Se habla de:

Fútbol francés

article title

Lo que deberías saber sobre Wissam Ben Yedder

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Andrés Onrubia | Wissam Ben Yedder ha vivido una de las temporadas más soñadas en su carrera. El franco-tunecino iniciaba su protagonismo el pasado mes de abril cuando, tras varios meses de intensas peticiones de la federación de Túnez por jugar con los africanos, Ben Yedder decidía que su destino era vestir los colores de la selección francesa. Pese a ser el único jugador que junto a Ibrahimovic ha marcado más de 10 goles en los últimos años, Ben Yedder todavía no ha recibido la llamada de Didier Deschamps para jugar con Les Bleus, una decisión que quizás esté condicionada por jugar en un equipo de poco nombre como es el Toulouse en Europa y que le ha obligado a dar el salto a un equipo grande como es el Sevilla. Monchi vuelve a acertar en el mercado francés.

Ben Yedder ha sido el delantero que llevaba anhelando tanto tiempo el Toulouse desde que André-Pierre Gignac abandonara a Les Violets para fichar por el Olympique de Marsella. Un Toulouse que en 2007 se quedó muy cerca de disputar la Champions League tras finalizar tercero la Ligue 1 y tras realizar una de las mejores temporadas de su historia. Gignac y Elmander fueron dos jugadores que dejaron un legado casi imborrable en el ataque del club que no se sucedería a la postre hasta hace poco. Tras las marchas de ambos, jugadores como Umut Bulut, Braaten o Emmanuel Rivière han sido delanteros que se quedaron cerca de ser los nuevos Gignac o Elmander, pero que, por irregularidad e inestabilidad del Toulouse, no pudieron terminar de rendir. Otros como Regattin, actualmente en el equipo, también asomaron la cabeza para ser la nueva estrella del Toulouse -un equipo que vendió a Sissoko y que también quedó huérfano de estrellas en el centro del campo-. Fue entonces cuando Ben Yedder, a base de trabajo y constancia, se erigió como el verdadero líder del equipo de forma paulatina.


Última temporada antagónica

Todo hacía preludiar a que la temporada pasada iba a ser la del descenso del Toulouse. Tras la marcha en 2015 de Alain Casanova, que fue un referente en 7 temporadas en Toulouse, un mito de la Ligue 1 como Dominique Arribagé cogió las riendas en marzo de 2015. Arribagé nunca encontró una base a la que sostenerse e incluso llegó a dejar a Ben Yedder en el banquillo durante algún tramo del final de la 2015/2016. Se salvó pero a la próxima temporada, las malas sensaciones derrochadas por el club le llevarían a su marcha en febrero de este mismo año, dejando al Toulouse sumido en el descenso y con pocas probabilidades de salvación.

Para obrar el milagro de la permanencia, el Toulouse confió en Pascal Dupraz. Durante la primera vuelta, Ben Yedder únicamente anotó 3 goles y su rendimiento había decaído bastante. Con Dupraz, entrenador experto en hacer milagros como la de meter al Évian Thonon Gaillard en la final de la Coupe de France tras barrer a Ancelotti (en el PSG) en las semifinales, Ben Yedder recuperó el nivel y demostró estar un escalón por encima de los demás en el equipo. Cierto que su asociación con Braithwaite -necesita un socio con el que combinar para hacerse más fuerte- fue determinante, pero lo de echarse al equipo a la espalda fue una especialidad para el franco-tunecino. Contextualizando, en la jornada 27 el Toulouse estaba a más de 9 puntos de la salvación y el equipo estaba a la deriva. Dupraz, incapaz en las primeras jornadas de sostener el barco, estuvo cerca de dimitir, pero decidió continuar y su resultado fue impecable. Ben Yedder, inadvertido en cuánto a protagonismo se refiere hasta dicha jornada, comenzó a realizar exhibiciones y a marcar goles decisivos. Goles como los dos que le hizo al Girondins en la jornada 30, al Bastia en la 33 jugándose el descenso o al Angers en su campo en la penúltima jornada que sacaban al Toulouse del descenso demuestran que es un futbolista que ha madurado y que ya aparece en las citas importantes, un déficit que llevaba arrastrando desde que se hiciera habitual en Toulouse (2012).

Ben Yedder terminó la temporada con 23 goles, participando en casi el 50% de los goles de su equipo en la temporada y con un billete para Sevilla en la mano. Tenía ya un acuerdo desde enero pero faltaba concretar la marcha de Gameiro para que finalmente llegara al club. Un paso que puede llevarle a la selección francesa de una vez por todas.


¿Cómo juega?

Podríamos definir a Ben Yedder como un jugador un tanto extraño a la hora de hacer goles. Su pierna más hábil es la diestra, pero sus conducciones con la zurda y el hecho de haber marcado esta temporada 6 goles con la pierna izquierda le hacen ser un futbolista perfectamente definible como ambidiestro. Incordio para los defensas y eléctrico con la pelota, es evidente que a Ben Yedder a veces se le nota que comenzó jugando al fútbol sala antes de dar el salto definitivo al fútbol 11. Pisa la pelota de maravilla, esconde el balón con acierto y además, ofrece variantes. Si el equipo quiere jugar con balón es un recurso útil para dar salida de balón de cara y por el contrario, si el Sevilla quiere jugar al espacio -como generalmente hacía el Toulouse en transición- Ben Yedder también es un futbolista muy vertical y con astucia para llegar antes que su rival al esférico.

En el ámbito táctico, a priori, Ben Yedder no llega para suplir a Gameiro al Sevilla. Es un jugador que ha rendido francamente bien en la posición de delantero -invento de Casanova en 2013 con gran acierto tras actuar de media punta previamente- pero que también le hemos podido divisar actuando de segunda punta o incluso de extremo, ya que su electricidad y su verticalidad se lo han permitido. Sampaoli llega con un jugador polivalente, con bastante técnica, maduro en el área, sin tapujos para encarar y que para el estilo del entrenador argentino es idóneo para triunfar.

 

¿Qué puede aportar a Sampaoli?

No hemos mencionado antes que Ben Yedder no llegará a Sevilla y besará el santo como si nada. El delantero es un jugador que ha sufrido varios casos de indisciplina, tales como el de quedarse en 2012 sin convocar con la sub21 francesa hasta finales de 2013 por haber estado implicado en un escándalo de salida nocturna en el qué entre otros, también estuvo Griezmann en el ajo. Su falta de compromiso en ciertos tramos del partido no serán del agrado de Sampaoli a la hora de confeccionar una plantilla que por ende tiene la intensidad y la presión como máximos exponentes de su estilo.

ben yedder

Ben Yedder con Monchi en su presentación con el Sevilla | http://www.sevillafc.es/

Ben Yedder, como ya hemos mencionado, puede ser un jugador que represente en ataque lo que busca el técnico argentino: explosividad, dinamismo con la pelota y pocos toques. Coger la pelota, soltarla o encarar serán motivos suficientes para que el internacional francés con Les Espoirs se haga con un puesto en el once del Sevilla. No será fácil, ya que el Sevilla ha fichado a jugadores de calidad similar a Ben Yedder como pueden ser Vietto, Correa, Mudo Vázquez o Pablo Sarabia que pueden actuar en posiciones similares a Ben Yedder.

Virtuoso del espacio cerrado, jugador con dotes de calidad constantes y un seguro en el área, Wissam Ben Yedder intentará ganarse la confianza de Sampaoli a base de goles. Es quizás actualmente uno de los jugadores que más garantías ofrece al equipo hispalense en cuanto a goles se refiere -ha superado los 10 goles en los últimos 4 años como mínimo- y, además, la posibilidad de iniciar diagonales tanto con la pierna diestra como con la zurda son un aval a la hora de confeccionar alineaciones para Sampaoli -puede acoplarse a los dos costados del campo si lo desea- que tendrá que determinar en qué posición quiere ver al ex del Toulouse.

A priori, Ben Yedder no llega a Sevilla para ser un jugador que vaya a suplir a Kévin Gameiro a corto plazo. En el Toulouse se olvidó de Gignac, deslizó su fútbol y se convirtió a la postre en uno de los mejores delanteros de la Ligue 1. Su gran objetivo será el de ir al Mundial de Rusia de 2018 y, aunque Gameiro no pudo ir convocado con Francia tras su periplo en Sevilla, Ben Yedder ofrecerá cosas innovadoras al Sevilla y seguro que a Deschamps si decide convocarle

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados