Fútbol inglés

article title

Lo que debes conocer de la Premier League 2013-14

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Paco LÓPEZ – Comienza una nueva etapa en la Premier League. La retirada de Sir Alex Ferguson, la vuelta de Mourinho, el nacimiento del City de Pellegrini,… Proyectos nuevos y todos capaces de alzarse con la corona. Todo ello sin quitar la vista de Tottenham y Arsenal en un pulso constante por acceder a Champions. Por si fueran pocos alicientes, las coas se aprietan por abajo, con equipos como Norwich, Cardiff o Southampton gastando grandes cantidades. Cada vez con más dinero, poder y, sobre todo, igualdad. La Premier League es cada vez mayor.

PRINCIPALES FICHAJES

Más de un cuarto de lo gastado en la Premier League ha salido de las arcas del Manchester City: Fernandinho, Navas, Jovetic y Negredo han sido refuerzos con vistas al título. Otros de los clubes que busca mejorar su puesto de 2013 es el Tottenham, con Paulinho y Roberto Soldado a la cabeza. Mientras tanto, el Chelsea sólo ha apostado por Schürrle como gran incorporación. Todo esto a expensas de algún refuerzo importante para Arsenal y United.

Un escalón por debajo, los fichajes estrella han llegado para las delanteras. Wilfred Bony será el encargado de hacer volar aún más alto a los cisnes. Jozy Altidore está obligado a brillar en su vuelta a la Premier League, esta vez con el
Sunderland. Por su parte, van Wolfswinkel será el estandarte de un renovado Norwich City. Aunque no sólo de gol se construyen los equipos, Wanyama y Lovren en el Southampton son apuestas fuertes que desembarcan en la Premier League.

CANDIDATOS AL TÍTULO

Manchester United. Sin apenas refuerzos pero con el legado de Sir Alex. Máxima competitividad y Robin van Persie. Un equipo bastante construido que no brilla pero gana. Retener a Wayne Rooney y recuperarle anímicamente sería el plus más importante para luchar por su corona.

Manchester City. Aterriza en las islas Manuel Pellegrini, y no lo hace solo. Más de 100 millones de inversión para dar más pólvora arriba a una ya de por sí dotada plantilla. La aspiración debe ser ganar. Por plantilla, el City la opción más fuerte, pero falta ver cómo encaja el puzzle.

Chelsea. La vuelta de Jose Mourinho al lugar donde más feliz ha sido. Stamford Bridge recibe con los brazos abiertos un proyecto a largo plazo, sólo Mou tiene el crédito necesario en la casa de Abramovich. Apuesta más para crear una base que para empezar a ganar desde ya. Aun así tienen que luchar por todo.
Lucha por Europa

Arsenal. Arranca un año nuevo. Cada vez más difícil el cuarto puesto, cada vez con menos refuerzos. Pese a superar los 3.000 días sin título, la esperanza reside en el acierto de Wenger para pulir jóvenes talentos. Más difícil que hace un año, su máximo rival ha dado un salto cualitativo. Wenger necesita que sus apuestas personales den réditos y que el Tottenham vuelve a tropezar.

Tottenham. Debe quitarse la etiqueta de perdedor, su plantilla, con o sin Bale, debe luchar por el cuarto puesto. Refuerzos contrastados y que dan un plus de actitud competitiva, lo que le faltó hace una temporada. Favoritos al cuarto puesto.
En el vagón de cola en la lucha por Europa están Liverpool y Everton. La actitud inicial es soñar con el cuarto puesto pero sus plantillas dicen lo contrario. La misión de ambos conjuntos debe ser perseguir a Arsenal y Tottenham esperando cualquier tropezón.

EQUIPO REVELACIÓN

Norwich City. Un desembolso importante en un club modesto, todo para hallar la estabilidad en Premier League. Misión cumplida, un equipo muy trabajado, rocoso y sin derroches ha creado este verano una base joven que permite pensar que equipos como Everton no están tan lejos. Fer, van Wolfswinkel, Hooper y Redmond más todo lo que ya poseían. Los canarios ya no miran al descenso.
Cardiff City. Tras un año en el que fue sobrado ha llegado a la Premier con intención de quedarse. Un bloque muy trabajado y con un estilo de juego asimilado, la columna vertebral no cambia y el dinero se ha invertido en los puestos más necesitados. Incorporaciones acertadas y equipo muy maduro. La permanencia es un objetivo demasiado simple. Todo eso más el fortín que supone su estadio.

EQUIPO DECEPCIÓN

Stoke City. El año pasado las malas relaciones en el vestuario casi se llevan al equipo a Championship. El saldo final fue el cargo de Pulis. Con la llegada de Mark Hughes el problema va a más, menos firmeza para las relaciones interinas y una idea que dista mucho del estilo que más se amolda a la plantilla. El descenso se acerca y necesitarán de un rendimiento excepcional de jóvenes inesperados como Shea, Muniesa, Ness y Agudelo.

JUGADORES FRANQUICIA

Arsenal: Jack Wilshere. El argumento de mayor peso, en un club tran imprevisible. Su talento y jerarquía son impropios de su edad. Sabe de su importancia, es y será un estandarte de los cañoneros y de la competición.

Aston Villa: Benteke. El gol, la lucha y los puntos. Los villanos le deben la presencia en Premier y retenerle ha sido el mejor ejemplo de que el proyecto va muy en serio a puestos más elevados que hace un año.

Cardiff City: Peter Whittingham. Llega tarde a la Premier League pero lo hace como jugador más importante de su equipo. Su pierna izquierda domina todos los registros, juega y hace jugar.

Chelsea: Juan Mata. En los últimos años la estabilidad se ha alejado de Stamford Bridge pero Juan MAta ha sido el único que ha respondido siempre que se le necesitó. Desde que aterrizó en Londres ha madurado y se ha adaptado al papel de referente.

Crystal Palace: Glenn Murray. El hombre milagro junto a Zaha. El máximo responsable que un club lejos del nivel Premier esté donde está. Capaz de decantar duelos sin contar apenas con ocasiones.

Everton: Marouane Fellaini. El jugador que más influencia tiene en el juego. De área a área, gol y técnica. Un jugador superlativo de Champions en un equipo lejos de ese nivel.

Fulham: Dimitar Berbatov. Apático, vago y hasta desafiante. Le da igual, él es más que todo eso. Gol y creciendo más allá del área, el más decisivo de su equipo.

Hull City: Danny Graham. Recién llegado pero con el papel más importante. Obligado a encontrarse a sí mismo tras un paso por el Sunderland. Cifras y juego necesarias para huir de la zona baja.

Liverpool: Luis Suárez. El mejor jugador de este histórico se quiere marchar. En cierto modo es la representación de cómo está el Liverpool. El uruguayo es el alma hasta que Coutinho y Aspas se encuentren en Anfield.

Manchester City: Yaya Touré. Lejos de su mejor nivel, el nuevo esquema de Pellegrini le obligará a ser el más influyente. Su zancada y su inteligencia como señas de identidad para un City que cambia de estilo.

Manchester United: Robin van Persie. Con o sin Rooney, el ’20’ es el que da los puntos. El gen ganador, sus goles no huyen de los momentos importantes. Fue el más decisivo hace meses.

Newcastle United: Yohan Cabaye. El jugador que marca el compás de este afrancesado conjunto. Cuando no está Alan Pardew tirita, con él en Newcastle todavía sueñan con repetir puesto europeo.

Norwich City: Leroy Fer. Junto a Johnny Howson es la base sólida sobre la que crecer. Músculo y experiencia, gol y despliegue. Fuerza y lucha. El refuerzo que más se necesitaba junto al 9.

Southampton: Dejan Lovren. Con menos cartel que Wanyama pero más necesario. El año pasado Adkins acabó pagando caro el agujero atrás, con el croata Pochettino se asegura librarse de lo mismo.

Stoke City: Ryan Shawcross. Capitán y alma de un conjunto obligado a reinventarse. De lo poco seguro que hay en el Britannia de cara a un nuevo año es que Huth-Shawcross funcionan a la perfección.

Swansea City: Leon Britton. Puede no ser el jugador más visible, ni el que más minutos juegue. A partir de LEon Britton el Swansea ha construido una filosofía, a la obra que inició el mediocentro se han sumado grandes jugadores, pero todo nació de sus botas. Como sigue pasando cuando juega.

Tottenham Hotspur: Gareth Bale. Si se queda pocas excusas le quedan a Villas-Boas para repetir fracaso. Crecimiento a la hora de concebir el juego por dentro, calidad y desborde por fuera. Además de no temblarle el pulso en los momentos importantes.

West Bromwich Albion: Claudio Yacob. Un equipo que hace sudar cada punto. Steve Clarke ha hecho de este conjunto un rival que nadie quiere encontrarse. Todo esto se representa en Claudio Yacob. Robo, distribución, alto porcentaje de pases hacia delante y seguridad desde la base.

West Ham United: Kevin Nolan. Su sociedad con Andy Carroll lleva el peso de un equipo que ofensivamente se prodiga poco. Su campo de acción va desde iniciar la jugada, a dar el último pase. ASegura una buena cifra de goles y lucha hasta el último segundo.

JUGADOR REVELACIÓN

Peter Whittingham (Cardiff City). Organiza y dirige, el comandante de una nave que ha llegado para quedarse.

Dwight Gayle (Crystal Palace). La imprevisibilidad y movilidad, el desparpajo en un equipo de Ian Holloway. Sociedad atractiva.

Alejandro Pozuelo (Swansea). La aventura Premier ha llegado para un joven valor de La Liga. Su papel no será de máximo responsable en la plantilla pero su descaro y capacidad técnica encaja en lo que Laudrup le demandará.

Ashley Westwood (Aston Villa). Este nombre es trampa, su temporada pasada fue soberbia. Respondió desde un segundo plano todo lo que se pedía a Bannan. Colocación más que potencia e inteligencia en la distribución.

Morgan Schneiderlin (Southampton). Su magnífico año pasado ha quedado ensombrecido por un irregular conjunto. Este año debe ser el salto que le haga ser candidato a los mejores equipos de Premier. Orden, recuperación y llegada. Su sociedad con Wanyama huele a éxito.

DESCENSO

La clase baja de la Premier aumenta el nivel y los equipos cada vez necesitarán más de sí mismos para evitar las tres plazas de descenso. Candidatos hay pero muchos son susceptibles de meterse en problemas.

Crystal Palace. Lo más probable es que paguen cara la novatada. Ofensivamente un nivel bastante bueno pero ahí para de contar. Defensa que no explica el puesto tan elevado en la clasificación del año pasado y un centro del campo con pocos registros. Favoritos al descenso.

Hull City. Steve Bruce ha reforzado a la perfección todas las líneas de su conjunto pero no parece suficiente. Muchas piezas por encajar y casi sin experiencia reciente en Premier League para la mayoría de jugadores.

Stoke City. Las dudas se multiplican sin Pulis, toca pasar página y el Stoke debe regenerarse. El problema es cómo se adaptarán a un estilo tan cambiado en la idea pero tan similar en plantilla.

Fulham. Los de Craven Cottage son como ese alumno inteligente que deja todo para última hora. Capacidades tiene pero prefiere coquetear constantemente con el fuego. Veremos si no se queman. Palntilla suficiente tienen.

Aston Villa. El proyecto va a más y los jugadores jóvenes deben responder. El problema para los de Lambert es que o consiguen resultados pronto o la adaptación de muchas piezas nuevas se complicaría. Benteke decidirá con sus goles a la espera de un plan B.

CURIOSIDADES

La Premier League es la liga que más ha gastado y la que menos ha ingresado en cuanto a venta-compra de jugadores en este mercado de fichajes. Más de 430 millones de euros invertidos y sólo 89 millones han entrado en sus arcas.

El club que menos ingresos tuvo la temporada pasada entre derechos televisivos y rendimiento fue el QPR con más de 39 millones de libras. El que más fue el Manchester United con algo más de 60 millones de libras.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados