Se habla de:

Más Fútbol

article title

Los estadios con más sex-appeal (cap. II)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Del fútbol estamos acostumbrados a ver escenarios de un nivel altísimo, de gran categoría, de los que las luces y los flashes se han hecho dueños. Estadios ocupados en cada partido por miles de aficionados que ensombrecen el romanticismo del verdadero fútbol. Aquel del que el glamour no se ha apoderado. Hablamos del fútbol que se disfruta en entornos maravillosos, con una esencia capital y que produce la sensación de tener mariposas en el estómago. El fútbol de siempre. Y por ello, recopilamos esos estadios y espacios que en ocasiones pasan desapercibidos para el aficionado medio, algunos más conocidos y mediáticos que otros, pero que no pierden ese sex-appeal que les caracteriza. Poneos cómodos.

INICIO DEL SERIAL: Capítulo 1.- Campos flotantes, ecológicos y más

Čierny Balog Stadium, Eslovaquia

El pequeño pueblo eslovaco de Čierny Balog (5.000 habitantes) ha saltado a la fama gracias al fútbol y no a su historia, entre la que destaca el haber sido uno de los asentamientos de la Resistencia Nacional Eslovaca contra la Alemania Nazi. Y es que el TJ Tatran es dueño de uno de los estadios más curiosos del planeta por ser el lugar de paso del “Gran Negro”, un ferrocarril industrial de vapor -declarado patrimonio nacional- que recuperó su actividad en 1992, diez años después del cierre y con el estadio ya construido. Sin embargo, para la empresa ferroviaria no supuso un problema, pues son “únicos en el mundo”, según declaró la responsable María Bílkov.

Pier 40, Estados Unidos

A orillas del Río Husdon, en el muelle número 40, se asienta un centro deportivo multiusos con mucho aroma a fútbol. Construido en 1958, la última remodelación de 2005 amplió el recinto a un parking público que cerró la estructura flotante por los cuatro costados, simulando el efecto gradas. En ambiente soccer, la superficie está divida en tres campos de ‘fútbol 7’ -que en ocasiones se unifican para la práctica de 11 contra 11-, pero también es habitual ver practicar béisbol, rugby y fútbol americano. Una maravilla de construcción que regala atardeceres mágicos con vistas al One World Trade Center de Manhattan, Nueva York.

Pod Obzidjem Stadium, Eslovenia

Los países de la extinta Yugoslavia presentan candidaturas serias en lo que nos concierne. En este caso, se cuela Eslovenia con el Pod Obzidjem Stadium, un estadio multiusos localizado en la preciosa ciudad costera de Piran. En lo referente al fútbol, el NK Portoroz de la Liga Regional es quien regenta este estadio con actitud temeraria -pues baila con el acantilado que da pie al Mar Adriático- con capacidad para 750 espectadores. Pero la verdadera pregunta es, ¿aquí funciona la regla de “el que la tira va a por ella”?

Estadio Olímpico de Montevideo, Uruguay

Se llama Olímpico, pero de ello tiene bien poco. Más que nada porque no hay ni puede haber pista olímpica. Esto se debe a que en un lateral y en un fondo del terreno de juego no hay espacio para construir nada, pues el Río de La Plata pasa muy pegado. Así es el estadio del Rampla Juniors de la Primera División Uruguaya, que cuenta con una capacidad para 6 mil aficionados y un atractivo fuera de toda duda, pues al otro extremo se encuentra la Bahía de Montevideo. De hecho, el portal brasileño Impedimento.org colocó a este estadio, en la lista elaborada en 2014, como el séptimo recinto futbolístico imperdible de Sudamerica.

Estadio Monumental de la UNSA, Perú

Es el tercer estadio más grande del país sudamericano (60.000) y suele reunir muchos flashes en cada partido, pero su inclusión en esta lista destaca por su entorno. Y es que este recinto de la ciudad de Arequipa cuenta con una vista privilegiada, desde uno de sus fondos, del Volcán de Misti, considerado uno de los 10 volcanes activos de la Cordillera de los Andes. De ello disfruta la numerosa hinchada del centenario FC Melgar, el cuarto mejor equipo del fútbol peruano según la tabla histórica del campeonato liguero.

Estadio Victoria, Gibraltar

Pocos lugares tan encantadores en el mundo del fútbol como el Estadio Victoria, localizado en el territorio británico de ultramar de Gibraltar. El recinto, que acoge numerosos deportes, tiene en el fútbol su mayor atractivo por detrás del entorno que le rodea. Y es que el estadio de este territorio de casi 29.000 habitantes está situado a escasos metros del aeropuerto de Gibraltar -cuya pista de aterrizaje atraviesa la avenida más importante- y tiene al peñón en una posición cuál espectador VIP en cada partido que se juegue ahí. Que no son pocos, pues todos los equipos de la Primera y Segunda División, además de los de la Selección, se juegan ahí. Una delicia.

Shell Football Pitch, Brasil

200 placas solares y un campo de fútbol que funciona con energía renovable. Es el caso de este espacio privado dedicado al fútbol en las favelas de Morro da Mineira promovido por la empresa de hidrocarburos Shell y por la estrella mundial brasileña Pelé. Un espacio que da la sensación de estar encajonado entre tanta favela pero que ha sido como un regalo caído del cielo para todos los niños de este barrio. Es la demostración de que cuando la ciencia y el deporte se juntan se forman cosas extraordinarias.

LEER MÁS: Capítulo 3.- Fútbol en una base militar, en un bosque de Vietnam y más

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies