Fútbol alemán

article title

Los “Ein-Verein Männer”. Capítulo I (1927-1960)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En el fútbol actual, realizar una carrera completa vistiendo los mismos colores tiene mucho mérito. Estos “Ein-Verein Männer“, término alemán que identificaría a los “One-Club Men” y que en el idioma germano no existe como tal, no abundan en el mundo del fútbol, pero hubo una época en la que era habitual. Son futbolistas que, a pesar de haber tenido ofertas en algún momento, han decidido comenzar y acabar sus carreras profesionales de la misma manera. Porque prevalece más en ellos el sentimiento al negocio. En Alemania ha habido muchos de estos futbolistas a lo largo del siglo XX y XXI y en el próximo artículo les mostraremos quiénes eran. Pero no están todos. Este es sólo un primer capítulo, que llega desde 1927 hasta 1960. Luego llegará la 2ª parte, que incluirá a todos aquellos futbolistas que debutaron con la ya creada Bundesliga.

El primer “One-Club Men” de la historia del fútbol alemán fue Ernst Kuzorra, nacido y fallecido en Gelserkirchen, que disputó con el Schalke 04 las 23 temporadas que estuvo en activo, desde 1927 hasta 1950. Kuzorra formó parte de la gran época del equipo minero como campeón nacional, ya que conquistó seis títulos consecutivos. No obstante, con la selección no acudió nada más que 12 veces, debido a la mala relación con el seleccionador de la época, Otto Nerz. Fue elegido en 1985 Hijo Honorífico de la ciudad de Gelserkirchen, cinco años antes de morir. Junto a él, compartió el título de “One-Club man” en el Schalke 04, su hermanastro, Fritz Szepan, que participó con los mineros durante un cuarto de siglo y tuvo más suerte con la selección, ya que fue internacional en más de treinta ocasiones. Tanto Kuzorra como Szepan colgaron las botas el mismo año, en 1950. Además, los hermanastros comparten también el honor de haber sido entrenadores del club azul y blanco.

 

 

En 1930 debutó con el Eintracht Braunschweig un chaval nacido en Klein Lafferde (a menos de 20 km. de Braunschweig), Albert Sukop, que participara sólo en un encuentro con la selección, en el que Alemania vencería por 5-0, allá por 1935. El siguiente en la lista es un nombre muy conocido. Tanto, que su equipo rebautizó su estadio con el nombre de este futbolista. No es otro que Fritz Walter, historia del Kaiserslautern. Campeón del mundo en 1954 y del campeonato alemán en 2 ocasiones, Walter anotó 357 goles en 364 partidos disputados con el Kaiserslautern en el campeonato alemán, además de sumar 33 en 61 encuentros con la selección nacional. Hasta 22 años permaneció con la primera plantilla. Si avanzamos un poco más encontramos a Werner Heilig, que debutó en 1939 con el Eintracht Frankfurt y no dejó el club hasta 1957, disputando más de 350 partidos.

Junto con Walter, otro que hizo toda su carrera en un solo club fue Maximilian “Max” Morlock, también campeón del mundo en Suiza 1954 y que llevó el escudo del FC Nürnberg en su camiseta durante 24 temporadas, entrando ya en el inicio de la Bundesliga. Además, como extremo derecho, Morlock fue uno de los futbolistas alemanes más importantes de la época, disputando con la Alemania Federal 26 partidos, en los que marcó 21 goles. 18 temporadas fueron las que Adolf Bechtold disputó como defensa en el Eintracht Frankfurt, desde 1942 hasta 1960. Bechtold formó parte de la plantilla que quedó subcampeona de la Copa de Europa frente al Real Madrid, cayendo por 7-3. Fue capitán y miembro histórico con honores del Eintracht.

Aunque lo fuera por mucho menos tiempo que los anteriores, Fritz Abromeit consiguió con el Rot-Weiss Essen un campeonato alemán y una copa en los 11 años que permaneció en el club, desde que debutara en 1946. Hay que trasladarse dos años después para encontrar a Hans Schäfer, uno de los dos únicos campeones del Mundial 1954 que siguen aún vivos. Schäfer jugó 17 temporadas con el FC Köln, ganó el campeonato alemán y además fue elegido Futbolista Alemán del Año. en 1963, justo el año en el que se estrenaba la Bundesliga.

 

 

En 1953 debutaron Hermann Höfer (Eintracht Frankfurt) y Uwe Seeler (Hamburger SV). El 1º, campeón alemán en 1959. El 2º, uno de los hombres más importantes de la historia del fútbol germano. Seeler marcó más de 400 goles con el HSV y llegó a ser subcampeón del mundo en 1996 y 3º en 1970. Por si no lo saben, Seeler es abuelo de Levin Öztunali, futbolista que pertenece al Bayer 04 Leverkusen. Otra curiosidad de Uwe Seeler es que, seis años después de retirarse disputó un encuentro con el club irlandés Cork Celtic, equipo que solo disfrutó de 20 años de vida (1959-1979), que llegó a disputar competición europea y que, además, tuvo entre sus filas a George Best, además del alemán. Seeler disputó un solo encuentro con los irlandeses, marcando dos tantos en el mismo.

Hans-Walter Eigenbrodt es el próximo en la lista, con toda una década vistiendo la camiseta de las Águilas, del Eintracht Frankfurt (1955-65). El mismo año que Eigenbrodt debutaba en el Werder Bremen, a la edad de 20 años, Arnold Schütz, fallecido hace pocos meses, que conquistara una Bundesliga y una Copa de Alemania en sus 17 años como futbolista del club. Dieter Lindner es, al igual que Bechtold, miembro honorario del Eintracht Frankfurt. Eso se debe a las 15 temporadas en las que fue jugador de las Águilas. Trece años contemplan la carrera de Hermann Stöcker como futbolista del FC Magdeburgo, llegando a ser internacional en 6 ocasiones (4 goles), desde 1956 hasta 1969.

En párrafos atrás nombramos al Eintracht Braunschweig. Dos décadas después de Albert Sukop, debutaba en el club Jürgen Moll, componente de la plantilla que se proclamara campeona de la Bundesliga en la 1966-67. Moll tiene el honor de haber sido el autor del primer gol del club en la categoría. Sólo estuvo 11 años con el club, pero le dio tiempo a disputar 280 partidos y marcar 101 goles. A lo largo de su carrera, Moll pasó de ser delantero a actuar como defensa. Si Moll jugó 11 años, Klaus Meyer sólo pudo disputar 10. Debutó un año después y también fue partícipe de aquel título histórico de liga.

En el año 1960 nos encontramos con Sepp Piontek (12 años con el Werder Bremen en los que consiguió una Bundesliga y una DFB Pokal), que fuera también entrenador del Bremen y seleccionador de países como Haiti, Dinamarca o Turquía, además de clubes turcos, daneses y alemanes varios; y Werner Kik (toda una década como futbolista del Rot-Weiss Essen).

Todos estos hombres son futbolistas que militaron en un sólo club de fútbol alemán durante toda su carrera en la época previa a la Bundesliga. La división del artículo se hará por el año de debut. El futbolista que abrirá el Capítulo II será Wolfgang Overath, que iniciara su carrera en 1963, año en el que dio inicio el actual formato de competición del fútbol germano.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados