Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Lo que no funcionó: Tévez y Mascherano en Upton Park

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hubo un tiempo en el que dos jugadores actualmente consagrados como Carlos Tévez y Javier Mascherano hicieron una gira de aventuras futbolísticas por el mundo. Dos perlas del fútbol argentino que salieron de la mano del país albiceleste, para jugar juntos, primero, en Brasil, en las filas del Corinthians (curioso aquello de dos argentinos jugando en Brasil, por aquello de la rivalidad histórica), para luego llegar a la Premier League, en las filas del West Ham.

Tévez y Mascherano tuvieron etapas en el fútbol inglés, unas más recordadas que otras. Mientras que Carlos Tévez se erigió como ídolo y Judas en la ciudad de Manchester (jugando en Manchester United y Manchester City), Mascherano formó parte de una de las mejores plantillas que se recuerdan en la última década en el Liverpool.

En la actualidad son considerados futbolistas de primer nivel mundial. Mientras que Tévez enamora y maravilla en Italia, siendo el máximo goleador de la Serie A, Mascherano se ha convertido en una pieza vital y clave en las filas del FC Barcelona. Dos jugadores que fueron rivales directos en Argentina, en sus inicios, defendiendo las camisetas de Boca Juniors y River Plate, pero que a partir de ahí fueron de la mano en multitud de proyectos como, además, siendo compañeros en el primer nivel internacional defendiendo la camiseta de Argentina.

Pero en el olvido queda, para muchos, la temporada 2006/07, cuando ambos jugadores volvieron a coincidir, volvieron a hacer las maletas de forma unificadas. Pero esta vez, el reto era mayor, ya que la oportunidad llegaría desde Europa, al otro lado del océano Atlántico. Un club inglés preguntaba por la incorporación de dos jugadores argentinos que comenzaban a despuntar por aquel entonces.

Era el West Ham de Alan Pardew. Upton Park, uno de los estadios más románticos del fútbol inglés, recordado por muchos por la película “Green Street Hooligans“, por sus famosas “Pretty Bubbles in the Air“. Dos de las mejores promesas del fútbol sudamericano, tras iniciarse en Argentina y una etapa en Brasil, llegaban a la Premier League en una operación deportiva que sorprendió a muchos.

Aquella etapa en la plantilla de los Hammers no fue la mejor de sus respectivas carreras deportivas, sin duda, pero sí supuso la vía de entrada al fútbol europeo. Tévez jugó un total de 29 encuentros, pero sus cifras goleadoras no fueron del todo relevantes, sobre todo comparadas con la actualidad, ya que el ‘Apache’ marcó 7 goles. El protagonismo de Mascherano fue menor, casi nulo, ya que en toda la temporada disputó 5 partidos.

Lo cierto es que sorprendía ver a dos futbolistas de su talla, con gran renombre en el fútbol sudamericano, en un fútbol tan diferente como el inglés, y en un equipo londinense que no aspiraba a los títulos, sino todo lo contrario, a conseguir la permanencia. Aquella temporada, los Hammers quedarían en 15ª posición, a sólo 3 puntos del descenso, sufriendo hasta las últimas jornadas. Una situación surrealista. Dos jugadores que en la actualidad son intratables estuvieron en aquella plantilla que corrió peligro de descender.

Ya habían entrado en Europa, habían dado un gran paso adelante por conseguir el gran sueño de todo futbolista que comienza en el continente americano, y la Premier League era uno de los mejores torneos del fútbol europeo. Londres había sido su primer hogar futbolístico lejos de casa.

A partir de allí, pese a sus pobres cifras, comenzaron a escribir páginas notables en sus carreras deportivas. Tévez se marchaba a Manchester, para lucir la histórica camiseta de una potencia británica y mundial, como es la del Manchester United (le seguirían Manchester City y ahora Juventus). Por su parte, Mascherano se marcharía a Liverpool, donde formaría años después uno de los mejores centros del campo de la última década en Inglaterra, junto a Gerrard y Xabi Alonso.

Tras salir de Argentina, fueron de la mano en Corinthians y West Ham, pero una vez que dejaron atrás Upton Park, tras cifras discretas, se convertirían, de repente, en grandes rivales, de nuevo, como cuando militaban en Boca Juniors, Tévez, y River Plate, Mascherano. Ahora entrarían en la histórica rivalidad Manchester United-Liverpool.

Tévez y Mascherano, dos futbolistas cuya relación va más allá del fútbol. Futbolistas, profesionales, pero dos personas que tuvieron que salir de su país, incluso de su continente, para embarcarse a una aventura seria que compartieron muy de cerca y que, seguramente, creó un vínculo especial entre ambos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados