Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

Los deberes de Manuel Pellegrini

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Algo falla en el Manchester City. A pesar de llevar doce partidos consecutivos sin perder en la Premier League, el equipo no logra adoptar un estilo de juego propio y con las ideas claras. Las sensaciones Citizens esta temporada presentan a un equipo que consigue ganar los partidos, pero no con un juego vistoso. Muchos encuentros se resolvieron mediante acciones individuales y no por jugadas colectivas. En pocos enfrentamientos se han visto reflejadas las ideas implantadas por el entrenador. Aun así los del Etihad Stadium lo están haciendo bien, pero ¿también Pellegrini?

Los últimos partidos del Manchester City han sembrado muchas dudas sobre la actuación del técnico chileno. Tras sobreponerse de forma heroica en la fase de grupos de la Champions League y lograr clasificarse para los Octavos de Final, vuelve un nuevo aviso de crisis en el club de Manchester. En la mencionada clasificación en Copa de Europa vimos a un City que al principio era incapaz de cerrar los partidos. Perdió de forma catastrófica ante un equipo inferior como es el CSKA de Moscú, y después logró ganar al Bayern de Múnich en un partido que, si no llega a ser por una gran actuación de Sergio Agüero, los Citizens estarían eliminados. Se pudo ver entonces lo que se está viendo ahora. La falta de un referente.

Esta nueva alerta de crisis comenzó el pasado 28 de Diciembre en el partido ante el Burnley. Tras una buena primera parte, el Manchester City llegó al descanso con un resultado muy favorable (2-0), pero dos minutos después de la reanudación el Burnley recortó distancias. Pellegrini quizás falló en la charla en el vestuario, pero en lo que sí falló fue en la posterior estrategia. Los locales no conseguían cerrar el encuentro y mostraban síntomas de relajación. El susto podía llegar en cualquier momento. Lejos de adelantar las líneas para resolver el encuentro el técnico chileno decidió aguantar atrás para defender el resultado, en su propio estadio. Al final llegó el gol del Burnley que hizo que el City se dejará los tres puntos. Además el Chelsea había tropezado frente al Southampton, y con ese empate no pudieron recortarle puntos.

La pasada jornada de liga ante el Sunderland, de nuevo,  más problemas de relajación, que tras el partido ante el Burnley debieron haberse solucionado con una charla contundente del entrenador. No pudieron cometer más errores en cinco minutos. Los Black Cats se colocaban 2-1 en el marcador y Pellegrini, tras el gol, lo único que decidió fue quitar al único delantero presente en el terreno de juego, Jovetic, que hace apenas dos minutos había anotado el 2-0, por un centrocampista, Lampard. De nuevo el chileno cometiendo el fallo de echarse atrás, y de nuevo pierden una ventaja. Aquella vez tuvo suerte y Lampard salvó al City, marcando el gol de la victoria.

El pasado domingo, el Manchester City comenzaba su participación en la FA Cup ante el Sheffield Wednesday, un equipo muy inferior al que ya habían logrado marcar siete goles en la Capital One Cup. Otra vez la desconexión estuvo a punto de costar a los Citizens un enorme fracaso. Llama la atención que estos encuentros fueron en casa, como locales, ante su propio público. El partido arrancó con sorpresa. Los visitantes se adelantaron en el marcador. Saltaban las alarmas de nuevo, pero finalmente Milner logró solventar la situación con un doblete sobre la bocina. Éxtasis en la grada y todos olvidarían lo que pudo haber sido.

Frente al Everton, en Goodison Park, la suerte le fue esquiva a Pellegrini. Se vio a un Manchester City muy dominador, pero sin puntería de cara a portería. A falta de quince minutos para el final del partido, Fernandinho lograba marcar, lograba adelantar a los de Manchester. Pero una vez más el City se despistó y en una jugada a balón parado encajaba el gol del empate con un grave error, esta vez de Joe Hart. Para colmo de los Citizens, el técnico chileno hizo dos cambios muy extraños y muy polémicos. En el primero de ellos quita al autor del gol (Fernandinho por Lampard) y en el segundo, más discutido aún, llega en el minuto 91 (Nasri por Kolarov). ¿Estaba firmando Pellegrini el empate? Finalmente, el encuentro acabó en tablas, y vuelve a imponerse la distancia de dos puntos por debajo del líder.

Ahora el Manchester City y Pellegrini deben afrontar dos partidos muy difíciles y vitales de cara a la pelea por el título liguero. El próximo domingo reciben al Arsenal y después, el día 31 de Enero, viajará a Londres para jugar contra el líder, el Chelsea. El chileno debe solucionar estos errores si quiere ganar ambos encuentros. Debe coger las riendas del equipo, dejar las cosas claras a sus jugadores y transmitir e implantar  un sistema de juego claro, además de convencer a los futbolista que las faltas de concentración no pueden volver aparecer. Debe ser un líder, y no un entrenador a merced de lo que haga el equipo en el campo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados