Champions League

article title

Los errores de Mascherano y la penitencia explícita

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

REDACCIÓN – El gol de Robinho en el empate 1-1 del Fútbol Club Barcelona en San Siro hizo mella en Javier Mascherano. El futbolista argentino, como tiene por costumbre, no torció el gesto en el post partido a la hora de entonar el mea culpa en el tanto lombardo. "El equipo, lamentablemente, ha tenido que sufrir un nuevo error mío. Me duele por el resultado, porque en partidos tan importantes como éste, yo no me puedo permitir este tipo de errores", apuntó el ‘Jefecito’. Desde su reconversión a central, propiciada por la falta de especialistas en dicha posición en los últimos cursos azulgranas, el argentino ha tenido varios fallos relevantes que dejan en el disparadero su posición en el campo.

Un balón dividido, una falta de entendimiento con Piqué y el gol estaba servido. Kaká y Robinho se fabricaron un tanto que ponía las cosas cuesta arriba para el equipo azulgrana en San Siro y ante las que sólo pudieron sacar un empate. Un nuevo partido para el olvido en territorio rossonero para los culés y del que no pasará página fácilmente Mascherano.

"Es un error mío, uno más y ya son varios. Duele bastante, hago mal un despeje. No se pueden cometer estos errores", apuntó el argentino en el post partido. Lo cierto es que desde que Guardiola decidiera situarle en centro de la zaga culé ya son varios los partidos en los que el de San Lorenzo ha tenido errores de bulto, siendo el Milan el equipo que más le ha buscado las cosquillas. Ya en la vuelta de octavos de final de la pasada Champions League el argentino sirvió mal un balón a Víctor Valdés que casi propicia el gol de Niang que podía haber sido el 1-1. De ahí se pasó al 2-0 y la goleada culé hizo borrar el error de Mascherano de un plumazo, pero él lo guarda en su memoria. Como también guarda su fallo en la Supercopa de España frente al Real Madrid que propició el gol de Higuaín en el Bernabéu o el tanto de Pereira en el Mallorca-Barça de la pasada temporada que ajustaba el marcador 2-3 ante los bermellones ante la que Masche reaccionó con bravura como captaron las cámaras: “Siempre fallo una, siempre”. Muchos errores consecutivos que dejan en caída libre al futbolista argentino.

Las declaraciones de Mascherano en el post partido en Milan no son nuevas. El argentino no se corta, y en lo que llevamos de temporada es la segunda vez que sale a la palestra para atizar los errores propios y del equipo. Así, tras el complicado partido ante el Sevilla, el argentino también alzó la voz cantante: "Tenemos que mejorar mucho, porque por errores nuestros hemos hecho que nos empaten el partido". Un ejemplo más de la autoexigencia del argentino, que meses después de su error en la Supercopa seguía martirizándose por su error, como confesó en una entrevista en RAC1: "Soy de los jugadores que se come la cabeza con sus errores, todo el día. Durante mi carrera me he exigido mucho. Hay errores que se pueden perdonar, otros como el del Madrid no se pueden permitir, al menos en este equipo".

Mascherano es el claro ejemplo de la auto exigencia llevada al máximo, de la disciplina y el querer ir a más, aunque quizás esta no llegue a ser del todo buena. Veremos si con la irrupción de Bartra y la vuelta de Puyol, sumado a sus errores, el argentino vuelve o no a ser el mejor central del Barça como decía Pep Guardiola.

[Sigue la actualidad del Fútbol Club Barcelona en @FCBsphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados