Se habla de:

Champions League

article title

Lo imposible

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Histórico, épico, irrepetible, inigualable. Pónganle el adjetivo que deseen. Cualquier palabra se quedará corta para definir lo vivido anoche en el Camp Nou. El Barça debía remontar el 4-0 sufrido en el campo del Paris Sant Germain. Era difícil creer en la remontada pero si había un equipo capaz ese era el FC Barcelona. Tras anotar Messi el tercer gol culé y con mucho tiempo por delante, la machada era posible.

Cavani, con su gol para el 3-1, privó al más optimista de seguir soñando. El Barça, en ese momento, tenía que lograr tres goles. Cuando el luminoso indicaba el minuto 86 y el aficionado ya se marchaba, Neymar hizo con una falta magistralmente botada el cuarto. Un minuto después, el brasileño estaba recogiendo el cuero tras anotar el quinto.

Quedaban cinco minutos por delante y el Barça tenía ante sí la posibilidad real de conseguir lo imposible. En la última jugada del partido, Sergi Roberto fue el artífice de que el barcelonismo viviera una noche de esas que no se olvidan fácilmente. La proeza había sido consumada. El culé de a pie se frotaba los ojos y miraba al de al lado para confirmar si lo vivido era real.

Mención especial para Neymar. En la noche de ayer se puso el traje de Leo Messi para hacer creer al aficionado. Dos goles anotados, un penalti provocado y la asistencia para que se viviera el milagro futbolístico. Al brasileño se le achacan sus formas pero su calidad no da lugar a debate. Y si lo había, se encargó de demostrar su nivel. Casi con total seguridad nunca llegará al rendimiento de Messi pero con encuentros como el que hizo ante los franceses, nadie le pedirá la excelencia sino hacer como hizo y echarse el equipo a la espalda.

LEER MÁS: El sueño de un niño

Luis Enrique, criticado a veces de manera justificada y otras muchas, de manera injustificada, también merece su cuota de protagonismo. En el fútbol actual da la sensación que son los jugadores los que ganan los partidos y son los entrenadores los que los pierden. Al asturiano le han caído demasiado palos desde su propia afición. Él, que ha levantado ocho títulos de 10 posibles como inquilino del banquillo, debe tener mayor crédito. Conveniente citar la frase donde dijo algo así como “si ellos han logrado cuatro goles, nosotros somos capaces de lograr seis”. Y vaya si lo consiguieron.

La remontada del 3-3 del Liverpool contra el AC Milan en toda una final de Champions, me marcó cuando apenas era un crío y empezaba a ver partidos. Me cuesta no citarla para describir la épica que celebró el Camp Nou. Mi más sincera enhorabuena a todo aquél que siente los colores blaugranas y pudo disfrutar de algo único. Algo único resumido en que, datos en mano, nunca hubo una remontada en competiciones internacionales similar a la del Barça. Como aficionado al fútbol, bufandas al margen, cuesta no emocionarse ante tal gesta.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies