Se habla de:

Fútbol Español

article title

Los escudos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay una especie de futbolista en extinción en los grandes clubes: los canteranos. Me refiero a los niños que sueñan con jugar de mayores en el equipo del que son de pequeños, entran en las categorías inferiores del club con 9 ó 10 años y un día se ven jugando en el primer equipo cumpliendo la mayor ilusión de sus vidas. Hablo de Casillas, Xavi, Puyol, Torres o Totti.

En los clubes grandes, los que juegan Champions, cada vez es más difícil ver este tipo de perfiles. Vienen jugadores de cualquier punto de Europa o del otro lado del Atlántico y nos quieren hacer creer que soñaban con jugar en el equipo de turno desde chiquititos. No cuela.

Uno sueña con jugar en el equipo de su vida, del que se enamora con 4, 5 ó 6 años, y por muy mal que vengan dadas nunca lo abandona. Luego hay casos de futbolistas que se convierten en leyendas de un club tras llegar con 13 años, como Leo Messi al Barça, pero el sueño de Messi era jugar en Newell’s. La realidad también supera a los sueños.

escudos

También están los que llegan siendo promesas y acaban siendo buques insignia (Ramos al Madrid) o cambian de club en mitad de una carrera ya contrastada para marcar una época (Cruyff al Barça, Maradona al Napoli, Cristiano al Madrid), pero ninguno tenía de pequeño la ilusión de acabar ahí.

Ahora, cada vez hay menos niños con posibilidad de cumplir su sueño. Es posible en equipos como el Athletic, por tradición, o el Sporting, el Dépor (Lucas Pérez está viviendo la ilusión de su infancia después de buscarse la vida en Ucrania y Grecia), la Real Sociedad o el Málaga, porque la situación económica impide otra estrategia. Algo bueno tenía que tener la crisis.

Recupero ahora los nombres del principio. A Casillas ya lo han mandado a Portugal, Puyol se ha retirado, Xavi está a medias de hacerlo, a Torres puede que no lo renueven y Totti dijo a un periodista español tras el partido contra el Madrid: “¿Me estás esperando a mí? Si yo ya no pinto nada en esta Roma”. Ahora que está de moda en todas las presentaciones pedir a los nuevos fichajes que se besen el escudo, a nadie se le ocurrió nunca exigirle a los cinco que cito como ejemplo que se besaran el escudo, pues ellos son el propio escudo. Aunque últimamente, hasta le han quitado los colores a los escudos…

escudo rm

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados