Fútbol inglés

article title

Los cinco de la Premier. Jornada IV

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El derbi de Manchester y la expectación generada eclipsó toda la cuarta jornada de la Premier League. El primer duelo entre Guardiola y Mourinho desde la Supercopa de Europa de 2014 tuvo de todo. Buen fútbol, ocasiones, pasión y una mitad para cada equipo en la que el acierto del City en los primeros 45 minutos decantó el derbi a favor de los visitantes.

En el liderato, se queda solo el Manchester City tras ganar los primeros cuatro partidos de competición, único equipo en conseguirlo. Detrás, persigue el Chelsea, que pinchó en su visita a Gales, y el propio United que perdió la condición de invicto en el derbi.

La goleada de la jornada la vivimos en Anfield, con la derrota del campeón de Premier League por 4 a 1 en un gran partido de los de Klopp que parecen haber encontrado la fórmula de la regularidad esta temporada.

El lunes se cerró con la goleada del Everton en casa de un Sunderland que arranca todas las temporadas de la misma manera, aunque este año no estará ‘Big Sam’ para salvarles, y sí un Moyes que vio como sus ex pupilos se tomaron en serio la segunda mitad estando Romelu Lukaku como estilete para materializar los tres goles del encuentro.

La sorpresa: Watford. Si comienzas perdiendo por 2-0 en la primera media hora, fuera de casa ante uno de los equipos llamados a estar en la parte alta de la clasificación, no te queda otra que rezar para que no te caiga una épica goleada, o luchar en la remontada. Y eso es lo que hizo el Watford de Mazzarri que tiró de coraje, velocidad y efectividad para dar la sorpresa de la jornada en el Estadio Olímpico de Londres remontando el resultado inicial de 2-0 para llevarse un 2-4 que además, es la primera victoria de los hornets esta temporada en la Premier League. Aviso a navegantes, la sociedad Deeney – Ighalo ya se ha puesto en marcha.

Hornet's conexion | Getty Images

Hornet’s conexion | Getty Images

La estrella: Kevin De Bruyne. Rey del derbi de Manchester con permiso del príncipe Silva y del duque Otamendi. En la actuación individual de estos 3 hombres cimentó Guardiola su triunfo en Old Trafford, por acierto y resolución, la estrella de esta jornada por impacto y actuación fue Kevin de Bruyne que marcó un gol ‘y medio’ para dar la victoria y el liderato en solitario al Manchester City que se situa como candidato príncipal al triunfo final a pesar de que quede un mundo por delante.
El estrellado: Daley Blind. Si De Bruyne fue la cara, la cruz del derbi fue Daley Blind que ‘permitió’ con dos groseros fallos los dos goles del cuadro skyblue. En el primero, le faltó contundencia y colocación para no ser superado por nuestro MVP de la semana, y en el segundo fue decisivo tras romper el fuera de juego de Iheanacho en el segundo gol del Manchester City. Dos fallos de los que cuestan partidas a pesar de que en la segunda mitad estuvo muy preciso en las diágonales hacia Fellaini que dieron varias ocasiones al United para haber logrado un empate que nunca llegó.

No fue un gran día para Daley | Getty Images

No fue un gran día para Daley | Getty Images

La promesa: Stephen Kingsley. Tras ocupar el lateral zurdo en las jornadas previas, Guidolin lo alineó como central zurdo hasta la lesión de Taylor que le devolvió a su posición preferida. Este joven escocés afronta su primera experiencia en el Swansea tras sus cesiones a Yeovil Town y Crewe Alexandra. A sus 22 años tuvo su primera gran prueba de experiencia ante el temible ataque del Chelsea y lo resolvió con autoridad, poco pudo hacer en los dos goles de Diego Costa.
El fichaje: Steven Defour. Atrás quedan los tiempos donde Defour ocupaba las portadas de la prensa internacional cuando se dejaba querer por media Europa. Su irregular paso por el Porto, que debía de servirle de trampolín definitivo se truncó entre lesiones y oportunidades perdidas por el jugador belga. Su vuelta a Bélgica benefició al Anderlecht y a Steven quien se reencontró con su mejor fútbol. Un fútbol que ahora disfrutan en Burnley y donde el mediocentro además de organizar, robar y distribuir ya da sus frutos estadísticos. Una asistencia contra el Liverpool en su debut, y un gol que vale un punto en el duelo ante los Tigers. Si su físico mejora y le permite aguantar los duros partidos de Premier League, estaremos ante una de las revelaciones de la temporada.

Resurrección, por Steven Defour | Getty Images

Resurrección, por Steven Defour | Getty Images

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados