Se habla de:

Real Madrid

article title

Los 10 fichajes de la vergüenza merengue

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Real Madrid es el club más laureado del siglo XX. La grandeza del club blanco siempre se ha demostrado en las competiciones europeas y en la elegancia y el señorío del que siempre han presumido. Con la modernización del fútbol, el conjunto merengue ha perdido su total poderío y el resto de equipos han crecido pero aún sigue estando siempre entre los tres más importantes del mundo y conquistando títulos.

En la casa blanca se han combinado productos propios como Iker Casillas o Raúl González con grandes jugadores llegados de fuera para convertirse en emblemas del club como Zinedine Zidane, Alfredo Di Stefano, Hugo Sánchez, Ronaldo… aunque no todas las incorporaciones fueron así de exitosas. Es hora de sacar los trapos sucios, este es el TOP 10 de peores fichajes hechos por el Real Madrid.

Jonathan Woodgate

El zaguero inglés le costó 18 millones de euros al Madrid procedente del Newcastle. Llegó en 2005 y en la capital solamente disputó 10 partidos en dos años pero le sirvió para conseguir el dudoso honor de ser recordado por el peor debut imaginable; fue ante el Athletic Club en el Bernabéu, se marcó un gol en propia puerta y fue expulsado.

Julien Faubert

El Real Madrid abonó un millón y medio de euros al West Ham en el mercado invernal de 2009 por su cesión solo por seis meses, movimiento que aun hoy en día se sigue sin entender. En ese periodo disputó 60 minutos entre dos partidos ligueros y sobre todo será difícil de olvidar el día que se presentó en Valdebebas a entrenar cuando el equipo tenía día libre o aquella vez que se quedó dormido en el banquillo del Madrigal. Obviamente el club no ejerció la opción de compra de seis millones que su breve contrato contemplaba.

Royston Drenthe

El habilidoso extremo holandés era toda una joven promesa por pulir con un futuro esperanzador por delante. El Feyenord recibió 14 millones por un jugador que empezó muy bien en España; hizo un auténtico golazo contra el Sevilla en la Supercopa y parecía una apuesta de futuro muy interesante. Sin embargo se fue apagando hasta convertirse en un descarte para todos los entrenadors: Schuster, Juande, Pellegrini, Mourinho… cuatro años de andadura en los que se recuerda su golazo y una famosa acción en la banda cuando cayó al suelo al golpear al aire en un intento de centro. Ah, y su famoso rap.

Nuri Sahin

El mejor jugador de la Bundesliga llegó en 2011 al Real Madrid por 10 millones para ser el timón de la medular. En Dortmund fue clave en la liga que conquistaron los aurinegros y se mostró una amenaza a balón parado, un especialista. Pero las fatídicas lesiones lo apartaron varios meses de los terrenos de juego y lastraron toda su confianza hasta tener que abandonar el club en 2013 con solamente 10 encuentros como bagaje. Eso sí, ganó la última liga que el Madrid ha conquistado.

Thomas Gravesen

El ogro protagonizó portadas y portadas en los principales diarios madrileños como la solución que el centro del campo merengue necesitaba. Defensivamente y en cuanto a aporte de lucha, garra y recuperación se refiere, ya que el bueno de Thomas nunca destacó por su creación de fútbol. Finalmente fue fichado del Everton por 3.5 millones mas no convenció y salió al Celtic de Glasgow la temporada siguiente. Llegó a disputar 35 partidos e incluso marcó un gol pero lo más recordado fue su bronca a ‘Zizou’ capaz de asustar al más valiente de los mortales.

Freddy Rincón

El colombiano arribó en Madrid en 1995 y tan solo militó una temporada en el club dirigido por Jorge Valdano en aquel entonces. Costó aproximadamente 3.5 millones y se presumía el sustituto de Laudrup pero mucho más lejos de la realidad. Su paso por el Real no será recordado aunque según el propio futbolista no le dejaron demostrar su valía por ser negro.

Carlos Secretario

El portugués militó únicamente una temporada en el club blanco bajo las órdenes de Fabio Capello en la 96-97. Disputó 13 encuentros y con ese nombre tendría al día las tareas del entrenador italiano o le llevaría cafés a su despacho pero jugar al fútbol lo que se dice jugar no lo hizo mucho… la mejor noticia para los merengues es que “solamente” se fue un millón de euros a la basura.

Carlos Diogo

El defensor uruguayo llegó en una época muy convulsa al Real Madrid. El conjunto blanco no daba con la tecla ni con el entrenador adecuado, el proyecto de los galácticos no surtía efecto ante el Barça de Ronaldinho y varios fichajes fueron frustrantes. Florentino malgastó 5 ‘kilos’ en el lateral para que solamente disputara 18 partidos con la elástica merengue. Posteriormente rindió a buen nivel en el Real Zaragoza en Primera División aunque muchos lo recordarán por su cómica pelea con Luis Fabiano.

Pablo García

También en el año 2005, periodo muy trágico deportivamente para el Madrid, firmó a cambio de cuatro millones procedente de Osasuna. Su pasividad no gustó en la grada noble del Bernabéu y el potencial demostrado con los rojillos nunca se evidenció en un club tan grande. Mantuvo una ardua batalla con Gravesen por la titularidad ese año y bandonó definitivamente el club en 2008.

Edwin Congo

El traspaso más extraño de todos, la mayor metedura de pata, el Douglas del Madrid. Las cifras de su fichaje y la forma siempre han estado envueltos en cierto misterio; se rumorea que un vídeo enviado por un niño lo llevó al Madrid, que ejercía como odontólogo en Colombia pero es cierto que pasar de ser un jugador más en el modesto Once Caldas a que el mejor club del siglo pagase 5 millones es, cuanto menos, difícil de entender. Fue fichado en 2001 pero nunca llegó a debutar en partido oficial con los blancos. También militó en diversos clubes de La Liga como Real Valladolid, Levante o Recreativo de Huelva.

¿Quién es el peor?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados