Se habla de:

Almería

article title

Los 10 fichajes random del mercado invernal

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Las prisas no son buenas consejeras y las últimas horas de mercado tampoco. La presión de los clubes por encontrar un refuerzo y de algunos jugadores por encontrar un club para, ambos, buscar un punto de inflexión en sus temporadas provoca que en el último día de mercado, en este caso de invierno, se vean muchos fichajes poco habituales y que responden a extrañas lógicas. Y estos 10 movimientos son la consecuencia directa de ello. ¿Cuál de estas apuestas saldrá bien?

 

Marco Motta al Almería

Una clásica trayectoria italiana: una prometedora carrera por delante, perdida entre devaneos inconstantes por numerosos equipos -Udinese, Roma y Juve tuvieron su propiedad- e innumerables cesiones, a cada cual peor. Al final, apenas un par de temporadas decentes en una década. Lateral derecho, ha acabado en los banquillo del Championship inglés y ahora prueba suerte con el Almería para evitar el descenso a 2ªB.

Lacina Traoré al Sporting de Gijón

La trayectoria de este hombre de más de dos metros es digna de ser seguida en un documental de viajes: Cluj, Krasnodar -Kuban-, Makhachkala -Anzhi-, Mónaco, Liverpool -Everton-, Moscú -CSKA- y ahora Gijón. Sus números goleadores el último año no son malos, pero curiosamente solo pasa de la doble cifra en Rusia. En un mes va a pasar de la Champions a intentar librarse del descenso junto a Duje Cop.

Anthony Mounier al St. Etienne y a Atalanta

Primer fichaje interruptus de la lista. De más a menos en el Bologna, decidieron cederlo a finales de enero de vuelta a Francia al St. Etienne. Un ligero problema: Mounier es canterano y aficionado del Lyon, enemigos acérrimos de los verts, y de vez en cuando había hecho alguna que otra declaración en la que dejaba caer que el St. Etienne y su gente no le eran particularmente amables. Y los ultras no les gustó, claro. El buen cartel que Mounier sigue teniendo en Italia le permitió, dos días después de ser presentado en Francia, volver a Italia y ser cedido al Atalanta.

Emmanuel Adebayor al Istambul Basaksehir

El pasado verano, Manolito falló en su habitual presencia en esta relación ya que él y los clubes pasaron mutuamente de juntar sus caminos. Ahora le ha vuelto a picar el gusanillo y se marcha a Estambul, en una época de tranquilidad política en Turquía. Ansiosos estamos por observar la evolución de su futura asociación sobre el campo con el ‘Maradona del Bósforo’ Emre Belozoglu. Y ojo, que van segundos en el campeonato turco.

Andrea Ranocchia al Hull City

El central italiano lleva caído en desgracia ya un tiempo. De hecho, cada vez que saltaba al campo como capitán del Inter sus aficionados se tiraban de los pelos, para alegría de sus rivales. La temporada pasada ya se tuvo que ir cedido a la Sampdoria, con desastrosos resultados para los genoveses. Ahora, fuera de Italia, esperemos que The Frog pueda reconvertirse en príncipe.

Trent Sainsbury al Inter

Pese a que sus últimos movimientos de mercado han sido bastante inteligentes y exitosos -Gagliardini, el último ejemplo-, el Inter siempre se guarda algo extraño bajo la manga. Y para sustituir a Ranocchia como central suplente se traen a Sainsbury, semidesconocido central australiano que juega en China y cuya experiencia en Europa se reduce al PEC Zwolle neerlandés. Que venga del equipo de Suning, dueño del Inter, ayuda. No obstante, tiene 25 años y dice Manu Mañero que es de lo mejor de Australia, así que habrá que fiarse.

Gaku Shibasaki al Tenerife

Invitados al Mundial de Clubes como campeones de Japón, los jugadores del Kashima Antlers maravillaron en el torneo y perdieron la final solo en la prórroga contra el Real Madrid. Este hombre, mediocampista, le hizo dos chicharros a los blancos. Se le había vinculado con Las Palmas, pero no pueden hacer plantillas de 70 jugadores así que se cambió de isla, a Tenerife. La localización no la elige mal. Habrá que ver cómo se adapta al fútbol español.

Salvatore Sirigu a Osasuna

La decadencia de Sirigu ha llegado demasiado de improviso. Internacional italiano siempre a la sombra de Buffon, pieza clave en Palermo y en el PSG, perdió la titularidad hace un par de años con la llegada Trapp; y este medio año en Sevilla ha jugado dos partidos para encajar cuatro goles y ver una tarjeta roja. Desde que empezó la temporada Osasuna está jugando de facto sin porteros, así que debería ser un buen trato para ambos.

Jesé a Las Palmas

Ha sido uno de los culebrones del invierno. Después de que Florentino Pérez le atracara 25 millones de euros al PSG por Jesé, el canario apenas ha tenido espacio (nueve partidos, un gol) y su flow esta vez se ha quedado en su música. Rechazó al Valencia y a numerosos equipos ingleses para volver a su isla natal, donde deportivamente tiene un ambiente propicio para recuperar su mejor fútbol, el de antes de su grave lesión… si resiste las tentaciones ante las que ya ha caído alguno de sus nuevos compañeros.

Roman Zozulya al Rayo Vallecano

El otro fichaje interruptus, este todavía más abrupto, pero también por presión social. Su llegada a España ya causó polémica por la vinculación del escudo de Ucrania que vestía con simbología neonazi por parte de un periodista torpe. No obstante, está vinculado y apoya grupos ultras ucranianos y esto no ha gustado entre la afición del Rayo Vallecano y los grupos de extrema izquierda rayistas. El caso, bien explicado aquí, terminó con numerosas protestas a su llegada y la cancelación de la cesión, por lo que volverá al Betis.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados