (Fulham) cedido al Southampton.
Brillante trayectoria como internacional con Holanda hasta que salió de la Roma. Criado en el Ajax, partió a Italia donde dejó buenas actuaciones bajo palos pero se equivocó fichando por el Fulham, descendiendo de categoría y yendo cedido al Monaco, donde apenas jugó. Recordado por ser el meta holandés en la finalísima de Sudáfrica 2010 que nos dio Iniesta.

Pepe Reina (Bayern Munich) rescinde contrato y al Napoli.
Regreso a la que fue su otra casa futbolística reciente después del Liverpool. Ágil en los mano a mano, buenos reflejos y todavía a día de hoy portero de primer nivel aunque apenas jugase con Guardiola por la dura competencia de Neuer.

 

Eto´o (Sampdoria) al Antalyaspor.
Nuevo destino -digamos extraño- para un delantero de su fama, tras aquella aventura fallida en el Anzhi. Recién ascendidos en la Turkey Super League, será el jugador emblema del proyecto nuevo para mantenerse en la máxima categoría.

Jackson Martínez (Oporto) al Atlético de Madrid.
Uno de los clásicos culebrones del verano. Deseado por media Europa, el Milan llegó a anunciar su fichaje en su canal de TV oficial para, días después, el futbolista negar que hubiera firmado nada.
En estas que llegó Simeone con el dinero fresco de vender a Mandzukic a la Juve y se llevó el gato al agua.

Roberto Firmino (Hoffenheim) al Liverpool.
Delantero de Brasil durante la Copa América de Chile, pero que nadie se engañe: no es Ronaldo, ni Adriano Leite, ni Luis Fabiano. En mi opinión, un 9 aceptable pero que por la falta de recursos en la Canarinha se ganó el puesto. Pagar 41 millones por él me parece el negocio del siglo a favor del Hoffenheim.

Tyton (PSV) al Stuttgart.
Experimentado portero polaco. Le disputó en su momento el puesto a Szczesny en la selección nacional pero dio un pequeño paso atrás en su carrera saliendo cedido al Elche, donde ha disputado una magnífica temporada. Tanto es así que los alemanes llamaron a su puerta cuando regresó de vuelta a Eindhoven, club que tenía sus derechos.

Sergio Araujo (Boca Juniors) a Las Palmas.
Uno de los mejores goleadores de la pasada Liga Adelante, clave en el ascenso de los canarios y autor del gol definitivo en el play-off contra el Zaragoza. Estuvo cedido al Barça B, donde por suerte para los amarillos no cuajó y acabó jugando con ellos que ahora compran el pase definitivo a Boca.
Técnicamente hábil con el balón en carrera y buena definición.

Miccoli (Lecce) al Birkirkara.
Trotamundos del fútbol. Jugó en Juventus, Palermo, Fiorentina y Benfica entre otros equipos interesantes. Bajito de estatura y aparentemente pasado de peso, pero cuando arranca con la pelota es muy difícil de parar y tiene un fenomenal disparo desde media distancia. Jugará en la modesta liga de Malta. 

Valdivia (Palmeiras) al Al Wahda.
“El Mago”, figura clave de Chile en la Copa América con un recital tras otro. Mediapunta puro, lo que en Argentina llaman el clásico enganche. Capaz de ver un pase entre tres defensas o de colar el balón por las piernas de quien se ponga delante. Una delicia verlo jugar (y una pena que se nos vaya tan pronto por los petrodólares).

Saviola (Hellas Verona) a River Plate.
Vuelve a casa tras 15 años en Europa para coincidir con Gallardo en un equipo armado con él desde el banquillo, que ya fue compañero suyo en su etapa de jugador. Ha perdido algo de velocidad punta, obviamente ya no es el Saviola del Barça, pero conserva el gol.

Deulofeu (Barça) al Everton.
Segunda etapa en Goodison Park. Tuvo pocos minutos en la primera, antes de acabar cedido en el Sevilla donde tampoco despegó, pero en la ciudad de Liverpool tienen una fe ciega en él. Roberto Martínez le dio confianza y cuando salía los minutos finales era habitual que las defensas bailaran buscándole. Para el recuerdo aquella exhibición contra el Arsenal en el Emirates. El Barça se reserva opción de recompra, por si acaso.

Charles (Celta) al Málaga.
Primer gran refuerzo para el mal parado Málaga en el mercado de verano, tras perder a Juanmi, Castillejo y Samu García. No ha sido titular indiscutible en Vigo, pero sus goles acabaron encadilando a la parroquia celtiña. La vuelta de Iago Aspas quizá propició su marcha por la competencia.

Berardi (Sassuolo, cedido por Juventus) en propiedad Sassuolo.
Delantero, una de las perlas jóvenes de Italia. Temporada sensacional con Zaza, pareja de ataque e internacional en la absoluta (Berardi aun es sub-21). Su poker de goles al Milan quedará en el recuerdo de la historia del Calcio. Pura movilidad y gol si le concedes espacios.

Simao (libre) al North End United.
Vuelve a calzarse las botas después de un año lejos del fútbol. A sus 35 años, ha pasado por las filas de clubes como Barça, Benfica, Atlético o Espanyol. De sobra conocido en España y Portugal. Magnífico extremo en sus tiempos que probará suerte en la recien creada Indian Super League.

Heitinga (libre) al Ajax.
Retorno al punto de partida, a la que fue su casa tras jugar en Atlético, Everton, Fulham y quedar sin equipo cuando los londinenses descendieron el año pasado. Central o lateral derecho. Muchas dudas sobre su estado actual de forma a los 31 años y una temporada entera sin jugar.

Momo Sissoko (Levante) al Shanghai Shenhua.
Mediocentro con una carrera deportiva impresionante. Ha militado en Juventus, Liverpool, PSG, Fiorentina y Valencia entre otros. Casi nada. Vivió sus mejores años en Anfield y Turín, pero ya hace un par de temporadas que comenzó su particular cuesta abajo.

Ya Konan (Hannover) al Fortuna Düsseldorf.
Extremo, marfileño. Puede jugar también en punta como falso 9, pero donde mejor funciona es pegado a la banda desbordando por velocidad. Tuvo un par de buenos partidos en Europa League hace dos años, cuando más sonó su nombre en el panorama internacional pero realmente fuera de la Bundesliga no ha transcendido mucho. Buen fichaje pese a todo, para un club modesto.

Wellenreuther (Schalke 04) cedido al Mallorca.
Portero alemán. Buen futuro por delante e internacional con la selección sub-20. Debutó en Champions nada más y nada menos que en el Bernabeu, el famoso día de la lesión de media plantilla y que casi remontaron al Madrid en la vuelta de octavos.

“Lucho” González (Al Rayyan) a River Plate.
Otro hijo pródigo que vuelve a casa. Técnicamente buenísimo, pasó sus mejores años en Oporto pero se decantó por los petrodólares de Qatar cuando tuvo ofertas mejores de equipos europeos.
Ha sido y es uno de los mejores medios recientes que ha dado el fútbol de Argentina.

Viviano (Palermo) cedido a la Sampdoria.
En su momento, internacional con Italia y uno de los mejores guardametas de entonces -cuando estuvo en su mejor época del Palermo-. Pasó sin pena ni gloria por el Arsenal y la inactividad le ha venido pasando factura este último año.

Payet (O.Marsella) al West Ham.
Extremo, ambas bandas, o mediapunta. Uno de los pilares claves de la magnífica campaña con Marcelo Bielsa que estuvo a punto de disputarle la liga al todopoderoso PSG. En Inglaterra llevaba tiempo sonando su fichaje y solo fue cuestión de tiempo.

 

Okazaki (Mainz 05) al Leicester City.
Segunda y brillante incorporación de Los Zorros, tras la sorprendente llegada del carrilero zurdo Fuchs. Delantero internacional japonés, uno de los goleadores tapados de la Bundesliga y estrella del Mainz. Para el recuerdo aquella exhibición suya en el 4-3 a Italia en la Copa Confederaciones 2013.

Tévez (Juventus) a Boca Juniors.
Bomba de mercado. Por relación calidad / precio, posiblemente el mejor movimiento del verano.
Vuelve a la que fue su casa después de unos años al servicio de varios grandes en Europa y habiéndolo ganado todo en Italia con la Juve salvo la Champions, que conquistó con el ManUnited.
Aun tiene muchísimo fútbol que ofrecer y será, de largo, el mejor jugador de la liga Argentina.

Demba Ba (Besiktas) al Shanghai Shenhua.
Uno de los mejores 9 que ha dado Senegal. Destacó en Newcastle formando una brillante pareja con Papis Cissé, el Chelsea se fijó en él cuando Torres pasaba por sus horas más bajas y allí respondió aceptablemente hasta la llegada de Diego Costa. En Turquía tampoco ha dado mal rendimiento, por lo que su salida al fútbol de China es un poco prematura, no tanto si tenemos en cuenta que hoy en día mandan los sueldos millonarios.

M´bia (Sevilla) al Trabzonspor.
Excelente pivote de contención. Puro músculo y fuerza, de corte físico. Formó una dupla en el doble mediocentro con Krychowiak en el Sevilla bicampeón de Europa League, pero decidió salir del club al pedir un aumento de sueldo lejos de lo que le ofrecían. Curiosamente, los turcos le llegaron a presentar antes de la firma, el jugador se echó atrás por no estar de acuerdo tampoco con su salario allí y a la segunda llegó el acuerdo una semana después.

Petr Cech (Chelsea) al Arsenal.
Bomba de gasolina en la Premier. Se marcha uno de los ídolos recientes de Stamford Bridge al rival rojo de la ciudad de Londres. Indiscutible desde su llegada en 2004, el checo perdió la titularidad en beneficio de Courtois la temporada pasada. Momento en el que sintiéndose importante aun, decidió hacer las maletas y provocar un caos de camino en la portería de Wenger. Tras este movimiento, el perjudicado fue Szczesny que salió cedido a la Roma y se quedaron el checo y Ospina.

Sergio García (Espanyol) al Al Rayyan.
Delantero, buque insignia periquito a pesar de que se crió en la cantera del Barça. Internacional y campeón de Eurocopa 2008 cuando pasaba por uno de sus mejores momentos en el Zaragoza. Descendió y jugó en equipos de sobra conocidos como Levante o Betis. Su venta se debió más a problemas económicos del Espanyol que a otra cosa.

Paulinho (Tottenham) al Guangzhou Evergrande.
Mediocentro venido a menos. Tuvo un 2012 espectacular, ganándole el mundial de clubes con el Corinthians a todo un Chelsea que venía de proclamarse campeón de Champions. Clásico box-to-box de ida y vuelta, pero que nunca terminó de adaptarse a la Premier y la aparición del canterano Mason le perjudicó más aun.

Langerak (Borussia Dortmund) al Stuttgart.
Segundo portero que llega al Mercedes Benz Arena para reforzarse atrás y competir directamente con Tyton, ex PSV cedido la temporada pasada al Elche. Espigado (1’91), técnicamente bueno con los pies, pero necesita minutos porque la presencia de Weidenfeller nunca le dejó disputar más de 9 partidos en liga en Dortmund.

Douglas Costa (Shakhtar Donetsk) al Bayern Munich.
Extremo, internacional con Brasil y tremendo pelotero manejando el balón. Golpe de efecto de Guardiola llevándose a una de las joyas del momento para contrarrestar las continuas bajas por lesión de Ribèry. Puede jugar por ambas bandas, pero preferiblemente la derecha.

Imbula (O.Marsella) al Oporto.
Cotizado mediocentro de corte físico. Estuvo en la agenda de grandes como el Inter, la Juventus o el Valencia pero el dinero ingresado en Do Dragao por la venta de Casemiro y Jackson ganó la subasta.
Pieza clave con Bielsa la temporada pasada, dando la cara contra el PSG como en aquella recordada expulsión injusta en el duelo clave de Ligue 1 contra los parisinos.

Clyne (Southampton) al Liverpool.
Uno de los mejores laterales derechos del momento. Indiscutible con Koeman en la última Premier y justamante internacional con Inglaterra. La salida de Glenn Johnson de Anfield y la pequeña bajada de nivel de Manquillo fueron factores decisivos en su contratación.

Assou-Ekotto (libre) al Saint Etienne.
Carrilero izquierdo. Pasó su mejor época en el Tottenham cuando compartía banda zurda con Bale, luego fue cedido al QPR donde apenas se le vio y al quedar sin equipo vuelve a Francia para afrontar el tramo final de su carrera, donde ya jugó en el Lens.

Sylvain Distin (Everton, libre) al Bournemouth.
Otro buen refuerzo de bajo coste para los recién ascendidos a la Premier League. Veterano central francés, sale fuerte al choque y no se asusta con nada. Zaguero de la vieja escuela, físicamente potente y de gran envergadura.

Ryan Babel (Kasimpasa) al Al Ain.
Juguete roto del fútbol holandes. Vivió sus mejores años siendo jugador del Ajax, momento en el que fichó por todo un Liverpool donde tuvo actuaciones más bien discretas. No terminó de explotar nunca como futbolista y con solo 28 años jugará en su quinto club.

Miranda (Atlético de Madrid) al Inter.
Magnífico central. Uno de los mejores del mundo al momento de ganar el Atleti aquella sufrida Liga en el Camp Nou con Diego Costa, Courtois y compañía. Formó pareja de ensueño con Godín y su nivel le llegó a ponerlo por delante de David Luiz en Brasil como pareja de Thiago Silva en la zaga, pero la irrupción de Giménez y el interés de otros equipos hizo que Simeone diera validez a su salida.

Ocampos (Monaco, cedido al O.Marsella) propiedad O.Marsella.
Interior argentino. Uno de los mejores jugadores del Monaco post James y Falcao, pero su alto sueldo y la bajada de caché del equipo respecto del inicio del proyecto millonario acabaron por mandarlo cedido con Marcelo Bielsa. Jugó más de la mitad de los partidos durante la Ligue 1, pero aun así ha convencido en el Vélodrome y se lo quedan en propiedad.

Holtby (Tottenham, cedido al Hamburgo) propiedad del Hamburgo.
Mediapunta alemán. Su llegada a Londres fue un error de fichaje, nunca cuajó allí y salió a préstamo a su país de origen para adaptarse un tiempo y ganar minutos.
Pochettino no cuenta con él y la directiva decidió venderle definitivamente.

Iago Falqué (Genoa) cedido a la Roma; compra obligatoria.
Segundo punta o extremo por ambas bandas. Excelentes actuaciones en Liga BBVA cuando estuvo cedido en Almería o Rayo Vallecano, pero nunca contó con la confianza del Tottenham, que lo vendió a los italianos. Veamos cómo responde ante la llegada de uno de los grandes equipos de Europa.

Murillo (Granada) al Inter.
Central colombiano, internacional por su país. Uno de los mejores defensas del momento, por lo que retenerlo era casi imposible si venía la llamada de un club importante. Rápido y de gran envergadura. Para el recuerdo su partidazo contra Argentina en la pasada Copa América de Chile 2015.

Rami (Milan) al Sevilla.
Respuesta mediática de Monchi a la marcha de pesos pesados como Aleix Vidal o M´bia.
Potente zaguero francés, en su momento uno de los mejores del mundo con el Valencia y fijo con la selección francesa pero la realidad es que no ha jugado todo lo que se esperaba de él en Italia. Veamos cómo le saca partido Unai Emery.

Grafite (Al Sadd) al Santa Cruz.
Hábil extremo regateador. Ex Wolfsburgo, se hizo mundialmente conocido por aquella obra de arte que le marcó al Bayern Munich dejando atrás a toda la defensa y el portero. Desapareció por la puerta de atrás en el panorama internacional para ganar petrodólares y ahora ficha por el modesto club de la Serie B brasileña.

Bacca (Sevilla) al Milan.
Tardó en llegar, pero al fin San Siro verá a un nuevo fichaje en condiciones después de tanto tiempo vagando por la tabla de la Serie A sin que nadie les respete deportivamente hablando. Mérito de Monchi darle a conocer y asentarlo en la selección colombiana, muchos goles después de haber llegado cuando en el Brujas apenas le conocía nadie.

Lucas Vázquez (Espanyol) al Real Madrid.
Interior derecho. Estrella en Cornellà-El Prat, pero su presencia de blanco me deja serias dudas sobre su éxito a corto / largo plazo. En principio, es una recompra por la obligación madridista de rellenar el cupo mínimo de canteranos en el primer equipo y el tiempo dirá si continua su progresión allí o no. Calidad tiene, desde luego.

Coates (Liverpool) al Sunderland.
Central. Fijo con la Uruguay campeona de Copa América en 2011, valiéndole su contratación con los Reds, donde fue prácticamente inédito salvo algunos partidos de copa. Su temporada cedido en Sunderland resultó ser bastante aceptable y finalmente se queda allí definitivamente en propiedad. 

Luiz Adriano (Shakhtar Donetsk) al Milan.
Otro de los movimientos sorpresa, llegando el mismo día a Italia que Bacca para armar una delantera terrible rossonera. Internacional brasileño. Puede moverse por toda la zona de arriba y tiene gol. El Bate Borisov puede dar fé de ello tras los cinco que le hizo en Champions él solito. 
Curiosamente, lo tuvo hecho para irse a Qatar pero rechazó la oferta pese al acuerdo entre los clubes para seguir en el fútbol de elite europeo. 

 

Holebas (Roma) al Watford. 
Lateral izquierdo. Una de las sensaciones de la Champions hace dos temporadas cuando el Olympiacos le sacó los colores a todo un Manchester United en los duros tiempos de David Moyes.
No cumplió en el Calcio, donde competía por el puesto con Ashley Cole, y esto es un paso atrás en su carrera aunque con 31 años ya no iba a llegar mucho más lejos, la verdad.

Obi (Inter) al Torino.
Interior zurdo, nigeriano. Aun joven, pero en el Inter se disputaba la titularidad primero con Nagatomo y luego con Dodó, que hacía las veces de carrilero largo. Rápido, muy vertical pero quizá le falten más minutos de juego que debería tener en el Toro.

Falcao (Monaco) cedido al Chelsea.
Segunda salida a préstamo procedente del Principado monegasco, cuyo proyecto millonario se derrumbó definitivamente el año pasado si hablamos claro. Lejos del nivel que tuvo en el Atlético y primera temporada en la Ligue 1 antes de lesionarse. Decepcionante Copa América donde fue hasta suplente contra Argentina en cuartos y en el Manchester United, jugando más de una vez con el equipo reserva. Veamos si puede recuperar algo del magnífico goleador que llegó a estar entre Cristiano y Messi.

Konoplyanka (Dnipro, libre) al Sevilla.
Tremendo. En mi opinión, y hasta la fecha, el mejor fichaje del Sevilla y puede que hasta de la Liga BBVA. Extremo derecho, desborde a banda cambiada entrando por la izquierda y buen disparo desde media distancia. Dio varios recitales en Europa League, uno de ellos contra el Tottenham, y en la actualidad posiblemente sea el mejor ucraniano que hay desde la retirada del gran Shevchenko.

Montoya (Barça) cedido al Inter.
Salida con opción a compra por parte de los italianos. La renovación de Dani Alves y la posibilidad de que Aleix Vidal juegue en cualquier posición del carril derecho le cerraron aun más las puertas para seguir en el club donde se formó como jugador.

Neto (Fiorentina) a la Juventus.
Teórico relevo en la portería de Storari (ahora del Cagliari) como suplente de Buffon. Buenos reflejos, titular en las dos últimas campañas bajo las órdenes de Montella y un excelente refuerzo para el mejor club de Italia a día de hoy.

Gargano (Napoli) al Monterrey.
Mediocentro defensivo. Perdió la titularidad con Rafa Benítez en favor de David López, habitualmente la pareja de baile de Inler en el doble pivote. Aun asiduo en la selección uruguaya. Llega a una liga bastante competitiva que comienza a crecer como la mexicana, gracias a los fichajes de Gignac, Uche o Ronaldinho en su momento. 

Cedrick (Betis) al Columbus Crew.
Interior derecho, rapidísimo. Internacional con la RD Congo y estrella bética hace dos años cuando en su mejor momento estaba, con aquel memorable partido en el Bernabeu destrozando a Sergio Ramos. Su etapa a préstamo en el Osasuna acabó y emprende una nueva aventura en la MLS norteamericana. 

Podolski (Arsenal) al Galatasaray.
Uno de esos jugadores tal vez sobrevalorados para lo que han venido siendo sus últimos años.
Estuvo a un nivel altísimo en el Colonia, equipo de sus amores, antes de acabar en el Bayern Munich. Tuvo un rendimiento discreto allí antes de volver a sus orígenes y posteriormente Wenger se lo llevó a Londres, donde las lesiones le permitieron jugar poco -casi siempre en banda izquierda-. Su cesión al Inter la temporada pasada no mejoró las cosas y acabó dando un paso atrás en su carrera saliendo traspasado a Turquía.

Santi Mina (Celta) al Valencia.
Delantero o extremo. Fichaje que generó cierta controversia por tener a Jorge Mendes de representante y deportivamente hablando, excesiva competencia en ataque como para jugar demasiado a priori. Polémica aparte, excelente jugador con futuro por delante si le dejan minutos y le dan confianza.

Nani (Manchester United) al Fenerbahçe.
En su momento, uno de los mejores regateadores del mundo entrando desde la banda derecha de Old Trafford pero fue apagándose y perdió la titularidad por completo. Cedido al Sporting Portugal la temporada pasada donde cuajó buenas actuaciones y traspasado ahora a uno de los grandes de Turquía.

David Barral (Levante, libre) a Al Dhafra.
Delantero. Hizo historia en el Levante al convertirse en el máximo goleador en la historia del club.
Memorable su hat-trick al Málaga, equipo con el que supuestamente tuvo apalabrado el traspaso pero acabó decidiéndose por el fútbol de los Emiratos Árabes.

Tymoschuk (Zenit) al Kayrat Almaty.
Mediocentro defensivo, ídolo en aquel Zenit campeón de Uefa con Arshavin y compañía. Fichó por el todopoderoso Bayern cuando estaba en el mejor momento personal de su carrera, pero con los años regresó a casa y ahora ficha por un desconocido de Kazajistán.

Spahic (libre) al Hamburgo.
Internacional bosnio y viejo conocido en el Sevilla. Lateral derecho o central. Expulsado del Leverkusen por una polémica con un fotógrafo al que agredió, estuvo unos meses apartado del fútbol hasta que le llegó la llamada del histórico Hamburgo.

Luis Alberto (Liverpool) cedido al Deportivo.
Mediapunta, buena conducción y verticalidad. En Anfield sigue sin sitio por la competencia y tras un buen año cedido al Málaga, hizo las maletas para jugar en Riazor.

Jojic (Borussia Dortmund) al Colonia.
Mediocentro serbio. Procedente del Partizán de Belgrado, apenas tuvo continuidad y confianza por parte de Jürgen Klopp, que lo puso si acaso en una veintena de partidos en dos temporadas completas. Paso atrás en su carrera con 23 años.

Gudjohnsen (Bolton Wanderers) al Shijiazhuang Ever Bright.
Viejo rockero del fútbol contemporáneo. Formó parte del inicio del mejor Barça de la historia y como mediapunta o delantero puro pasó por clubes de la talla del PSV, Chelsea, Monaco o Tottenham entre otros. La aventura en China posiblemente sea su última etapa antes de colgar las botas, si bien no regresa a Islandia para hacerlo allí. 

Pirlo (Juventus) al New York City.
No necesita presentaciones. Pura clase, visión de juego fuera de lo común, pase largo rozando la perfección y tremendo lanzador a balón parado. Tras agotar su ciclo en la elite europea del Calcio, formará un conjunto de ensueño con Villa, Lampard e Iraola en el equipo neoyorquino.

Bakkali (PSV) al Valencia.
Mediapunta o extremo. Velocidad endiablada, conducción habilidosa en carrera y buen golpeo con ambas piernas. Alcanzó su mejor momento de forma en 2013, pero desde entonces se oyó hablar cada vez menos de él hasta que volvió a la primera plana gracias al interés valencianista.

José Mauri (Parma) al Milan.
Salto de calidad en su carrera. Mediocentro puro, llega bien al área desde la segunda línea y fue lo mejor del desaparecido Parma la temporada pasada. De origen argentino, 19 años y un futuro prometedor por delante. Él solito se cargó a la Juve en aquella famosa victoria parmesana por la mínima cuando nadie apostaba un euro por ellos. 

Nekounam (Osasuna) al Saipa FC. 
Mediocentro, conocido por todos en España. Un par de idas y venidas al equipo que posiblemente más cariño le tenga de su historial, puesto que siempre jugó fuera de Europa en los Emiratos Árabes, Kuwait o Irán -su nuevo destino en esta ocasión-. 

Arda Turan (Atlético de Madrid) al Barça.
Bomba electoral previas votaciones del socio para elegir presidente. Uno de los mejores interiores del mundo a día de hoy, con una técnica pura elegantísima, capacidad asociativa, desborde por regate muy similar a Iniesta y polivalencia. Se hizo grande con Simeone y llega con el cartel de estrella. Veamos si será titular o si tendrá que ir compartiendo minutos con el propio Iniesta y Rakitic.

Vietto (Villarreal) al Atlético de Madrid.
Segundo refuerzo de lujo para la delantera de Simeone, que fue quien le hizo debutar en Racing de Avellaneda. Junto a Jackson y Griezmann puede formar un trio goleador letal, con permiso de Torres. Recuerda por estilo y características al mejor Saviola.

Zaza (Sassuolo) a la Juventus.
Overbooking de arietes en la Vecchia Signora, pero nunca está de más otra estrella en la punta de ataque si se trata del 9 titular de la selección italiana Explotó la temporada pasada formando pareja con Berardi y el salto a un grande era cuestión de tiempo.

Pandev (Galatasaray, libre) al Genoa.
Mediapunta o falso 9. Ya en el tramo final de su carrera, aunque cuando mejor estuvo jugó a un buen nivel en Inter y Lazio. Paso muy discreto por Turquía el del macedonio.

Sergio Sánchez (Málaga) al Panathinaikos.
Lateral derecho o central. Uno de los mejores zagueros de su ex equipo, nuevamente golpeado en verano por otra venta clave. A sus 29 años, probará suerte por primera vez fuera de España.

Bryan Rabello (Sevilla, libre) al Santos Laguna.
Enganche. Estrella de Chile en aquel mundial sub-20 de 2013, pero nunca acabó por hacerse un hueco en el Sevilla que lo cedió al Deportivo y al Leganés. Vuelve al fútbol de América pero no a Chile, sino a la creciente liga mexicana.

Bryan Ruiz (Fulham) al Sporting Portugal.
Primer refuerzo de peso para Jorge Jesús. Mediapunta o interior derecho. Alto, espigado, con una técnica pura bastante buena y conducción elegante de la pelota. El descenso del Fulham fue un calvario cuando le privaron de salir cedido al Levante el año pasado y por fin ahora sale liberado de allí rumbo a uno de los equipos más importantes de Europa.

Leo Baptistao (Atlético de Madrid) cedido al Villarreal.
Enésima salida a préstamo tras Betis y Rayo por no tener sitio en la plantilla del Cholo. Delantero que puede jugar caido a una banda. Gran manejo de ambas piernas y disparo desde media distancia. Su cesión forma parte del pago por el traspaso de Vietto.

Alderweireld (Atlético de Madrid) al Tottenham.
Lateral derecho, internacional por Bélgica pero por la competencia de Juanfran apenas logró jugar con el Atleti. Temporada decente cedido al Southampton hace meses y ahora vendido a uno de los grandes de la Premier, donde compartirá vestuario con su amigo y viejo conocido Vertonghen.

Asamoah Gyan (Al Ain) al Shanghai SIPG.
Delantero y símbolo de Ghana. Se dio a conocer con una formidable actuación en el mundial de Sudáfrica 2010, siendo fichado por aquel entonces por el Sunderland. Desde entonces su rendimiento bajó un poco y aprovechó la fama mediática obtenida para jugar en los Emiratos Árabes, previo paso a China.

Hugo Almeida (Kuban Krasnodar) al Anzhi.
Referencia portuguesa en tiempos de falta de un 9 puro de área. Buen juego de espalda, poderoso por arriba y buen disparo desde larga distancia. Un breve paso por el Cesena el año pasado, otro por el Kuban Krasnodar y finalmente al Anzhi.

Emenike (Fenerbahçe) cedido al Al Ain.
Intercambio de cromos tras la marcha de Asamoah Gyan al fútbol chino. Potente en carrera, conducción temible si le dejas espacios y buena definición. Marcó época jugando en el Spartak de Moscú.

Moi Gómez (Villarreal) cedido al Getafe.
Interior derecho. Un poco extraña su salida del Madrigal cuando prácticamente era titular a mediados de la temporada pasada y se mantuvo en el puesto. Jugador vertical, con visión entre líneas y excelente refuerzo azulón.

N´zonzi (Stoke City) al Sevilla.
Pivote de contención, de corte similar a M´bia que fue al Trabzonspor. Personalmente no le veo aun al mismo nivel del camerunés, si bien es cierto que todo depende de Unai Emery muchas veces. El tiempo dirá si fue un acierto o no.

Daniele Verde (Roma) cedido al Frosinone.
Bomba tapada del Calcio. La perla de la Roma: extremo que puede jugar en ambas bandas, con un desborde asombroso y buen disparo colocado desde fuera del área. A sus 19 años, buscará experiencia en uno de los recién ascendidos a la Serie A compartiendo vestuario con Longo, cedido también por parte del Inter.

Bebé (Benfica) cedido al Rayo Vallecano.
Sorprendió la temporada pasada a todos en el Córdoba, con un recital de fútbol al mismísimo Real Madrid. Interior derecho, potente en carrera, rápido pese a su corpulencia y buen disparo.
Pasó sin pena ni gloria por el ManUnited y desde hace un tiempo para acá viene mostrando su mejor juego en el Benfica, eso sí, sin contar para los portugueses y saliendo cedido nuevamente.

Cabaye (PSG) al Crystal Palace.
Interior o mediocentro puro. Distintos roles depende del equipo. Rindió como un excelente medio derecha en Newcastle, valiéndole su pase al gigante de Francia y la internacionalidad con la selección, donde ha solido ser pivote de contención para liberar a Pogba y Matuidi. Buen golpeo de libres directos, pero tuvo pocos minutos en París y Alan Pardew le rescata para volver a tenerle a sus órdenes.

 

Ogbonna (Juventus) al West Ham.
Uno de los centrales más prometedores del fútbol italiano recientemente. Se salió en aquel Torino de Immobile y Cerci, dio un paso adelante en su carrera llegando a la Juve, pero nunca terminó de contar para Conte ni Allegri (ambos preferían a Cáceres y Barzagli por delante suya).
De origen nigeriano. Aun tiene tiempo por delante para volver a ser el de antes.

McEachran (Chelsea) al Brentford.
Mediocentro. Juguete roto del fútbol inglés. Prometía mucho, pero a sus 22 años ha jugado ya en 7 clubes distintos entre cesiones y el tiempo que no cuajó en Stamford Bridge.

Van Ginkel (Chelsea) cedido al Stoke City. 
Pivote defensivo. Llegó a Londres procedente del Vitesse holandés, club hermanado, y Mourinho se le dio confianza su primer año hasta una lesión grave de rodilla. Aquello cortó su progresión, fue cedido al Milan donde tuvo minutos de continuidad con Inzaghi, pero acabó siendo suplente en el tramo final de temporada.

Given (Aston Villa) al Stoke City.
Veterano de guerra. A sus 39 años, ha pasado media vida en el Newcastle de donde salió rumbo al conjunto de Birmingham. Llega para ocupar el vacío que deja bajo palos la salida de Begovic al Chelsea (se hizo oficial más tarde).

Biabiany (libre) al Inter.
Una de esas maravillosas noticias del fútbol. Un problema de corazón le apartó del deporte cuando era jugador del Parma y superado aquel bache, vuelve al equipo de donde salió. Extremo habilidoso, mejor por la derecha que por la izquierda. Si inactividad un año entero me deja dudas personalmente, pero si vuelve a ser el de antes puede ser un gran fichaje a coste cero.

Iván Cavaleiro (Benfica) al Monaco.
Segundo punta, delantero o extremo. Excelente temporada cedido en el Depor, sirviéndose del todopoderoso Jorge Mendes para colocarle un peldaño más arriba en su carrera deportiva. A priori, reemplazo de Ferreira-Carrasco (analizado a continuación).

Ferreira-Carrasco (Monaco) al Atlético de Madrid.
Compra estrella tras los delanteros Jackson y Vietto. Interior, muy vertical y con desborde. No es tan técnico futbolísticamente hablando como Arda Turan, pero puede ocupar su hueco en el corazón de los aficionados perfectamente. Aun es joven y tiene proyección por delante a las órdenes de Simeone.

Pezzella (River Plate) al Betis.
Central. En mi opinión, el mejor fichaje bético después de Van der Vaart. Tal vez, incluso mejor en relación necesidad y futuro. Titular indiscutible con Gallardo en River y en la selección argentina sub-20.

Pazzini (Milan) al Hellas Verona.
Viejo rockero del fútbol italiano. Explotó como goleador de área en la Sampdoria. Luego pasó por Inter y Milan en un rocambolesco intercambio con Cassano cuando entonces y ahora será compañero del veterano Luca Toni en la punta de ataque.

Schweinsteiger (Bayern Munich) al Manchester United.
Uno de los bombazos del verano. Mediocentro puro. Criado en la cantera bávara, donde llegó siendo un crio hasta que alcanzó el primer equipo y con los años la internacionalidad indiscutible con Alemania. Grandioso golpeo desde larga distancia y visión de juego, pero las lesiones y llegada de Xabi Alonso le fueron perjudicando la temporada pasada hasta ser prácticamente inédito con Guardiola. Veamos cómo le acopla Van Gaal a su esquema: si mantiene el 4-3-3 o si pasa a un doble pivote. 

Guidetti (libre) al Celta.
Delantero. Estrella sueca en el último Euro sub-21 disputado en la República Checa, de donde salió campeón con los suyos. Buen disparo seco y colocado y movilidad de espalda a puerta. Sorprende bastante que ningún otro equipo importante se haya lanzado a por él después de liberarle el City.

Wijnaldum (PSV) al Newcastle.
Volante holandés. Fijo tanto en su selección como en su club. Buena conducción, juego asociativo desde segunda línea y uno de los mejores fichajes recientes en la historia de las Urracas, que ya necesitaban alguien que les ilusione.

Fanni (O.Marsella) a Al Arabi.
Lateral derecho o central. Fue titular durante toda su estancia en el Vélodrome, pero ya está venido a menos. Llegó a sonar en su mejor momento para el Atlético de Madrid.

Emiliano Insua (Atlético de Madrid) al Stuttgart.
Carrilero zurdo. Fue titular en su última etapa en Liverpool, asiduo con el Sporting Portugal y cedido al Rayo el año pasado pero nunca terminó de asentarse en el Atleti. Hermano de Emanuel Insua.

Darmian (Torino) al Manchester United.
Un puñal. De los mejores laterales diestros que hay ahora mismo. Largo recorrido, incansable, ida y vuelta todo el tiempo como demostró en aquella exhibición de Europa League contra el Athletic en San Mamés. Fijo en las convocatorias de Italia.

Behrami (Hamburgo) al Watford.
Otro refuerzo del recién ascendido para pelear por la permanencia. Mediocentro, puede jugar en doble pivote o de único mediocentro. Titular indiscutible en la selección suiza y en el Napoli hasta que fue perdiendo sitio allí poco a poco. Experiencia discreta en la Bundesliga a su paso por Hamburgo.

Casillas (Real Madrid) al Oporto.
El mejor portero en la historia merengue y posiblemente de España. Por edad, obviamente ya no era el mismo de antes y a menudo fallaba en salidas por arriba o balones aparentemente fáciles de blocar. Pero eso no da derecho al trato cruel que vino recibiendo las últimas temporadas (opinión mia personal).

Ronaldinho (libre) al Fluminense.
De sobra conocido por todos. Agotó el primero de los dos años que firmó con el Querétaro mexicano y salió antes de tiempo. Lo llegó a tener casi hecho con el Antalyaspor turco para irse con su ex compañero Eto´o. Todavía conserva ese toque de magia tan característico suyo aunque juegue andando.

Van Persie (Manchester United) al Fenerbahçe.
Delantero de primer nivel para el reforzado conjunto turco, donde se reencuentra con Nani.
Las lesiones y la edad le han hecho bajar un poco su cifra goleadora, pero sigue siendo uno de los mejores en esto y, sinceramente, para una entidad de menor exigencia será magnífico.

Immobile (Borussia Dortmund) cedido al Sevilla.
Reemplazo natural de Bacca en la punta de ataque. Rápido, se maneja bien lejos del área.
Si Unai Emery consigue de él que sea el mismo del Torino, hay goleador asegurado. Se la pegó en Alemania, pero salió de Italia siendo uno de los mejores artilleros del momento e internacional indiscutible por entonces.

Glen Johnson (Liverpool, libre) al Stoke City.
Tercera incorporación de los Potters en la misma semana, que ya se reforzaron con Given y Van Ginkel. Lateral derecho, titular con Inglaterra en su momento, pero actualmente por debajo de Clyne. Buen traspaso a coste cero, aunque haya dado un paso atrás en su carrera.

Javi Varas (Valladolid, libre) a Las Palmas.
Apuesta para la portería canaria en su vuelta a la máxima categoría. Buenos reflejos, canterano del Sevilla que conocen bien en Vigo y Pucela. Le dio la noche al Barça en aquella visita al Camp Nou durante la 2011/12 parándolo todo.

Eduardo (Flamengo, libre) al Shakhtar Donetsk.
Delantero croata de origen brasileño. Vuelve al Shakhtar por segunda vez, desde donde salió al Arsenal pero una grave lesión le afectó a su carrera y desde entonces ya nunca fue el mismo. No hará olvidar las ventas de Luiz Adriano al Milan y Douglas Costa al Bayern, pero al menos trae ilusión a los ucranianos.

El Shaarawy (Milan) cedido al Monaco con compra obligatoria.
Primer gran refuerzo por fin tras muchas marchas, la última antes de este movimiento la de Ferreira-Carrasco al Atlético. De origen egipcio, aun joven con tiempo para mejorar, fijo en Italia hasta su lesión que le tuvo en horas bajas temporada y media. Puede jugar de extremo izquierdo o de 9.

Schneiderlin (Southampton) al Manchester United.
Otro talentoso medio más para el poblado centro del campo de Van Gaal.
Fue pieza clave con Koeman la temporada pasada, internacional francés y deseado por Wenger que finalmente no logró ganar la puja.

Begovic (Stoke City) al Chelsea.
Reemplazo para Cech como teórico suplente de Courtois.
Magníficos reflejos, corpulento, difícil que no llegue a un balón esquinado, y un indiscutible en la portería de Bosnia. Realmente es una pena verlo en el banquillo pero sabía a lo que venía.

Claudio Ranieri, entrenador del Leicester City.
Veterano donde los haya de los banquillos, pasando por casi todos los equipos grandes de Italia y algún que otro importante como Valencia o Chelsea. Viene de pegársela en Monaco y selección de Grecia en sus últimas experiencias, por lo que la exigencia consigo mismo debería ser alta y el objetivo a cumplir, alcanzable. En Leicester tampoco le pedirán nada que no sea mantener la categoría.

 

Arshavin (Zenit) al Kuban Krasnodar.
Segundo punta o extremo izquierdo. Tremendo sus años entre 2008 y 2010, pero desde su segunda temporada en el Arsenal se fue apagando cada vez más y perdiendo aquella punta de velocidad conduciendo la pelota. Regresó al Zenit donde nunca logró a ser el mismo y jugará en la segunda categoría de Rusia.

Toquero (Athletic, libre) al Alavés.
Uno de esos jugadores que sin ser una estrella caen bien al público. Luchador, sabe estar en el sitio y es oportunista como pocos cuando le dan minutos. Pero hablando claro, no tenía nivel para un grande y puede que hasta ni para estar en Liga BBVA.

Joao Pereira (Hannover) al Sporting Portugal.
Lateral derecho. Fue indiscutible en su primera etapa en Lisboa, tuvo un buen momento de su carrera en Valencia pero la llegada de Nuno le mató y Barragán le arrebató la titularidad. Paso discreto en Alemania antes de volver a casa.

Lugano (Häcken) al Cerro Porteño.
Viejo rockero del fútbol mundial. A sus 34 años ha jugado en 8 paises distintos, siendo el Fenerbahçe donde quizá mejor rindió antes de irse al PSG y una corta etapa en Málaga y West Bromwich. Antiguo capitán uruguayo hasta que Giménez le ganó el puesto formando pareja con Godín en la defensa.

Sterling (Liverpool) al Manchester City.
La Premier League boca abajo con este fichaje. Estrella en Anfield, mejor jugador con diferencia de Brendan Rodgers y posiblemente el mejor inglés del momento con permiso de Rooney. Talento puro todavía por explotar, solo 20 años, polivalente y con una velocidad y capacidad de generar fútbol asombrosa para su edad. El precio, eso sí, una burrada: 70 millones de euros para un jugador que apenas lleva 4 años como profesional.

Maxi Pereira (Benfica) al Oporto.
Lateral derecho, muy vertical, uno de los mejores del momento y pieza clave en la selección uruguaya como defensa o como volante en ataque. Golpe duro a uno de sus rivales directos en Portugal.

Freddy Adu (KuPS Kuopio) al Tampa Bay.
Juguete roto del fútbol estadounidense. Debutó muy joven y sonando para algunos de los más grandes clubes de Europa, pero su presencia al alto nivel se resume a pasos discretos por Benfica y Monaco además de otros 10 equipos más, casi nunca asentándose en ninguna entidad.
Delantero o segundo punta, buena conducción en carrera y pegada. Su última experiencia, unos meses en Finlandia antes de volver a su país de origen.

Clasie (Feyenoord) al Southampton.
Volante. Uno de los mejores holandeses de la nueva generación. Pulmón y eje del equipo en De Kuip.
A Koeman le vendieron Schneiderlin, pero le trajeron otro fantástico medio igual o mejor incluso. Mucho talento puro.

Gio Dos Santos (Villarreal) a LA Galaxy.
Incomprensible que tan pronto acabe en una liga de menor nivel y mediáticamente para jugadores en el tramo final de sus carreras. Delantero, falso 9 o mediapunta. Uno de los mejores futbolistas en la historia reciente de México. Pese a todo, la irregularidad siempre le acompañó de algún modo pero no como para salir de Europa.

Robinho (Milan) al Guangzhou Evergrande.
Segundo refuerzo mediático para Scolari en el conjunto chino. Uno de los futbolistas más talentosos recientemente. Llegó a ser nombrado el sucesor de Pelé, pero solo rindió decentemente en el Real Madrid su primera temporada y en sus orígenes del Santos. Desde entonces, Manchester City, Milan por dos veces y Santos por otras dos fueron testigos de cómo se fue apagando poco a poco.

Pavlyuchenko (Lokomotiv de Moscú) al Kuban Krasnodar.
Delantero de área. Explotó en aquella Eurocopa 2008 con Rusia, siendo fichado por aquel entonces por el Tottenham de Juande Ramos. Tuvo un nivel aceptable, pero Peter Crouch, Adebayor y Defoe le fueron comiendo la tostada antes de volver a su país, esta vez al Lokomotiv antes de fichar por el ahora nuevo equipo de Arshavin en segunda división.

Sunday Oliseh, seleccionador de Nigeria.
Como entrenador, desconocido. Toma el relevo de Stephen Keshi tras una polémica destitución.
Como jugador, fue uno de los mejores mediocentros en su día. Jugó en el Borussia Dortmund de Koller y Rosicky, siendo compañero de aquella gran Nigeria con Okocha, Kanu o Ikpeba.
Zubizarreta todavía debe estar recordando su potente derechazo en Francia´98.

Kaboul (Tottenham) al Sunderland.
Central o lateral derecho, muy potente de físico. Fue titular bastante tiempo con Redknapp y Villas-Boas, pero desde que Pochettino llegó a White Hart Lane y la competencia con Vertonghen, Fazio o Chiriches le han condenado a salir del club.

Downing (West Ham) al Middlesbrough. 
Vuelve a la que fue su casa tras pasar por Aston Villa, Liverpool y West Ham. Interior derecho reciclado a mediapunta, ya venido a menos por la edad. Aun tiene fútbol que aportar al equipo que entrena Karanka para buscar por segundo año el ansiado ascenso a la Premier que no lograron la temporada pasada.

Vergini (Sunderland) cedido al Getafe.
De deseado por el Tata Martino para el Barça a jugar en el Getafe en solo dos años. Se salió en Estudiantes como lateral diestro o central polivalente, pero nunca acabó por adaptarse a Inglaterra y su fichaje fue un fracaso, la verdad.

Kiko Casilla (Espanyol) al Real Madrid.
Personalmente, no le veo nivel para un grande como la portería blanca. Ello no quiere decir que sea mal portero ni mucho menos, pero al momento de su llegada Keylor Navas me parecía mejor e incluso Casillas, recién vendido al Oporto, también. El tiempo dirá si Benítez cuenta con él o si solo es un jugador de fondo de armario.

Yaya Sanogo (Arsenal) cedido al Ajax.
Segunda cesión para el punta francés tras jugar la temporada pasada a préstamo en el Crystal Palace.
Hasta que no madure más a ojos de Wenger, difícilmente entre en los planes del primer equipo. Desde que llegó en 2012 lo más significativo que hizo fueron aquellos cuatro goles al Benfica en un amistoso.

Andrés Fernández (Oporto) cedido al Granada.
Ex Osasuna. Portero de contrastada experiencia en la Liga BBVA, pero que nunca tuvo oportunidades en Do Dragao por parte de Lopetegui para demostrar su nivel. La llegada de Iker perjudicó aun más su situación.

Fabian Delph (Aston Villa) al Manchester City.
Mediocentro o interior izquierdo, internacional con Inglaterra. Fichaje bastante polémico después de declarar una semana antes a los medios que rechazaba irse al City para seguir siendo titular en su anterior equipo aunque cobrase menos. Una subida en la oferta, y todo solucionado. Una pena pero el fútbol actual es esto.

Teo Gutiérrez (River) al Sporting Portugal.
Segundo (y tremendo) refuerzo en el ataque lisboeta tras Bryan Ruiz. Enganche, delantero o interior. Uno de los hombres clave de Gallardo en el Monumental y fijo en las convocatorias de Colombia. Aportará clase y gol.

Albentosa (Derby County) cedido al Málaga. 
Central. Brilló a un nivel altísimo el primer tramo de Liga la temporada pasada con el Eibar, de ahí su traspaso a la segunda categoría de Inglaterra. No se terminó de adaptar allí y vuelve a préstamo a España. Buen juego por arriba y corpulencia.

Savic (Fiorentina) al Atlético de Madrid.
Competencia para la línea defensiva y meterle presión a Giménez y Godín, la teórica pareja de zagueros titulares. Fue prácticamente inédito con el City, pero en Italia era fijo en las alineaciones de Montella y también asiduo con su país. Llega a cambio de 14 millones y Mario Suárez, un precio quizá algo caro para un jugador de fondo de armario.

Trochowski (libre) al Augsburgo.
Interior derecho que puede jugar a pie cambiado. Alcanzó su mejor nivel de forma en el Hamburgo, pero nunca cuajó del todo en Sevilla por las lesiones. Internacional por Alemania en su momento, estuvo a prueba con el modesto de la Bundesliga y acabó convenciendo a los ojeadores de allí.

Quaresma (Oporto) al Besiktas.
Enésima incorporación mediática para una liga turca que crece bastante este año. Extremo derecho, magnífico golpeo de exterior con rosca y habilidad en el desborde uno contra uno que todos conocemos. Coincidió con la generación de Cristiano, pero si hubiera sido más constante quien sabe donde podría haber llegado porque talento tiene.

David Pizarro (Fiorentina) al Santiago Wanderers.
Veterano mediocentro chileno. A sus 35 años vuelve a su liga de origen para colgar allí las botas. Visión de juego y calidad para el último pase. Jugó en equipos de la talla del Inter, Roma o Manchester City.

Lanzini (Al-Jazira) cedido al West Ham.
Clásico enganche argentino. Mucho talento en River, pero acabó jugando en los Emiratos Árabes engañado por quienes le hicieron creer que sus dueños eran los mismos que el Manchester City. De película. Da el salto a Europa por fin a una de las grandes ligas y ojalá para quedarse.

Mario Suárez (Atlético) a la Fiorentina.
Paso atrás en su carrera. Formó parte de la operación para fichar a Savic y ciertamente, como mediocentro, en mi opinión le faltaba algo de calidad para jugar en todo un Atleti.

Iturra (Granada) y Duvan Zapata (Napoli) al Udinese [Zapata cedido].
Intercambio de cromos de la familia Pozzo. El primero de ellos, mediapunta de buen pase entre líneas y juego asociativo. Formó parte del mejor Málaga reciente pero acabó en Los Cármenes. El segundo, extremo izquierdo o delantero. Fue la competencia de Higuaín en la punta de ataque napolitana y llegó a ser llamado por Pekerman para Colombia donde hay mucho nivel arriba.

Jurado (Spartak Moscú) al Watford.
Séptimo refuerzo a lo grande de los ingleses recién ascendidos tras Quique Sánchez Flores, Holebas, Behrami, Nyom, Capoue, Vydra y Britos. Se dice pronto. Mediapunta, recordado por su paso en el Atlético o Mallorca entre otros. Brillante conducción de la pelota y buena visión de juego.
Criado en la cantera del Real Madrid, donde llegó a debutar con el primer equipo.

Larrivey (Celta) al Baniyas SC.
Delantero argentino, corpulento y típico 9 de área. Fue titular toda la temporada entera formando un trio de lujo con Nolito y Orellana, pero la vuelta a casa de Iago Aspas y el fichaje de Guidetti le pondrían las cosas difíciles y salir fue lo mejor.

Benteke (Aston Villa) al Liverpool.
Deseado delantero belga por el que media Europa suspiraba. Brendan Rodgers, descontento con Balotelli y viendo que la marcha de Sterling le dejó un buen número de libras en las arcas al club, no perdió la ocasión de llevárselo. Físico privilegiado, buen juego por arriba y potencia en carrera. Si está al 100% puede resultar muy complicado pararle y el mismo Chelsea lo comprobó en su momento.

Vidal (Juventus) al Bayern Munich.
Posiblemente el movimiento más importante de la Bundesliga. Reemplazo posicional de Schweinsteiger, aunque habrá que ver si Guardiola le usa como mediocentro o llegando más al área con libertad. Capacidad de recuperación asombrosa, buen disparo desde larga distancia y un precio asequible para como está el mercado de loco: 35 millones.

Cani (Villarreal) al Deportivo.
Interior derecho. Cedido la temporada pasada al Atlético para hacer fondo de armario, pero apenas contó para Simeone que lo quería para ocasiones intranscendentes. Refuerzo aceptable para ayudar en la permanencia gallega.

Leo Franco (San Lorenzo) al Huesca.
Todo un veterano. A sus 38 años, ha defendido las porterías de Mallorca, Atlético de Madrid o Zaragoza entre otros. Regresa a España para jugar en 2ª división y quien sabe si colgar allí los guantes.

Krhin (Inter) al Granada. 
Pivote de contención. Cedido al Córdoba la pasada Liga BBVA, siendo uno de los mejores del equipo y dejando buenas sensaciones que generó interés de clubes de perfil medio/bajo. No es un Top mundial en su puesto, pero si ha estado en el Inter es por algo.

Farfán (Schalke 04) a Al-Jazira.
Otra más del “fútbol moderno”. Magnífico extremo peruano, figura clave los últimos años en Gelserkinchen e internacional indiscutible con su país donde logró el tercer puesto en la pasada Copa América. Rápido, muy vertical, buen golpeo a balón parado y habilidad en el uno contra uno.

Lass Diarrá (libre) y Manquillo (Atlético de Madrid) al Olympique de Marsella [Manquillo cedido].
Refuerzos de bajo coste ante tanta salida en el equipo de Bielsa. Mediocentro conocido por su pasado madridista de corte defensivo y lateral derecho respectivamente, que la temporada pasada comenzó indiscutible en el Liverpool pero fue perdiendo sitio en el once.

Kuranyi (Dinamo de Moscú) al Hoffenheim.
Veterano delantero alemán de origen brasileño, bueno por arriba y goleador por oficio. Explotó en el Stuttgart antes de fichar por el Schalke 04, siendo entonces cuando mejor estado de forma alcanzó haciéndose con el puesto de 9 de la selección. Tras un exitoso paso por Rusia, regresa a la Bundesliga.

Di Santo (Werder Bremen) al Schalke 04.
Ariete de área. Referencia ofensiva de los suyos desde que llegó del Chelsea, donde apenas si tuvo oportunidades pero en Bremen fue santo y seña. Pagó de su bolsillo 6 millones de euros para salir del club y ser compañero de Huntelaar en el ataque del Schalke.

“Cebolla” Rodríguez (Atlético de Madrid) a Independiente de Avellaneda.
Reconocido interior izquierdo. Un fijo en las convocatorias de Uruguay que llegó al Calderón siendo por entonces pieza cotizada del Oporto pero nunca terminó de hacerse titular en España.
Salió cedido al desaparecido Parma en unos meses accidentados y acabó en el Gremio antes de salir a título definitivo a la liga de Argentina.

Ebert (Spartak Moscú) al Rayo Vallecano.
Uno de los deseados de la Liga BBVA hace temporada y media, cuando Simeone estuvo a punto de firmarle para el Atleti siendo entonces la estrella del Valladolid y uno de los jugadores más determinantes del momento. Pasó por Rusia sin pena ni gloria y Paco Jémez lo trajo de vuelta.

Romero (Sampdoria) al Manchester United.
En medio de tanto revuelo por la portería con el caso De Gea y la mala relación de Valdés con Van Gaal, llegó él. Realmente apenas juega a nivel de clubes desde 2013 y sus actuaciones han sido más con la selección argentina. Un traspaso algo ilógico desde mi punto de vista, pero el tiempo dirá.

Jovetic (Manchester City) al Inter.
Segundo punta o delantero puro. Llegó a la Premier tras varias campañas a un nivel altísimo en la Fiorentina, pero nunca consiguió ser titular al competir con gente como Bony, Agüero, Dzeko, Balotelli o Negredo. Si recupera aquel nivel en el Calcio, disfrutaremos de un excelente futbolista con buena técnica y gol. 

 

Szczesny (Arsenal) cedido a la Roma.
Problema resuelto para Wenger, que apostó por Cech y Ospina enviando a préstamo al polaco con el que su relación personal cuentan se fue deteriorando. Tendrá una dura competencia por el puesto con todo un veterano como De Sanctis.

Muntari (Milan, libre) a Al Ittihad. 
Mediocentro, internacional con Ghana. Pocos en la historia pueden decir que han militado en los dos grandes clubes de Milán. Su rendimiento fue de más a menos con los años, independientemente de que tampoco es un tipo de jugador que brille precisamente por la técnica individual, provocando su salida del Milan en una limpieza de vestuario que le benefició económicamente encontrando acomodo en los Emiratos Árabes. Será compañero de Wakaso, ex Rubin Kazan y Espanyol entre otros.

Shaun Wright-Phillips (QPR) al New York Red Bulls.
Ex Chelsea o Manchester City. Extremo a la vieja usanza, tremendamente vertical y ágil por su baja estatura. Internacional inglés cuando alcanzó el mejor momento de forma de su carrera, pero a sus 33 años desembarca en la aventura de la MLS, compartiendo vestuario con su hermano y estrella del club Bradley Wright-Phillips.

Afellay (Barça, libre) al Stoke City.
Interior o mediapunta. Joya del fútbol holandés en su momento. Fichó por el Barça de Guardiola donde su paso se resume a una genialidad en el Bernabeu y asistencia desde la banda. El resto del tiempo, una lesión tras otra y escaso protagonismo más allá de la selección holandesa. Fue cedido al Schalke 04 y Olympiacos.

Drogba (libre) al Montreal Impact.
Uno de los mejores goleadores del mundo la última década. Historia viva del Chelsea, pasó por China y el Galatasaray antes de volver a Stamford Bridge donde sus apariciones fueron escasas pero consciente de ello por la competencia con Diego Costa.

Filipe Luis (Chelsea) al Atlético de Madrid.
Vuelve a su casa futbolística, donde consiguió los mayores éxitos de su carrera deportiva. El Depor fue quien le dio la oportunidad de hacerse un nombre sonado en Europa, todo sea dicho, pero en el Calderón de la mano de Simeone alcanzó un estado de forma que le llevó a ser el lateral zurdo de Brasil algunos partidos por delante de Marcelo. Se fue por 20 millones de euros y regresa por 16.

Diaby (libre) al Olympique de Marsella.
Corpulento mediocentro francés, castigado por las lesiones los últimos años. Llegó a hacerse con un puesto de titular indiscutible antes de comenzar su calvario con la enfermería, lo que fue costándole poco a poco la continuidad en el equipo y salida del club.

Helder Postiga (Deportivo) al Atlético Kolkata.
Delantero venido a menos desde hace dos años para acá. Hasta tal punto de salir cedido del Valencia a la Lazio, apenas jugar allí tampoco y acabar vendido al Depor que lo vende a la liga de la India. Una pena para un jugador que era el 9 de Portugal, aunque bien es cierto que tampoco había competencia para ese puesto.

Kishna (Ajax) a la Lazio.
Segundo punta, ambas bandas. Movimiento de bajo coste pero esos 4 millones son oro en paño para los holandeses, que rascan de la nada por un jugador que hace meses no era ni si quiera profesional, debutando en el primer equipo del Ajax con Frank De Boer. Historias de la siempre fructífera cantera holandesa…

Caulker (QPR) cedido al Southampton.
Central, uno de los que mejor futuro tenían en Inglaterra pero se equivocó en su día abandonando el Tottenham por el Cardiff. Descendió con los galeses, que lo vendieron al QPR, y un nuevo descenso con los londinenses le abrieron las puertas al Soton, que cada verano se repone de las ventas haciendo incorporaciones magníficas.

Mario Gómez (Fiorentina) cedido al Besiktas.
No necesita presentaciones. Uno de los arietes de área más potentes físicamente hablando, aunque las lesiones le han ido mermando pero todavía tiene esa capacidad de gol que le llevaron al Bayern en su día. Llega a la creciente liga turca cedido con opción de compra.

Chiriches (Tottenham) al Napoli.
Fichaje estrellado, internacional rumano en la zaga que nunca acabó por hacerse un puesto titular en Londres por la competencia con Vertonghen, Fazio o Eric Dier. Veamos si se adapta al Calcio para formar pareja defensiva con Albiol.

Adrian Mutu (Petrolul Ploiesti) y Didier Zokora (Akhisar) al Pune City.
Dos viejos rockeros; mayor experiencia en el caso del primero que el mediocentro marfileño. A sus 36 años, Mutu ha pasado por equipos como Chelsea, Juve o Fiorentina dejando atrás un pasado donde estaba entre los mejores del momento antes de llegar al ocaso de su carrera en la India. Zokora, por su parte, ex Sevilla de físico prodigioso. Sus dos buenas campañas en el Pizjuan le llevaron al Trabzonspor turco antes de aceptar la oferta para ser compañero de equipo del susodicho rumano.

Ignasi Miquel (Norwich City, libre) a la Ponferradina.
Uno de los centrales jóvenes que mejor proyección tenían a ojos de Wenger. Criado en Londresd desde temprana edad, nunca terminó por hacerse hueco en el primer equipo. Fue cedido al Leicester City y posteriormente vendido a los Canaries, que le rescindieron el contrato en su segunda temporada para volver a España en la Liga Adelante.

Fede Cartabia (Valencia) cedido al Deportivo.
Estrella del Córdoba el año pasado y fichaje ilusionante a préstamo en Riazor para esta campaña. Mediapunta, tremendamente habilidoso con buen golpeo de balón y una calidad individual magnífica pero que por competencia en el Valencia actual y actos de indisciplina le han cerrado puertas para jugar en Mestalla de momento.

Dani Güiza (libre) al Cádiz.
Traspaso polémico donde los haya. Campeón de Eurocopa 2008 con España y pichichi nacional siendo delantero del Mallorca. El problema vino cuando estando el Cádiz en primera división se declaró xerecista y anticadista, jurando no vestir nunca la camiseta amarilla. Aquello no lo olvidó la afición, que rechazó el fichaje totalmente y entre otras cosas su aspecto y estado de forma fue tema de burla en las redes sociales.

Vallejo (Zaragoza) al Real Madrid, cedido al Zaragoza esta temporada.
Uno de los centrales con mejor futuro de España. Campeón del último Euro sub-19, es junto a Marco Asensio y Dani Ceballos el mejor de su generación de talentos jóvenes. Se quedará un año más de momento para seguir fogueándose en La Romareda antes de marchar al Bernabeu en 2016.

Nilmar (Internacional) a Al Nasr.
A sus 31 años, podríamos decir que ha tirado por la borda los últimos 3 o 4 de su carrera deportiva cuando entonces era el goleador del Villarreal y deseado por el mismísimo Barcelona. Pasó por las filas de Al-Rayyan y El-Jaish antes de volver a Brasil y nuevamente regresar a los Emiratos Árabes, priorizando lo económico a lo deportivo.

José Rodríguez (Real Madrid) al Galatasaray.
Mediocentro o interior derecho. De los mejores futbolistas recientes que ha dado la cantera madridista, aunque por falta de sitio en el primer equipo fue cedido al Depor y posteriormente vendido al gigante de Turquía.

Rickie Lambert (Liverpool) al WBA.
Paso atrás en su carrera. Cumplió el sueño de su infancia de jugar en Anfield, destino post Southampton donde explotó hasta ser internacional con Inglaterra. La falta de minutos y exceso de delanteros fueron un lastre para él, que teniendo ya 33 años decidió salir a un club menor donde le asegurasen la titularidad. Muy bueno por arriba en el juego aéreo.

Advíncula (Hoffenheim) al Bursaspor.
Lateral derecho. Un portento que dejó buenas impresiones a más de uno en la pasada Copa América con Perú, siendo terceros del torneo. Sorprende que haya dado un paso atrás en su carrera con solo 25 años.

Emaná (Atlante) al Nàstic de Tarragona.
Mediocentro de gran recorrido y físicamente potente. Recordado por su paso con éxito por el Betis en la liga española. Luego se decidió por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes en vez de apostar por la continuidad en equipos de más nivel. Tras un par de años en México regresa a Europa.

Antolín Alcaraz (Everton, libre) a Las Palmas.
Central paraguayo. Un referente defensivo para su país, pero en Goodison Park siempre lo tuvo difícil por la competencia con Jagielka, Distin (ahora del Bournemouth) o el joven y prometedor Stones.

Rafael (ManUnited) al Lyon.
Lateral derecho. Fijo en Old Trafford hasta la reconversión de Valencia de extremo a carrilero y posterior fichaje de Darmian procedente del Torino. Su progresión fue de más a menos y los errores en defensa acabaron también por condenarle a salir poco a poco del club.

Connor Wickham (Sunderland) al Crystal Palace.
Delantero de área, potente en el juego por arriba y joven aun con tiempo para mejorar. Comenzó a despuntar en el Ipswich Town y con 15 años ya era profesional. Ahí es nada.

Gradel (Saint Etienne) al Bournemouth.
Uno de los mejores jugadores tapados de la Ligue 1. Extremo, internacional con Costa de Marfil, rápido como él solo y con gol. Estilo muy similar a Gervinho, aunque quizá sea más segundo punta que jugador centrado solamente en una banda. Formará una pareja atacante con Atsu (cedido por el Chelsea) bastante aceptable.

Osvaldo (libre) al Oporto.
Trotamundos del fútbol. En los últimos 5 años ha militado en 7 equipos, pasando por Espanyol, Roma, Southampton, Juve, Inter, Boca y Oporto. Buen juego por arriba y gol, pero algo irregular y en ocasiones su carácter le pierde y esa es una de las razones por las que dure poco en los equipos. Que le pregunten a Icardi (Inter).

Nico López (Udinese) cedido al Granada.
Segundo punta, muy vertical. Jugador clave en las categorías inferiores de la selección uruguaya. Llegó a Europa de la mano de la Roma, que no acabó por darle oportunidades y la familia Pozzo compró su pase como apuesta personal a largo plazo.

Aly Cissokho (Aston Villa) al Oporto.
Lateral izquierdo recordado por su paso en España en el Valencia y posteriormente al Liverpool. Destacó con el Lyon, pero desde entonces nunca volvió a ser el mismo. Curiosa su anécdota de no haber fichado en su momento por el Milan por culpa de sus dientes.

Dzeko (Manchester City) a la Roma.
Posiblemente el mejor jugador bosnio de la historia junto a Salihamidzic. Tanque de área, buenísimo juego de espaldas a portería y por arriba. Nada lento pese a su envergadura y con mucho gol, algo valorable para las pocas oportunidades que tuvo en el City.
En principio, y esto es opinión personal, reemplazo a corto plazo para Totti en la punta de ataque.

Salah (Chelsea) cedido a la Roma.
Una bala por la banda. Magnífica su última campaña en la Fiorentina, donde quisieron quedárselo en propiedad pero debió volver a Londres y de ahí negoció su pase a los capitalinos. Junto a la compra de Dzeko el mismo día, dan un golpe en la mesa para presentar candidatura este año al Scudetto que hasta entonces les luchaba mano a mano la Juve.

Di María (Manchester United) al PSG.
El jugador que más dinero ha movido en traspasos de la historia por delante de Ibrahimovic. Ahí es nada. Interior o extremo, pero siempre desbordando por las dos bandas y con una capacidad pasmosa para subir la pelota desde atrás rompiendo líneas con su endiablada velocidad y regate en carrera. Uno de los 10 mejores futbolistas del mundo actualmente, que sin embargo no se adaptó a Van Gaal en Old Trafford.

M´vila (Rubin Kazan) al Sunderland.
Mediocentro. En su mejor momento, llegó a ser internacional con Francia y estuvo en la agenda del Real Madrid y Arsenal. Pasó sin pena ni gloria por el Inter y de ahí a Rusia para acabar en uno de los modestos de la Premier.

Elia (Werder Bremen) al Feyenoord.
Volante izquierdo. Antigua promesa del fútbol holandés por quien apostó la Juve siendo más joven, pero se la pegó alli y desde entonces fue cambiando de club hasta que el año pasado, estando cedido en Southampton por los alemanes, volvimos a ver su mejor cara como futbolista.

Nené (West Ham) al Vasco da Gama.
Ex Celta o PSG entre otros. Segundo punta que puede hacer las veces también de enganche.
Buen golpeo de libre directo y pase entre líneas, pero sus últimas temporadas perdido por los Emiratos Árabes le han hecho bajar de nivel considerablemente. Regresa a Brasil para colgar las botas allí posiblemente.

Mitroglou (Fulham) cedido al Benfica.
Ex Olympiacos, donde se consagró como uno de los mejores 9 del mundo destapándose en Grecia con partidazos contra todo un Manchester United por ejemplo. Se equivocó tremendamente fichando por los ingleses, que bajaron de categoría y el año pasado fue cedido a su anterior equipo. Este año misma operación, pero al grande portugués.

Aquilani (Fiorentina) al Sporting Portugal.
Mediocentro italiano venido a menos. Tuvo un par de años muy buenos en Roma y una etapa lamentable en Liverpool, pero su retorno a Italia en la Fiore fue realmente aceptable, con picos de juego magníficos. Una liga como la portuguesa de menor exigencia le vendrá de perlas, compartiendo vestuario con otros fichajes como Teo Gutiérrez y Bryan Ruiz.

Cambiasso (Leicester, libre) al Olympiacos.
Veterano pivote de contención argentino, de sobra conocido en Europa por su pasado en el Inter y un año de experiencia discreta en la Premier. Buena lectura del juego, físicamente no le da para mucho más a estas alturas pero tácticamente es uno de los mejores todavía a día de hoy. Experiencia para la medular de los griegos.

Didac Vilà (Eibar, libre) al AEK Atenas.
Lateral izquierdo. Llegó al Milan desde el Espanyol cuando aun era un prometedor joven, pero nunca terminó de explotar como apuntaba y fue cedido al propio Espanyol y Betis antes de salir al Eibar, donde jugó asiduamente en Liga BBVA pero lejos de lo que prometía ser.

Isaac Cuenca (Deportivo, libre) al Bursaspor.
Juguete roto del fútbol reciente. Una pena decirlo así, pero pasó del Sabadell a todo un Barça, de ahí al Depor y su poco compromiso y entrega hicieron el resto. Esperemos volverle a ver pronto volviendo a un club importante.

Haedo Valdez (libre) al Seattle Sounders.
Viejo rockero goleador. A sus 31 años, ha brillado en Werder Bremen, Borussia Dortmund o Hércules, pasando por otros equipos dejando menos huella como los Rubin Kazan, Al Jazira, Olympiacos o Valencia. Proyecto estrella sobre el que girará todo el juego ofensivo de la franquicia de la MLS.

Gnabry (Arsenal) cedido al WBA.
Extremo o segundo punta. Explotó la temporada pasada, teniendo la confianza de Wenger que sin embargo poco a poco fue relegándole al banquillo con menos minutos según pasaban los partidos.
Joven aun, tiene tiempo por delante para ganar experiencia y su salida un año para volver puede ser beneficiosa.

Hleb (Gençlerbirligi) al Bate Borisov.
Habilidoso mediapunta bielorruso y posiblemente el emblema nacional en la historia reciente de su país. Recordado por su paso en Arsenal y Barça, pero desde entonces ha jugado en 7 equipos durante los últimos 6 años. Un dato que habla solo de su rendimiento en declive por la edad.

Cassano (libre) a la Sampdoria.
Vuelve al último club donde realmente mejor jugó en su carrera deportiva, sin contar aquella etapa de la Roma. Los años pasan para todos y la inactividad desde que dejó el Parma a primeros de año puede ser un bache, pero si recupera su mejor nivel y da lo que tiene, puede aportar mucho aun. Calidad tiene.

Doumbia (Roma) cedido al CSKA.
Vuelve al equipo que le dio fama a nivel internacional en Europa, con exhibiciones como aquel doble partido el año pasado contra el Manchester City. Rapidísimo y con buen golpeo, pura potencia. Puede jugar tanto de 9 como en una banda. La competencia con Dzeko y Totti ha sido un obstáculo difícil de superar.

Rondón (Zenit) al WBA.
Tercer refuerzo de lujo para este modesto, junto a Gnabry y Rickie Lambert. Referencia nacional para Venezuela en la punta de ataque y recordado por su exitoso paso en el Málaga. Nunca terminó de rendir en Rusia igual de bien y los Baggies lo compran por la nada despreciable cantidad de 17 millones de euros, siendo el fichaje más caro en la historia del club. Ahí es nada. Cosas del reparto equitativo entre clubes grandes y modestos de la Premier…

Aránguiz (Internacional PA) al Bayer Leverkusen. 
Mediocentro o enganche, pero siempre pieza clave en los esquemas de Sampaoli y la Chile campeona de Copa América 2015. Ganas de ver cómo se desenvuelve en una competición como la Bundesliga, en una posible línea de medios junto a Lars Bender, Kramer o Çalhanoglu.

Shaqiri (Inter) al Stoke City.
Movimiento sorpresa a uno de los conjuntos que practica un fútbol menos vistoso tradicionalmente, por lo que según se vea podría ser un paso atrás en la carrera del suizo o un bombazo de fichaje para el club. Mediapunta o extremo, pero mejor jugando por el centro. Buen disparo desde media distancia, conducción de la pelota y visión de juego. No era titular en Munich, pero sí en el resto de clubes y el líder de su selección.

 

Valbuena (Dinamo de Moscú) al Lyon.
Volante, rápido y escurridizo con buena capacidad para el pase largo. Estrella del Marsella la temporada pasada, cuando fue traspasado a Rusia. En la misma semana que dimitió Marcelo Bielsa tuvieron que ver como una de las figuras en la historia del club se fue a un rival directo: el Lyon.

Simone Pepe (Juventus) al Chievo Verona.
Carrilero derecho o segundo punta, pero siempre jugando detrás del 9 y caido a una banda. Tuvo un 2010 y 2011 fantástico, fichándole la Juve desde el Udinese, pero las lesiones y sobretodo la competencia con Lichtsteiner fueron apartándole del once. Paso atrás en su carrera.

Nono (Betis, libre) al Elche.
Mediocentro, interior o volante. Polivalente centrocampista, aun joven, pero sus actos de indisciplina a las órdenes de Pepe Mel provocaron que saliera cedido el año pasado al Sandhausen de la segunda división alemana. Deportivamente nunca le perdonarán aquel penalty fallado contra el Sevilla en Europa League que dejó fuera de la competición a los verdiblancos.

Vargas (Fiorentina) al Betis.
Lateral izquierdo o interior, vertical y con mucho recorrido. Era uno de los mejores del mundo en su posición allá por 2010 y 2011, pero fue bajando de nivel y a día de hoy solo es un buen jugador más. Eso sí, clave en la selección de Perú.

Oriol Romeu (Chelsea) al Southampton.
Mediocentro. Bien posicionalmente, guarda la posición, da salida a la pelota y ayuda atrás. Puede jugar acompañado en un doble pivote o en ocasiones puntuales de único hombre en la zona de máquinas. Villas-Boas fue quien más continuidad le dio en sus inicios en Londres tras salir del Barça y desde entonces, las cesiones a Stuttgart o Valencia le ayudaron bien poco. 

Raúl Jiménez (Atlético de Madrid) al Benfica.
Una de esas apuestas que a veces te salen mal, por muy buen entrenador que seas. Le pasó por ejemplo a Guardiola con Chygrynskyi y Simeone ha hecho lo propio con el mexicano. Rápido, con gol en su selección, pero en el Vicente Calderón nunca llegó a triunfar y no será porque no le dieron confianza.

Lucas Pérez (PAOK) al Deportivo.
Vuelve a casa un ídolo de Riazor. Mediapunta o extremo por ambas bandas.
Buen desborde, visión de pase y talento para el juego entre líneas. De lo mejorcito del equipo la 2014/15. 

Apoño (Antequera) al Atlético San Luis.
Mediocentro, 31 años. Fue pieza clave en el Málaga antes de partir al Zaragoza y desde ahi comenzar en declive a Las Palmas, OFI griego, CD El Palo de 2ªB y ahora este modesto de la 2ª división mexicana. Calidad tiene. El problema: un carácter incontrolable que le ha hecho caer en picado como profesional.

Buonanotte (Granada) al AEK Atenas.
Uno de los mediapuntas más talentosos del fútbol reciente en Argentina, que sin embargo fue de más a menos en España. Integrante de aquel gran conjunto de Pellegrini en Málaga, hizo las maletas a Granada y ya nunca volvió a ser el mismo. Muy bajito, pero con una facilidad pasmosa para driblar defensas y dar el último pase.

Pedro Ríos (Recreativo, libre) al Córdoba. 
Posiblemente el mejor refuerzo de cuantos ha hecho el Córdoba este verano para volver a la Liga BBVA. Ex del Getafe y Xerez, extremo derecho a la vieja usanza. Buen desborde por fuera y capacidad asociativa con el delantero para llegar al área.

Soldado (Tottenham) al Villarreal.
Salida de White Hart Lane que tarde o temprano se veía venir. Ya no solo por la explosión de Harry Kane la temporada pasada, sino por sus pobres números teniendo en cuenta que era el delantero estrella que se fichó con el dinero de Modric. Adebayor e incluso Defoe estuvieron por delante suya. Si vuelve a ser el Soldado del Valencia, en el Madrigal ganarán mucho.

Adama Traoré (Barça) al Aston Villa.
Segundo punta o extremo por ambas bandas, preferiblemente la derecha. Una de las joyas recientes de la cantera, que con el descenso del segundo equipo vio la puerta abierta para emprender su carrera deportiva en solitario y lejos de su sitio de formación. Si no se echa a perder, promete bastante. Potencia y gol no le faltan.

Yanga-Mbiwa (Roma) al Lyon.
Central, indiscutible con Rudi García desde que llegó y una de las sorpresa inesperadas del mercado. Precisamente en la línea de atrás es donde más flojeaba el equipo, un hecho que se acentuó con la venta de una pieza clave como el francés.

Nathan Aké (Chelsea) cedido al Watford.
Lateral izquierdo o mediocentro. Habitual con el primer equipo en las convocatorias y un fijo en el equipo reservas, donde hasta la temporada pasada era asiduo. Las pocas oportunidades que tendrá en la Premier se las dará el super reforzado Watford de Quique Sánchez Flores.

“Burrito” Martínez al Real Salt Lake.
Interior derecho. Uno de los mejores componentes de aquel Velez Sarsfield entrenado por Gareca en 2013, coincidiendo con Ricky Álvarez, ex Inter. Se podría decir que tuvo más o menos continuidad en su primer año de Boca, pero a partir de entonces dio un pequeño bajón y lo mejor para él fue salir, ganando la MLS otro jugador bastante interesante.

Babatunde (Volyn Lutsk) al Dnipro.
Extremo a la vieja usanza, tremendamente rápido y vertical. Fue uno de los mejores en el mundial 2014 que se marcó Nigeria, dándole un señor meneo a Bosnia en fase de grupos. Recuerda por estilo de juego a su compatriota el ya retirado Tijani Babangida. Salto de calidad en su corta carrera deportiva de un modesto ucraniano a uno de los grandes del país, con permiso de Shakhtar y Dynamo Kiev. Puede ser un buen reemplazo posicional de Konoplyanka.

N´Jie (Lyon) al Tottenham.
Delantero y una de las jóvenes promesas de la nueva generación del fútbol camerunés.
Tiene solo 22 años, pero llevaba desde 2011 jugando profesionalmente en el conjunto francés. Aunque no era titular indiscutible, sí que ha tenido muchos minutos desde entonces. Gran esperanza goleadora para su país, donde le han llegado a comparar con Eto´o.

Diamanti (Guangzhou Evergrande) cedido al Watford.
Otro de los tremendos fichajes del Watford, que suma y sigue en este mercado de verano.
Ex Fiorentina, puede jugar de segundo punta, de 9 o en ambas bandas como interior. Magnífico golpeo a balón parado y desde larga distancia. Para el recuerdo aquella exhibición suya contra Uruguay en el partido por el tercer y cuarto puesto de la Confederaciones 2013. 

Dzsudzsák (Dinamo de Moscú) al Bursaspor.
Figura destacada del PSV hace unos años, cuando asombraba a media Europa por sus desbordes y golpeo con ambas piernas desde donde le pegase a la pelota. Se perdió de la primera plana en Rusia y a sus 28 años firma por uno de los conjuntos atractivos de Turquía. Una pena, porque pudo haber escogido una carrera en ligas mejores. Formará pareja de ataque allí con Isaac Cuenca, ex Barça y Depor.

Kovacic (Inter) al Real Madrid.
Mediocentro o mediapunta. Comparado en Croacia como un nuevo Modric, llega al Bernabeu precisamente para ejercer ese rol de centrocampista creativo cuando falte su compatriota. Obvio que también puede hacer de Isco y James, pero su mejor posición es fabricando desde atrás. Si llega al área, mejor.

Diego Capel (Sporting Portugal) cedido al Genoa.
Interior izquierdo, rápido, vertical y uno de los talentos jóvenes de los últimos años en España. Se estancó en Sevilla, fue traspasado a Portugal cuando quizá estaba en su mejor momento pero allí nunca terminó de dar otro salto de calidad más. La competencia con los nuevos fichajes Bryan Ruiz y Teo Gutiérrez también le ha perjudicado.

Michel, entrenador del Olympique de Marsella.
Nueva experiencia en el extranjero tras su inesperada salida del Olympiacos. Como preparador en Grecia dejó huella, haciendo grandes a futbolistas como Mitroglou y el portero Roberto. Para el recuerdo aquella victoria sobre el ManUnited de David Moyes. Llega para reemplazar el vacío que dejó la dimisión de Marcelo Bielsa.

Inler (Napoli) al Leicester.
Mediocentro defensivo, un fijo con Rafa Benítez en Italia y quizá algo mejor que Cambiasso, teórico jugador al que releva por posición, que fue al Olympiacos. Trabajo en segunda línea, buena llegada por sorpresa cuando se une desde atrás y disparo desde media distancia.

Thievy (Espanyol) cedido al Granada.
Enésima cesión tras su paso por Las Palmas o Almería. Hartos de sus actos de indisciplina en Cornellà, el club decidió darle salida de nuevo a un modesto de la Liga BBVA. Una cosa no quita la otra: calidad tiene como delantero, pero le falta madurar como profesional aun.

Thauvin (Olympique de Marsella) al Newcastle.
Extremo. Magnífico en el mundial sub-20 de 2013, siendo campeón con la generación de los Pogba, Areola y Kondogbia. Sus exhibiciones en aquel torneo le hicieron dar el salto del Lille al OM, siendo allí una de las claves con Bielsa la temporada pasada.

Rèmy Cabella (Newcastle) cedido al Olympique de Marsella.
Como parte del traspaso de Thauvin al Newcastle, camino inverso del mediapunta francés.
Se salió en aquel Montpellier de Giroud hace un par de años, pero nunca cuajó del todo en la Premier. Algún partido puntualmente bueno como contra el City cayendo en casa 0-2, pero poco más. Debe explotar volviendo a la Ligue 1.

Pedro (Barça) al Chelsea.
Fin a uno de los culebrones del verano, dando calabazas al United. Extremo por ambas bandas. Será interesante ver cómo le usa Mourinho para combinarle con Willian u Oscar, que al momento de escribir este post sonaba para irse a la Juve. Hazard es intocable, por lo que rara vez jugará en la izquierda.

Otamendi (Valencia) al Manchester City.
Bomba de mercado, dejando 45 millones en las arcas del Valencia y formando con Kompany posiblemente la mejor pareja de centrales de la Premier League en detrimento del ahora suplente Mangala, que pudo ir cedido a Mestalla en la operación y se negó. Físicamente un portento, fuerte al choque y buenísimo por arriba. Ha explotado como uno de los mejores del mundo en su posición desde que salió del Oporto hasta hoy.

Alex Sandro (Oporto) a la Juventus.
Lateral izquierdo, de lo mejorcito las últimas temporadas en Do Dragao. A corto plazo, relevo posicional de Evra que ya tiene una edad aunque el año pasado fue fijo en Turín. A largo plazo, quién sabe si el lateral zurdo titular de Brasil después de Marcelo.

Marco Asensio (Real Madrid) cedido al Espanyol.
Movimiento estratégico brillante para ganar experiencia una de las promesas del momento. Mediapunta, visión de juego, pase y regate que ya demostró siendo el mejor del reciente Euro sub-19 este año en Grecia. Ganan las tres partes: futbolista, club propietario y club al que va destinado.

Destro (Roma) al Bologna.
Delantero o segundo punta que puede jugar en banda. Tuvo un par de años buenos en Roma, pero acabó saliendo al Milan donde apenas si ha gozado de todos los minutos que esperaba y pese a que es joven aun, da un paso atrás en su carrera deportiva.

Halilovic (Barça B) cedido al Sporting de Gijón.
Interior o enganche. Llamado a ser el nuevo Xavi cuando el Barça le fichó, pero la realidad es que el descenso del filial perjudicó no solo a él, sino a compañeros como Adama Traoré que también salió (vendido al Aston Villa). Refuerzo bastante interesante para un modesto como el Sporting. 

Cuadrado (Chelsea) cedido a la Juventus.
Operación beneficiosa para ambas partes. Apenas entraba en los planes de Mou, pese al temporadón brutal que hizo en la Fiorentina la campaña pasada. Carrilero derecho o extremo, incluso capaz de jugar por dentro pero mejor en una banda. Puede encajar a las mil maravillas en el esquema de Allegri abriendo el campo.

Malouda (Trabzonspor) al Delhi Dynamos.
Ex Chelsea y Lyon. Volante izquierdo en la primera época dorada con Mourinho, cuando aun solía ser internacional francés y tenía un guante en su zurda. Lógicamente la edad pasa para todos y con los años fue bajando de nivel hasta irse al retiro dorado de Turquía y posteriormente India.

Taiwo (Bursaspor) al Helsinki.
Uno de los mejores laterales recientes en la historia de Nigeria. Llegó a jugar en Olympique de Marsella y Milan, pero desde entonces nunca más volvió a su mejor nivel ni demostró aquellos cañonazos con la izquierda que le hicieron famoso en la Ligue 1.

Stoch (Fenerbahçe) cedido al Bursaspor.
Extremo, ambas bandas, buen regate e internacional eslovaco. En su mejor momento, integrante del Chelsea aunque prácticamente fue inédito allí y donde mejor le fue ha sido en Turquía. La llegada de Nani le complicó la situación, que de por sí ya era mala esta última temporada.

Eduardo Vargas (Napoli) al Hoffenheim.
Segundo punta chileno. Una de las claves de su selección, intocable en ataque con Alexis Sánchez y figura en aquella U de Chile con Sampaoli, posiblemente el entrenador que más confianza le ha dado en su carrera deportiva. Triunfó en el Valencia como cedido, tuvo un paso aceptable en el QPR, pero por alguna extraña razón nunca se asentó en Italia.

Riise (APOEL) al Delhi Dynamos. 
Ex Fulham, Roma y Liverpool entre otros. Carrilero zurdo, uno de los que mejor pegada tenía en sus años buenos como futbolista. Buen golpeo desde la banda, centros largos aunque defensivamente escaso. Ya en el tramo final de su carrera, siendo compañero de Malouda (ex Chelsea).

Balotelli (Liverpool) cedido al Milan.
Uno de los talentos más desaprovechados del fútbol en los últimos años. Nadie duda de lo que podría hacer si se centra jugando, pero sus anécdotas fuera del césped, su carácter y forma de entender los partidos es un obstáculo que ningún entrenador a lo largo de su carrera ha podido reconducir por el buen camino. Inter, City, Milan, Liverpool y de nuevo Milan. Una carrera brutal con solo 25 años, pero en ningún equipo cuaja. Algo pasa y no es culpa de los clubes.

Digne (PSG) a la Roma.
Lateral izquierdo que maravilló al mundo en aquel torneo sub-20 de 2013 con Pogba. Dio un salto importante en su carrera llegando a París, pero la presencia de Maxwell y su poca experiencia le privaron de minutos. Muy vertical, pero defensivamente todavía tiene que mejorar. Rudi García buscaba un jugador en esa posición que quiera jugar y tenga motivación, siendo el francés el elegido ante el fiasco que resultó el fichaje de Ashley Cole por los italianos.

Marko Marin (Chelsea) cedido al Trabzonspor. 
Extremo derecho o mediapunta. Dejó buenas sensaciones en el Sevilla, pero su paso por Fiorentina y Anderlecht fueron tan malos como en el Chelsea, donde no ha contado nada para Mourinho y va de cesión en cesión hasta que acabe contrato o alguien lo fiche. Posiblemente, la peor decisión de su carrera deportiva fue cambiar el Werder Bremen por Londres.

Cavenaghi (River) al APOEL.
Delantero del equipo Campeón de Libertadores, ahí es nada. Cartel inmejorable para un fichaje mediático en un modesto como el conjunto chipriota aunque francamente no es que esté en sus mejores años como futbolista sino más bien en el tramo final. Bueno por arriba y sobretodo experiencia y gol.

Illarramendi (Real Madrid) a la Real Sociedad.
Gestión nefasta para el que en su día estaba llamado a ser el sucesor de Xabi Alonso. Llegó por 32 millones de euros y se marchó por 20, siendo eterno suplente y apenas teniendo oportunidades. Cuando tuvo minutos, la presión le pudo y rara vez acabó un partido como destacado. Hay que ser bueno para ser profesional, pero jugar en Madrid o Barça es otra cosa y creo que le pudo la situación.

Coentrao (Real Madrid) cedido al Monaco.
Otro de los afectados en la operación salida de Florentino Pérez. Llegó al Bernabeu como uno de los mejores carrileros zurdos del mundo, pero jamás alcanzó el nivel que mostró en el Benfica.
La competencia directa con Marcelo fue un obstáculo que no pudo superar.

Roque Santa Cruz (Cruz Azul) cedido al Málaga.
Vuelve a La Rosaleda uno de los goleadores más queridos del año pasado. Con experiencia y gol.
Físicamente potente, bueno en el juego por arriba aunque algo lento de movimientos. Veamos cómo se complementa con Charles y Cop.

Stankevicius (Hannover, libre) al Córdoba.
Sorprendente traspaso, tratándose de uno de los mejores futbolistas en la historia de Lituania que llegó a jugar en Valencia y Lazio. Central o lateral derecho, su mejor posición. No es rápido ni técnicamente exquisito, pero como profesional cumple bastante y es de esos jugadores que aportan su granito de arena desde la veteranía.

Llorente (Juventus) al Sevilla.
Otra más de Monchi a coste cero, contrato de 3 años. No necesita presentaciones. Como revulsivo puede desatascar un partido que necesite de un 9 para fijar a los centrales o buscar alternativas por arriba, si bien Unai Emery no decide cambiar el esquema y pasar a jugar con dos puntas teniendo a él, Gameiro e Immobile a sus órdenes. Veremos cuando vayan transcurriendo las jornadas.

Lucas Silva (R.Madrid) cedido al O. Marsella.
Mediocentro organizador. Llegó como una de las estrellas del Cruzeiro campeón de Brasileirao, pero el salto de nivel al Real Madrid fue demasiado para él aunque apenas le dieron oportunidades.
Buen desplazamiento en largo.

Kurzawa (Monaco) al PSG.
El lateral izquierdo de moda en Ligue 1. Un portento vertical, capacidad de ataque y defensa por igual que el Monaco no pudo retener tras el patinazo de quedarse sin Champions eliminados en la previa contra el Valencia. En teoría, relevo natural a corto/medio plazo de Maxwell que seguía aguantando en la titularidad pese a sus 34 años por delante de Digne, vendido a la Roma.

Joey Barton (libre) al Burnley.
Trotamundos del fútbol inglés y todo un icono mediático por sus constantes salidas de tono y polémica en prensa sobre su vida privada. Técnicamente aceptable, mediocentro trabajador que puede darlo todo en fase ofensiva o ayudando atrás. En su curriculum figuran equipos como el City, Newcastle o Marsella antes de su estancia en el QPR.

Paletta (Milan) cedido al Atalanta.
Central italiano de origen argentino. Fichó por los rossoneros cuando más destacaba en la zaga del Parma, meses antes de la desaparición del club, y fue asentándose poco a poco en el once aunque nunca acabó con el puesto fijo. La llegada de Mihajlovic al banquillo le deparó la desagradable sorpresa de que no contaba con él y decidió aceptar la propuesta del modesto Atalanta, pudiendo en mi opinión aspirar a algo más.

Makoun (libre) al Antalyaspor.
Pivote de contención. En sus mejores tiempos, titular en aquel Lyon de Pjanic y Lisandro López que eliminó al Real Madrid de Champions en el Bernabeu e internacional por Camerún. Fue bajando escalones en su carrera deportiva y tras pasar por Aston Villa, Olympiacos y Rennes acaba en Turquía, siendo compañero de Eto´o.

Gilardino (Guangzhou) al Palermo.
Vuelve a la Serie A tras un corto periodo de tiempo probando la experiencia de China. Delantero puro de área. Se salió en el Parma cuando llegó a sonar para el Real Madrid y posteriormente en la Fiore. Tal vez su asignatura pendiente fue triunfar en un grande, cuando se la pegó en el Milan.

Son Heung-Min (Bayer Leverkusen) al Tottenham.
Extremo, rapidísimo como él solo y con una verticalidad endiablada. Exhibiciones suyas hace poco en campo del Borussia Dortmund y haciéndole hat-trick a todo un Wolfsburgo, que fue la revelación la temporada pasada. Pochettino se lleva un tremendo refuerzo que puede hacer de Chadli o Lamela y mejorar a ambos, independientemente de la banda donde actue.

Kampl (Borussia Dortmund) al Bayer Leverkusen.
Reemplazo natural a la venta de Son Heung-Min al Tottenham. Interior derecho, titular en el Red Bull Salzburgo pero nunca terminó de cuajar en Dortmund por la competencia con Blaszczykowski.
Hábil en el regate y rápido para las contras.

Pogrebnyak (Reading) al Dinamo de Moscú.
Delantero clásico tanque. De físico imponente, a su 1´88 de altura sumarle años de experiencia en el fútbol inglés y ruso. Fue campeón de Uefa en 2008 con aquel glorioso Zenit de Arshavin, Tymoschuk y compañía.

Joan Verdú (Bani Yas) a la Fiorentina.
Mediapunta o interior. Ex Betis pero sobretodo recordado por su paso magnífico en el Espanyol y formación en la cantera del Barça. Aceptó la propuesta de ir a los Emiratos Árabes el año pasado y una vez recibida la llamada de la Fiore volvió al fútbol grande de Europa. Su estado de forma, una incógnita.

De Bruyne (Wolfsburgo) al Manchester City.
Brutal. Traspaso de casi 80 millones de euros para uno de los jugadores más en forma del mundo, en su día descartado por Mourinho con el Chelsea. Mediapunta o interior derecho, rápido, vertical, con buen golpeo de balón y regate. Lo tiene todo. Si Pellegrini encaja las piezas del puzzle, puede formar un ataque de ensueño con Sterling, Silva y el belga por detrás de Agüero. Para el recuerdo aquella exhibición individual contra todo un Bayern de Munich en el reciente 4-1 de la Bundesliga pasada. 

Kranevitter (River) al Atlético de Madrid.
Mediocentro destructor, muy del estilo Simeone. No da un balón por perdido, está en todas y es puro pulmón en la medular. Clave en la consecución de la Copa Libertadores 2015 y si mantiene este nivel, futuro titular con Argentina en la selección absoluta.  No se incorporará hasta Diciembre. 

Ansaldi (Zenit) cedido al Genoa.
Lateral izquierdo, a las órdenes de Simeone la pasa campaña en el Atlético de Madrid aunque no terminó de hacerse con el puesto nunca por la competencia con Siqueira. Vertical, bueno en proyección ofensiva, pero tiene errores dejando huecos en defensa.

Perisic (Wolfsburgo) al Inter.
Segunda pieza clave de los alemanes que hace las maletas después de De Bruyne al City. Mediapunta, aunque rinde mejor en la banda izquierda. Técnica depurada, no excesivamente rápido pero ha crecido mucho desde que abandonó Dortmund. Indiscutible con Croacia.

Denis Suárez (Barça) al Villarreal.
Empezó el año pasado como una bala en el Sevilla, pero fue apagándose y desapareciendo del once titular de Unai Emery en beneficio de Banega. Propiedad de los culés y con una técnica exquisita como mediapunta, llega a precio bajísimo al Madrigal por solo 4 millones, con opción de recompra por 3.

Blackett (ManUnited) cedido al Celtic.
Central. Hace apenas dos años ni si quiera era profesional. Van Gaal le subió al primer equipo en la peor racha sin zagueros en la historia reciente del club y la verdad es que las circunstancias le superaron. Joven aun, tiene tiempo por delante para ir madurando y si le dan confianza puede volver siendo un futbolista aprovechable en ese aspecto.

Taïder (Inter) cedido al Bologna.
Mediapunta que puede jugar por toda la segunda línea prácticamente. Un par de idas y venidas entre Sassuolo y Southampton en la última temporada y media, hasta que lo mejor para su carrera era salir a otro equipo y asentarse en un once. Indiscutible con la selección de Argelia.

Markovic (Liverpool) cedido al Fenerbahçe.
Centrocampista polivalente, pero donde mejor funciona es como interior o mediocentro. Llegó a Anfield después de marcarse temporadas serias en Benfica, pero no cuajó en la Premier y su salida apunta a que dejan de contar con él cuando regrese.

Coman (Juventus) cedido al Bayern Munich.
Extremo izquierdo, mediapunta o falso 9. Rapidísimo de movimientos, habitual alternativa como revulsivo cuando hacía falta verticalidad y una de las mejores promesas de Francia. Aprenderá mucho esta campaña con Pep, que no pudo firmar al ex Barça Adama Traoré (fue al Aston Villa), joven de perfil similar.  

Dante (Bayern Munich) al Wolfsburgo.
Central fijo con Guardiola que ha ido de más a menos. La llegada de Benatia, presencia de Boateng y recuperación de Badstuber fueron sepultándole como titular en un once que de por sí ya era complicado entrar por los cambios de esquema y alta competencia. Algo lento de movimientos. De Bruyne le ridiculizó en aquel 4-1 del Wolfsburgo hace meses.  

Wakaso (Rubin Kazan) cedido a Las Palmas.
Conocido tras su paso en España por Elche, Espanyol y Villarreal. Extremo, corpulento y uno de los jugadores claves para su selección de Ghana. Firmó con los rusos donde dejó de saberse noticias suyas y vuelve a la Liga BBVA para echar un cable al recién ascendido canario. 

Raúl García (Atlético) al Athletic de Bilbao.
Hombre clave para Simeone los últimos años como delantero, interior o mediocentro. Físico imponente, poderío por arriba y determinante en los últimos logros del Atleti. La llegada de refuerzos le fue dejando como olvidado y se marcha en busca de minutos. Para el recuerdo la gran dupla que formó con Diego Costa y la Liga ganada en el Camp Nou. 

Abdennour (Monaco) al Valencia.
Central tunecino. Indiscutible los últimos partidos en el Principado y deseado en su momento por el Barça. Quizá algo lento de movimientos, pero magnífico por arriba y dicho sea, un poco sobrevalorado. Buen defensa, pese a todo. Eso es obvio.  

Sergi Darder (Málaga) al Lyon.
Mediocentro puro. Futbolista de los que sostiene a medio equipo atrás, justo lo que necesita ahora mismo el Lyon y escasean de calidad en Ligue 1 a excepción de Motta, Toulalan y pocos más.
Estuvo hecho, luego dio marcha atrás y acabó cerrándose con el mercado casi finiquitado.

Evans (ManUnited) al WBA.
Central norirlandés. Habitual suplente en Old Trafford pero la ausencia de efectivos estas últimas temporadas le benefició, jugando un gran número de minutos. Paso atrás en su carrera aunque para los Baggies es una excelente incorporación.

Draxler (Schalke 04) al Wolfsburgo.
Inversión de futuro con el dinero obtenido por las ventas de Perisic y De Bruyne. Mediapunta joven, puede jugar en banda y tiene un desborde tremendo. Estuvo en la agenda de grandes como la Juve o el Borussia Dortmund.

 

Januzaj (ManUnited) cedido al Borussia Dortmund.
Uno de esos movimientos en parte poco entendibles, ahora que estaba empezando a entonarse con Van Gaal asentado en el once titular. Gran talento belga, tanto de enganche como interior en ambas bandas. Posiblemente aun peque de inexperiencia, pero en la Bundesliga puede crecer mucho.

Borini (Liverpool) al Sunderland.
Delantero. Pasó sin pena ni gloria por Anfield, que a su vez le trajo desde Roma donde fue algo más importante para sus compañeros. Su pase a préstamo gustó tanto en Sunderland que decidieron quedárselo.

Nesta, entrenador del Miami FC.
Primera aventura en los banquillos de un mito como el ex central italiano. Se esperaba que hiciera su debut en Montreal, conjunto que le dio la oportunidad de dar sus últimas patadas a un balón y hubiera coincidido con Drogba.

Rolando (Oporto) cedido al Marsella.
Central portugués. Ciertamente hace tiempo que no entra en los planes por Do Dragao. Físicamente fuerte, pero lento de movimientos. Fue cedido al Inter hace dos temporadas y la pasada campaña al Anderlecht.

Rivaldinho (Mogi Mirim) al Boavista.
Sí, desconocido para todos en Europa como jugador pero hijo del mítico Rivaldo por lo que llamó la atención su fichaje por los portugueses. Criado en el modesto Mogi Mirim donde coincidió con su progenitor siendo presidente / jugador.

Adrián (Oporto) cedido al Villarreal.
Sonó para el Betis y Deportivo, pero acabaron llevándoselo los amarillos que completan un ataque de ensueño con Bakambu (ya goleando), Soldado y Baptistao. Puede jugar en banda o de 9, en caso de overbooking en la delantera.

Chicharito (ManUnited) al Bayer Leverkusen.
Infravalorado en Manchester y Madrid. Nunca acabó por asentarse titular en ninguno de los equipos y su eterno rol de suplente fue factor clave para salir a otra liga como la atractiva Bundesliga. Si le dan confianza, aquí hay goleador.

Quintero (Oporto) cedido al Rennes.
Interior zurdo, internacional colombiano. Técnica exquisita, buena conducción y visión de juego. Lo demostró en las filas del Pescara italiano pero desde entonces no fue el mismo. Tal vez se acercó a ese nivel, pero nunca igual.

Lucas Piazón (Chelsea) cedido al Reading.
Enganche, ex Málaga. Dejó buen sabor de boca en la Liga BBVA y en el Eintracht Frankfurt con actuaciones memorables y buenos golpeos de falta directa. En Stamford Bridge no tiene sitio y seguirá siendo uno de tantos jóvenes a préstamo repartidos por Europa.

Giaccherini (Sunderland) al Bologna.
Carrilero o mediocentro. Pasó su mejor época profesional en las filas de la Juventus, siendo por aquel entonces internacional titular con Italia.
Buen regate y verticalidad, pero quizá su carrera deportiva ya ha entrado en la recta final.

Pablo Hernández (Al Arabi) cedido al Rayo Vallecano.
Extremo a la vieja usanza. Llegó a ser llamado por la selección española cuando más nivel mostró en el Valencia, habiendo dejado antes muestras de su calidad en Getafe y Cádiz. Probó la experiencia de la Premier como integrante del Swansea de Laudrup, Michu y Chico pero el año pasado aceptó la propuesta del fútbol de Qatar.

Lindegaard (ManUnited) al WBA.
Portero con el que Van Gaal no contaba nada, aunque era convocado habitualmente por tener en la grada a De Gea y Valdés. Abandona Old Trafford tras un par de años siendo suplente a un equipo teóricamente que le brinda minutos y proyecto interesante.

Grosskreutz (B.Dortmund) al Galatasaray.
Uno de los jugadores más polivalentes del mundo. Se le ha llegado a ver de interior en ambas bandas, lateral, mediocentro, mediapunta y hasta de central. Pieza clave y comodín para Jürgen Klopp en aquel Borussia Dortmund finalista de Champions 2013.

Matri (Milan) cedido a la Lazio.
Delantero puro de área para acompañar arriba a Klose. Lento de movimientos, pero como cazagoles hay pocos como él. Ha pasado por casi todos los grandes de Italia: Juve, Milan y Fiorentina. Ahi es nada.

Borriello (Genoa) al Carpi.
Veterano de guerra. Buen disparo y olfato cerca del área. Recordado por su pasado en la Roma, provocando a los fans de la Lazio en los derbis de la capital. Aportará experiencia al modesto Carpi en la Serie A.

Pozuelo (Rayo Vallecano) al Genk.
Ex Betis y Swansea. Llegó a España tras una serie de partidos francamente buenos con los galeses, especialmente su debut en Mestalla contra el Valencia en una previa de Europa League.
Paco Jémez dejó de contar con él y sale a la liga belga.

Blaszczykowski (B.Dortmund) a la Fiorentina.
Reemplazo natural para la baja de Joaquín, vendido al Betis. Internacional polaco, extremo puro en la derecha y tremendamente rápido y vertical. Quizá le falte gol, pero lo compensa con una magnífica punta de velocidad.

Hernanes (Inter) a la Juventus.
El mediocentro que necesitaba la Juve tras las marchas de Pirlo, Vidal y la lesión de Khedira. Gran golpeo desde media distancia con ambas piernas y en tiros libres. Cumplió con nota en San Siro, donde llegó tras proclamarse figura destacada en la Lazio.

De Ceglie e Isla (Juventus) cedidos al O.Marsella.
Refuerzo doble en los laterales del equipo de Michel. El primero de ellos, zurdo venido a menos que dejó de contar en Turín por la competencia con K.Asamoah y después Evra. El segundo, carrilero derecho destacado en Chile, con quien ganó la Copa América pero nunca ha terminado de imponerse por delante de Lichtsteiner en la Vecchia Signora.

Mbokani (Dynamo Kiev) cedido al Norwich.
Delantero congoleño. Se salió en el Anderlecht, siendo pretendido entonces por el Arsenal antes de decidirse por el millonario proyecto -fallido- de los ucranianos. Con espacios, la Premier puede venirle de perlas.

Mastour (Milan) cedido al Málaga.
Mediapunta o extremo derecho. Una de tantas perlas jóvenes de los italianos que por dificultades en el primer equipo acaban saliendo a préstamo. Ya ha sido llamado por la selección absoluta de Marruecos.

Felipe Melo (Galatasaray) al Inter.
Respuesta neroazurra a las ventas de Hernanes y Kovacic, aunque como mediocentro es bastante menos técnico y se asemeja más bien al corte de centrocampista de Medel: defensivo y duro. Si su cabeza no le juega malas pasadas, el fútbol italiano puede venirle de perlas por su estilo.

Ljajic (Roma) cedido al Inter.
Segundo punta, preferiblemente caido a banda derecha. La competencia con Iturbe ya de por sí era difícil, así que cuando llegaron Salah y Falqué no tenía mucho sentido seguir en Roma, la verdad.

José Ángel Pozo (ManCity) al Almería.
Movimiento sorpresa de los andaluces haciéndose en propiedad con uno de los prometedores delanteros del mercado nacional, a las órdenes de Pellegrini con quien ya debutó en el primer equipo Citizen. Rápido con espacios y de buen disparo. Necesita poco tiempo para armar la pierna si no le presionan.

Corona (Twente) al Oporto.
Indiscutible con México, una de las selecciones del momento. Puede jugar tanto de mediocentro, como enganche o en una banda pero su mejor sitio para mi gusto es la zona de creación desde atrás.

Riki (Granada, libre) al Guadalajara.
Extremo, segundo punta o falso 9. Criado en la cantera del Real Madrid, su mejor momento le llegó en el Depor hasta que bajó un peldaño en su nivel y pasó discretamente por el equipo de Los Cármenes. Probará la experiencia en 2ªB.

Joaquín (Fiorentina) al Betis.
Vuelve a casa, al sitio que le lanzó a la fama como futbolista internacional y desde donde pudo ir al Chelsea o Real Madrid, pero eligió por entonces al Valencia antes del Málaga y Fiore.
Extremo de los de siempre: desborde por velocidad, regate y verticalidad para llegar a línea de fondo y centrar desde la banda derecha. A sus 33 años aun tiene cuerda para rato.

Van Wolfswinkel (Norwich) cedido al Betis.
Delantero tánque de area. Corpulento, más de 1’80 de altura y con pocos minutos en el Norwich para lo que se esperaba de él cuando llegó a la Premier. Su adaptación a España es una incógnita.

Layún (Watford) cedido al Oporto.
A priori, reemplazo de Danilo. Carrilero largo por derecha o por izquierda, donde habitualmente le han usado en la selección mexicana. Llegó a estar en el punto de mira del ManUnited hace un par de temporadas pero acabó en el siempre interesante Watford por donde no ha pasado dejando tanta huella como personalmente yo esperaba.

Martial (Monaco) al ManUnited.
Otro de esos movimientos para llevarse las manos a la cabeza por la relación precio / edad del jugador, de tan solo 19 años. Antes incluso de debutar con la absoluta, con un par de partidos magníficos contra el Valencia en previa de Champions y elegido por Van Gaal para ser su 9, toda vez que se dio cuenta que Rooney debía bajar a la mediapunta y por ello cedió a Januzaj al Dortmund.

Ibarbo (Cagliari) cedido al Watford.
Reemplazo para la banda derecha que dejó huérfana la marcha de Layún al Oporto. Cedido la temporada pasada a la Roma, donde apenas tuvo protagonismo. Potente en carrera, tremendamente vertical y buen en proyección ofensiva. Para el recuerdo aquel recital contra el Inter en San Siro el año pasado.

Lescott (WBA) al Aston Villa.
Central de la vieja escuela, duro y sin miedo al choque. Salió del City por su bajada de rendimiento, mismo motivo que le fue apartando de la selección inglesa. Buen refuerzo, pero ya no es uno de los mejores del mundo en esa posición ni mucho menos.

Lennon (Tottenham) al Everton.
Uno de los futbolistas más veloces de la Premier y del planeta. Formó una dupla temible por la derecha con el lateral Walker doblándole, coincidiendo por entonces con Bale en la misma plantilla cuando aquel Tottenham tenía posiblemente las dos mejores bandas del mundo. Opacado por la proyección de Townsend y el fichaje de Lamela. Salió cedido a Goodison Park y se lo quedan en propiedad.

Moses (Chelsea) cedido al West Ham.
Segundo punta o extremo, internacional nigeriano. Se salió con el Wigan de Roberto Martínez antes de ser contratado por los Blues, que le han ido cediendo año sí y año no respectivamente al Liverpool, Stoke City y los Hammers.

Jonás Gutiérrez (Newcastle, libre) al Deportivo.
Interior izquierdo que juega a pie cambiado. Recordado en España por su paso en el Mallorca. Aquel cáncer testicular le tuvo apartado en 2013 y parte de 2014, cuando fue cedido al Norwich pasando sin pena ni gloria. Regresó a jugar en St. James Park una vez superada su enfermedad y ahora sale gratis.

Bonera (Milan, libre) al Villarreal.
Central, internacional italiano que llegó a ser fijo en su momento con los rossoneros antes de ir siendo desplazado del once por la pareja Zapata – Mexes. Realmente, y con la presencia de Víctor Ruiz, Bailly o Musacchio, lo tendrá complicado, pero llega a coste cero y la lesión del argentino le abre un poco las opciones de tener minutos.

Toni Doblas (Cornellà) al Delhi Dynamos.
Veteranísimo portero español, recordado por su pasado en el Zaragoza o Xerez, pero sobretodo en aquel gran Betis que jugó Champions y ganó una Copa del Rey. Ha pasado por las ligas de Finlandia, Azerbayán e incluso probó lo que es jugar en la Serie A en todo un Napoli, aunque solo fueran dos partidos como suplente de Reina. A sus 35 años, probará con la propuesta del fútbol en la India.

Tiago Ilori (Liverpool) cedido al Aston Villa.
Central, ex Granada y Sporting Portugal. Apenas le han tenido en cuenta en Anfield, pero es uno de los zagueros más rápidos que se recuerdan en su paso por la Liga BBVA. Bueno por arriba.

Jelavic (Hull City) al West Ham.
Delantero cazagoles, habitualmente suplente cuando pasó por el Everton donde guarda un curioso dato: casi todos sus tantos los marcó al primer toque. Nacido en Bosnia, pero internacional con Croacia. Uno de los grandes refuerzos del West Ham al borde del cierre de mercado.

Ola John (Benfica) y Vydra cedidos al Reading.
Doble fichaje en ataque de nombres sonados. El primero, extremo holandés de origen liberiano. Internacional, conducción fantástica y desborde en carrera a pie cambiado. Se salió en el Twente pero no le fue tan bien en Benfica. El segundo, delantero de tan solo 23 años pero que ya ha estado en 7 equipos nada más y nada menos. Referencia para la República Checa, pero todavía no ha terminado de despegar al más alto nivel en una liga y equipo competente.

Funes Mori (River) al Everton.
Una de las piezas claves del Campeón de Copa Libertadores. Central con mucho futuro por delante. A sus 24 años, la dupla que puede formar atrás con Stones pinta bastante bien a largo plazo. Veamos que ocurre en el futuro con Jagielka y el propio Stones, deseado por el Chelsea.

Nathan Dyer (Swansea) cedido al Leicester.
Extremo que puede jugar en ambas bandas. Inglés, de origen jamaicano como buen sprinter. Su participación con los galeses ha ido de más a menos estas últimas temporadas y salió ante la confirmación de Garry Monk de que no contaba con él. Podría formar una gran dupla por las bandas de los Foxes, teniendo ya a Mahrez en la derecha.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados