Fútbol inglés

article title

Los Cisnes ya no son tan románticos como parecían

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – Las grandes avenidas son tramos transitados, donde se reúnen las grandes marcas, donde la gente acude en masa casi de forma automática. Allí encontrarán satisfacer a sus respectivas necesidades, ya que las ofertas serán mayores. Normalmente, suelen ser localizaciones llenas de luminosidad, que acaba seduciendo a las miradas que se dejan caer por allí. Sin embargo, no todas las poblaciones (o sus zonas) destacan por la luminosidad, por sus grandes carteles anunciando todo tipo de productos o eventos.

Existen, además, zonas de menor tránsito, en las que las sombras cobran vida, en las que la luminosidad no es la zona predominante. Evidentemente, no cobran la atención de las grandes avenidas, ni siquiera serán capaces de ofrecer las grandes ofertas que otras sí logran, y entonces muchas quedan en la ignorancia pública, que no en el olvido.

Estar en el primer plano, ese en el que todas las miradas apuntan, asegura atenciones. Sin embargo, cuando se da paso a ciertas sombras, todo es diferente. Nadie hablará, o al menos no como antes, y los flashes cada vez serán menores.

El Swansea maravilló al fútbol europeo en la pasada temporada 2012/13 tras coronarse campeones de la Capital One, lo que les ofrecía la posibilidad de disputar la presente edición de la Europa League. A ese gran éxito se le sumaba una meritoria novena plaza en Premier League, que ensalzaba la figura de Michael Laudrup como técnico revelación en el campeonato inglés. Los Cisnes se convertían en un equipo romántico, seguido desde más allá de las fronteras del Liberty Stadium.

Sin embargo, el pasado verano les presentaba un gran reto. El inicio de la temporada 2013/14 hacía que ante sí el Swansea tuviese que hacer frente a quizás la temporada más completa de su historia. A las ya de por sí presentes Premier League, Capital One y FA Cup, debían hacer frente a una ilusionante Europa League, que seguiría escribiendo caché a nivel continental e ingresando dinero en las arcas del club.

La presente temporada no está siendo tan positiva como la pasada. El conjunto de Michael Laudrup no está destacando como se esperaba (tras un buen año) en el campeonato liguero inglés, ya que son decimoterceros en la tabla clasificatoria, a cuatro puntos de los puestos de descenso. A esta dinámica se le debe sumar la eliminación en Capital One el pasado mes de septiembre frente al Birmingham.


Chico Flores y sus compañeros celebran un gol al Sunderland | Getty Images

Evidentemente, seguir vivos en Europa League (se enfrentarán al Napoli en Dieciséisavos de Final) y la reciente clasificación tras eliminar al Manchester United en Old Trafford, son sus dos grandes notas de la presente temporada. Lejos del nivel mostrado la pasada campaña, intentan sobrevivir de la mejor manera posible.

Seguramente una de las grandes causas por la que el conjunto galés ha bajado el nivel competitivo se encuentre en la figura del atacante asturiano Michu, quien ha pasado de marcar la interesante cifra de 18 goles a sólo 2 en la presente, en 20 partidos disputados. La llegada de Wilfried Bony, junto a Michu, presentaba una dupla potente para el ataque. Sin embargo, no se está traduciendo en los resultados positivos que se esperaba, y el equipo se encuentra en el ámbito doméstico falto de gol.


La lesión de Michu ha condicionado mucho al equipo galés | Getty Images

Con el mismo técnico, con prácticamente la misma base (quizás modificada con las participaciones de Cañas, fichado el pasado verano), pero con resultados alejados de las expectativas creadas. Quizás una temporada más cargada de partidos, con la presión de jugar competición continental, está haciendo que su rendimiento se haya visto relegado a un segundo plano.

Ya nadie les recuerda lejos del Liberty Stadium. Pocos son los comentarios y elogios que están recibiendo, situación quizás obligada por el rendimiento, pero aquel equipo romántico que, siendo galés, jugaba y rendía en el fútbol inglés que, además, se atrevía a ganar títulos, parece caer en el olvido mediático. Un juego de luces y sombras. Cuando todo funciona bien los flashes son cegadores, sin embargo, cuando el nivel decae, pocos son los focos que les enfocan.

[Sigue la actualidad del Swansea City en @SwanseaSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados