Baloncesto

article title

Los españoles se encogen en la Euroliga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jornada nefasta para los equipos españoles en la Euroliga, con un pleno de derrotas. Se salvan Laboral Kutxa y Real Madrid, que cayeron en dos partidos complicadísimos, mientras que el Barça mostró su peor versión de la temporada y rozó el ridículo ante el Khimki (aunque al final salvó el average) y Unicaja confirmó que es un equipo en descomposición.

El grupo E se rompe. Las victorias de Lokomotiv Kuban y Panathinaikos, en las canchas de Efes Pilsen y Unicaja respectivamente, rompieron el grupo por la mitad. Ahora mismo parece claro que estos dos equipos más Fenerbache van a pasar, mientras que Estrella Roja lo tiene bien encarrilado. Y es que aun y cayendo ante los de Obradovic, mantienen dos victorias de margen (más el average) respecto el Efes, el quinto clasificado, a falta de sólo cinco jornadas.

La valoración más amarga. El griego Nikos Zisis fue el jugador más valorado de la jornada al sumar 35, gracias a sus 25 puntos y 10 faltas recibidas. Pero su actuación no impidió que el Brose cayera en la pista del Zalgiris, complicando muchísimo la clasificación a los alemanes.

El poderío de la armada rusa. Lo que fue una mala jornada para los españoles se convirtió en la ideal para los equipos rusos. El CSKA exhibió su potencial ante el Madrid y se postuló una semana más como principal candidato a ocupar la primera posición del grupo F, y es que la clasificación ya la tienen prácticamente asegurada. En su mismo grupo el Khimki se exhibió en la primera mitad para destrozar al Barça, manteniéndose así en la lucha para pasar a la siguiente fase. En el otro grupo el Lokomotiv volvió a demostrar que es el equipo más en forma de Europa y consiguió un triunfo con doble valor en Estambul: por una parte certificó (salvo debacle histórica) su clasificación para cuartos –y con opciones de ser primero de grupo-, y dejó al borde del KO al Efes Pilsen.

Derrotas vergonzosas. Las que encajaron Barça y Unicaja. Los de Pascual consiguieron salvar el average pero dieron una imagen muy pobre en el Krylatskoye Sports Palace. Los azulgrana tenían la oportunidad de dejar muy tocado al Khimki, pero se dejaron el espíritu competitivo en casa. Los rusos volaron en la primera mitad y rompieron el partido (48-29 al descanso), pero en la segunda bajaron su nivel debido al mal partido de Rice en la dirección. Pero ni con estas el Barça se animó a luchar. Los 18 balones perdidos, un ejemplo de la concentración de los jugadores azulgrana. Pero están las cosas en Málaga, con un Unicaja en caída libre que hizo el ridículo ante su afición. En su última oportunidad de engancharse a la lucha por los cuartos de final, los de Plaza regalaron el partido a un Panathinaikos que se paseó des del salto inicial (7-26 en el primer cuarto). Si no hay cambios en la plantilla o la dirección técnica, la temporada se hará muy larga para los seguidores malagueños. Los griegos consiguieron ganar por 18 puntos un partido en el que perdieron 13 balones y lanzaron con un 28% en tiros de tres y un 57% en tiros libres. Así está el Unicaja.

Los actores secundarios. Decíamos en la previa que una de las claves del Madrid para ganar era evitar que los actores secundarios del CSKA apareciesen por el Barclaycard Center. Pues bien, el máximo anotador de los rusos no fue ni Teodosic ni De Colo, sino que fue Hines con 16 puntos. De Colo se quedó en 12, su peor anotación de la temporada, y Teodosic en 15, es decir un 28% de los puntos de su equipo, cuando normalmente meten más de un 40%. Eso sí, entre Hines, Fridzon y Higgins metieron 39. A eso hay que añadirle el gran acierto en el triple de los de Itoudis, con 13/26, por el horrible 8/32 de los blancos, que fueron siempre a remolque. Pese a la derrota, los de Laso siguen en línea ascendente y se deberían clasificar sin demasiados problemas.

Golpes de autoridad. Los de Fenerbahçe y Olympiakos. Los turcos sumaron su octavo triunfo del TOP16 ante un Estrella Roja enrachado que les complicó mucho la vida. En un partido horrible en ataque, los de Obradovic llegaron al descanso por debajo en el marcador (25-34), incapaces de parar al dúo Miller-Zirbes (18 puntos entre los dos). Pero tras el paso por los vestuarios exhibieron su mejor defensa y cambiaron el signo del partido con un contundente parcial de 24-6, dejando a los dos referentes de los serbios en sólo 2 puntos en toda la segunda mitad y entregándose al acierto de Datome (27 puntos, 22 en la segunda mitad). Por su parte Olympiakos disputó una final ante Laboral Kutxa, conscientes que una derrota les dejaba prácticamente fuera de la lucha por los cuartos. Y como en tantas otras ocasiones, apareció la vieja guardia al rescate: Spanoulis (14 puntos y 8 asistencias) y Printezis (17 puntos) lideraron a los griegos ante los de Perasovic, que al final pudieron contar con Bourousis. El pivot rindió a su mejor nivel (19 puntos y 7 rebotes), pero estuvo demasiado sólo.

Los mejores

Puntos: Datome (27), Pullen (26) y Zisis (25)

Asistencias: Calathes (10), Llull (10) y De Colo (8)

Rebotes: Jankunas (13), Ayón (12) y Honeycutt (10)

Valoración: Zisis (35), Pullen (33) y Ayón (29)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados