Fútbol inglés

article title

Los cinco de la Premier. Jornada III

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sigue el duelo por todo lo alto entre los equipos de Manchester y el Chelsea, 9 de 9 puntos posibles para 3 proyectos que cambiaron de dirección este verano y que han comenzado la temporada de manera inmejorable.

El Manchester City, líder por diferencia de goles solventó sin demasiados apuros su compromiso con el West Ham con dos goles en la primera mitad, el tanto de Antonio le dio emoción hasta que Sterling cerró su gran actuación con un gol de bandera. El United tuvo que apurar hasta el último minuto en el que Rooney sirvió al joven Rashford el gol que daba los 3 puntos ante el sorprendente Hull City. Por su parte, el Chelsea disfrutó, por fin, de una jornada plácida goleando al Burnley por 3 a 0. Otros candidatos al triunfo, como el Arsenal, ganaron su difícil compromiso ante el Watford por 1-3, mientras que Tottenham y Liverpool empataron a uno en White Hart Lane.

La sorpresa: El regreso goleador de Jay Rodríguez, la perla de Southampton no ha vuelto a ser ni la sombra de aquel jugador que maravillaba hace tres temporadas, los rumores sobre una cesión se agolpan antes del fin de mercado para su desarrollo futbolístico, pero contra pronóstico, saltó al césped en el Saints – Sunderland en el último cuarto de hora y le sirvió para empatar y salvar un punto al Southampton a 4 minutos del final del encuentro.

La estrella: El Arsenal remontó su traspiés inicial en las dos primeras jornadas para ganar al siempre combativo Watford, el factor diferencial del encuentro fue el chileno Alexis Sánchez que cuajó un partido casi perfecto. Acertado en el pase, con gol y asistencia y ofreciendo una salida rápida a su equipo. Móvil y participativo el chileno hizo mucho daño a la defensa de los hornets.

El estrellado: Participativo, combativo y acelerado, ese fue el partido de Sadio Mané en White Hart Lane. Sus carreras al espacio fueron la principal vía de salida del Liverpool con marcador a favor, pero se vio superado por un Michel Vorm que le ganó la partida una y otra vez estando más rápido que el senegalés, que tampoco tuvo suerte en sus disparos a puerta. Por si fuera poco fue amonestado a la media hora, y pudo irse a la ducha antes del descanso y en la reanudación por dos feas patadas sobre Danny Rose que el árbitro decidió que no eran para amarilla.

La promesa: Sam Field, centrocampista ofensivo del West Bromwich Albion realizó su debut en la Premier League con Tony Pulis en el soporífero WBA – Middlesbrough. El joven lo intentó pero el entramado defensivo de Karanka y el balón en largo hacía Rondón evitó que conociéramos más de esta promesa de tan solo 18 años. En la banca, sin debutar permaneció Kane Wilson, lateral izquierdo nacido en el año 2000. Atentos a la revolución Pulis.

El fichaje: Ashley Williams parece como si llevara una vida jugando en Liverpool. El capitán de Gales cuajó una actuación casi perfecta ante Diouf y Crouch, las referencias del Stoke en Goodison Park. Siempre bien posicionado, expeditivo y muy intenso, sin dejar maniobrar a los atacantes potters que solo fueron capaces de realizar un disparo a la puerta de Stekelenburg en todo el encuentro. La nueva fórmula de Koeman parece haber dado con la tecla en el Everton, y con Holgate, Jagielka y Williams promete volver a ser el muro que fue hace no mucho.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados