article title

Los 25 mejores fichajes veraniegos en la Liga BBVA

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Carlos MATEOS – Otro año más, los equipos han hecho caso omiso de la crisis económica global y se han lanzado con avaricia al mercado futbolístico en busca de jugadores buenos, bonitos y no siempre baratos. Operaciones más o menos acertadas que dan oxígeno al deporte rey y entretienen a los aficionados mientras lloran, debajo de la sombrilla, por la falta de goles. En este texto se recopilan, de forma subjetiva, los mejores veinticinco fichajes de La Liga. Por supuesto hay espacio para la discrepancia y la discusión. Solo aclarar que en ella no aparecen aquellos jugadores que regresan tras cesión a su club de origen al considerarse que ya pertenecían al mismo.

LIGA BBVA

25. Borja Viguera (Athletic): El delantero ha pasado en dos temporadas de jugar en Segunda División B a disputar la máxima competición europea. Sus goles le valieron al Alavés para ascender a la categoría de plata y también para mantenerse el pasado curso. De hecho marcó casi la mitad de todos los transformado por el conjunto vitoriano. Ahora deberá luchar por un puesto con otro gran rematador como Aduriz.  

24. Raúl Jiménez (Atlético de Madrid): En todo lo relativo a su fichaje se ha hablado más de su afición por el Real Madrid que de las virtudes que atesora. Y eso no es justo tratándose de un ariete corpulento con mucho acierto de cara al marco rival y capaz de sacarse recursos como la chilena que aclaró el camino de México rumbo al Mundial de Brasil.

23. Isaac Cuenca (Deportivo): Futbolista desequilibrante con un regate inigualable perfeccionado gracias a sus dotes para el freestyle, los problemas de rodilla le dejaron pocos minutos la pasada temporada para demostrar sus virtudes. En el Deportivo deberá luchar por volver a ser el chaval que lucía en la banda del Camp Nou.

22. Ricardo Horta (Málaga): Traído desde el Vitoria de Setúbal es uno de los jugadores que más ha ilusionado este verano, no solo a los aficionados del Málaga, sino a todos aquellos que siguen la Liga. Joven pero atrevido, veloz y con capacidad para irrumpir desde segunda línea; Paulo Bento ya cuenta con él para la absoluta.

21. Alfred Finnbogason (Real Sociedad): Durante su etapa en el Heerenveen, que arrancó en la 2012-2013, el ariete islandés firmó una cifra cercana al tanto por partido. Ese acierto le valió para que muchos le situaran a la altura de algunos de los grandes delanteros que han pasado por la Eredivisie en los últimos años. Una lesión le ha impedido vestirse de corto en las primeras jornadas pero explotará antes o después.

20. Vicente Guaita (Getafe): La salida de Miguel Ángel Moyá, uno de los nombres importantes del Getafe, obligaba al conjunto azulón a buscarle un recambio a la altura. Guaita cumple con ese requisito. Siempre en tensión por la competencia atroz que mantenía con Diego Alves, garantiza ahora su titularidad en un plantel que va a depender mucho de su inspiración.

19. Joaquín Larrivey (Celta de Vigo): Su tramo final de campaña con el Rayo Vallecano, donde llevaba al fondo de las mallas todo balón que pasaba cerca de su ámbito de actuación, fue una de las sorpresas más gratas para la Liga BBVA en general y para los madrileños en particular. Demostrada su capacidad, Balaídos espera ahora recoger los frutos de su olfato goleador.

18. Jérémy Mathieu (Barcelona): Aunque desde algunos sectores de la afición se ha criticado su incorporación por su precio y su edad, lo cierto es que el jugador galo ha demostrado en el Valencia cualidades más que de sobra para vestir de azulgrana. Es rápido, va bien al corte y puede caer al lateral en caso de necesidad. Un defensa completo.

17. Nicolás Otamendi (Valencia): A pesar de que su traspaso procedente del Oporto se cerró en agosto de hace un año, no ha sido hasta el 1 de julio cuando el futbolista ha pertenecido completamente al Valencia. Eso sí, según pisó Mestalla ha sido capaz de hacerse con el puesto en el eje de la zaga y nada hace indicar que esa costumbre vaya a cambiar de aquí a que termine el curso.

16. Rodrigo Moreno (Valencia): Veintitrés años tiene el atacante español que aterriza procedente del Benfica si bien, por su provechosa carrera hasta la fecha, queda la sensación de que lleva dedicándose a esto toda la vida. Siempre cumplidor cuando el club luso le ha dado continuidad, eso es lo que busca en Valencia. Si la tiene, recompensará a la grada con buenas tardes de fútbol ofensivo.

15. Guillermo Ochoa (Málaga): Lo sobresaliente de su actuación en el Mundial y la posibilidad de ficharle a coste cero eran circunstancias que le convertían en un caramelo para algunos de los equipos más importantes de Europa. Finalmente fue el Málaga quien logró convencerle. Ha llamado la atención verle en el banquillo en las primeras jornadas, pero puede que eso cambie en las próximas semanas.

14. Guilherme Siqueira (Atlético): Todo fue muy enrevesado a última hora del mercado veraniego de fichajes de 2013. El lateral, que se iba a marchar cedido al Benfica, se quedó a minutos de firmar por el Real Madrid toda vez que se intentaba colocar a Coentrao en el United. Nada de aquello fructificó, Siquiera se marchó a Lisboa y allí ha seguido demostrando el altísimo rendimiento que ya dio en Granada. Con todo olvidado, será el Atlético quien disfrute de sus virtudes en la 2014-2015.

13. Denis Suárez (Sevilla): Perla del fútbol español, el Barcelona le sacó de Manchester el año pasado para que su filial diera un salto. Denis destapó entonces todas las virtudes que no le valieron para asentarse en la primera plantilla del City y puso la categoría de plata a sus pies. Cedido al Sevilla como parte del traspaso de Rakitic, disfrutará por fin de su primera gran oportunidad.

12. Gerard Deulofeu (Sevilla): El de Denis Suárez no ha sido el único préstamo que el Barcelona le ha hecho al Sevilla. La buena sintonía entre los clubes ha servido también para que vaya al Sánchez Pizjuán la gran esperanza del balompié español. Por él, y otro grupo reducido de talentos, pasa el devenir de 'La Roja'. Tras dejar cosas interesantes en Inglaterra, toca ver lo qué puede ofrecer de vuelta a casa.

11 & 10. Marc André Ter Stegen-Claudio Bravo (Barcelona): Dos hombres con un mismo destino, defender con dignidad el legado que ha dejado durante los últimos años Víctor Valdés. Decantarse por uno de ellos resulta difícil ya que ambos tienen cualidades que les hacen merecedores de ese honor. De momento Bravo ha cobrado ventaja, pero quedan muchos capítulos por publicar.

9. Keylor Navas (Real Madrid): Manuel Neuer al margen, el costarricense se destapço como el mejor arquero del pasado Mundial llevando a su selección a una actuación histórica. Buenos partidos que no hicieron sino confirmar en el plano internacional todo aquello que ya había demostrado con el Levante. Ahora llega al conjunto blanco, en principio como sustituto de Casillas. Sin embargo la delicada situación de este último, criticado por parte de la afición, podría convertirle en titular de la noche a la mañana.

8. Alessio Cerci (Atlético): Su última imagen como jugador del Torino fue dura, llorando como un niño tras fallar el penalti que clasificaba al equipo para Europa. Él, experto contrastado en el noble arte de los once metros. Finalmente una sanción al Parma permitirá al equipo viajar por el Viejo Continente. Sin embargo ya no estará allí para vivirlo al cerrarse su llegada al Atlético de Madrid. Los rojiblancos dispondrán ahora de un hombre con carácter, buen golpeo del balón y excelente visión de juego. Muy del gusto de Simeone.

7. Ivan Rakitic (Barcelona): Otro jugador que se marchó llorando del club donde ha ganado relevancia global. El croata llegó a Sevilla siendo un chico talentoso y se marchó de allí convertido en un hombre, con sus buenas maneras elevadas al cubo y la admiración de los suyos en la maleta. El Barcelona intentará beneficiarse ahora de todo lo que ha aprendido por el trayecto.

6. Mario Mandzukic (Atlético de Madrid): Si algo hay que alabar de la secretaría técnica del Calderón es su capacidad para sobreponerse sin traumas a la salida de sus delanteros centros. En un vestuario donde la figura del 'nueve' parece estar bendecida Torres dejó sitio a Agüero, este a Falcao y el colombiano a Diego Costa. Ahora es Mandzukic, punta de grandes virtudes que no se adaptaba a lo que Guardiola quería en el Bayern, quien está llamado a continuar con la saga.

5. Álvaro Negredo (Valencia): En la pugna que mantenía con Dzeko, el vallecano ganó el primer asalto pero acabó cayendo de manera incomprensible en el tramo final. Es lo que sucede cuando dos gallos cualificados comparten corral. No hay mal que por bien no venga y el español volverá a nuestra liga como la gran 'bomba' del Valencia.

4. Antoine Griezmann (Atlético de Madrid): El francés es uno de esos futbolistas que resultan imparables cuando disfrutan sobre el campo, al margen del rival que tenga enfrente. Si está de dulce, su encanto contagia al resto de compañeros y levanta a la grada. En un equipo sin aparentes fisuras y con los seguidores entregados a la causa, resulta complicado adivinar lo alto que puede llegar.

3. James Rodríguez (Real Madrid): Legitimado por su excelso mundial, el colombiano solo tuvo que decir las palabras mágicas ("Sería un sueño jugar en el Real Madrid") para que en el palco del Santiago Bernabéu se remangaran a fin de darle lo que pedía. Es el galáctico de 2014, una máquina de vender camisetas que va más allá de eso. Nadie pone en duda sus capacidades pero se le va a exigir más que eso, adaptarse a un rol nuevo en su corta carrera. Si lo consigue, lo pagado habrá merecido la pena.

2. Toni Kroos (Real Madrid): Conocedor de todo cuanto se mueve en el panorama internacional, el Real Madrid supo que la situación de Kroos en el Bayern no era la ideal. Olió sangre y se fue directo a por el mediocentro ganándole por la mano al resto de pretendientes. Con todo casi cerrado, irrumpió entonces la sobresaliente actuación del alemán en Brasil para terminar de convencer a todos de que el negocio era redondo. Si ya se le consideraba imprescindible nada más ponerse la camiseta, la salida de Xabi Alonso le obliga a subir de nivel. La gran lástima será no verlos juntos.

1. Luis Suárez (Barcelona): Su mordisco a Chiellini y la posterior sanción que le convirtió en un apestado para el gremio han deslucido su puesta de largo como azulgrana. Casi en la clandestinidad, el Barcelona cerró una operación brillante cuya magnitud no se llegará a comprender del todo hasta que el uruguayo vuelva a vestirse corto. Basta con decir que estamos ante uno de los cinco mejores del mundo, alguien polémico pero con un espíritu competitivo fuera de lo común. Un goleador que hace de todo, y todo bien. Si se asocia correctamente con Neymar y Messi, veremos fuegos artificiales.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados