Ciclismo

article title

Lluvia y viento: no hay tregua para los ciclistas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – El día después tampoco fue tranquilo para los ciclistas. Tras el esfuerzo sobrehumano de la etapa de ayer sobre el pavés camino de Aremberg, la lluvia tampoco perdonó la etapa llana camino de Reims, sin salir del norte de Francia. Más desgaste del que no se nota desde fuera, pero se sufre con el pasar de los días.

De nuevo Luis Ángel Maté volvió a meterse en la escapada del día, fue el último en ser neutralizado a poco más de diez kilómetros de meta y se llevó el premio de la combatividad. Con él se fugaron en las largas rectas francesas los franceses Gerard y Pineau y el neerlandés Leezer. En el pelotón, las caídas volvieron a ser protagonistas: los españoles Zandio y Jesús Hernández tuvieron que abandonar, al igual que el ruso Silin; otros como Peter Sagan, Arnaud Demaré, Thomas Voeckler o o Jean Christophe Peraud también tocaron el suelo.

El recorrido en el tercio final de la etapa por el altiplano del Chemin des Dames, tristemente conocido por la dura y sangrienta batalla que allí tuvo lugar hace cien años en la Primera Guerra Mundial, aumentó el nerviosismo del grupo principal. La apertura del terreno y la entrada del viento lateral amenazó con abanicos, que solo se produjeron en la parte final de la etapa, de la mano del equipo OPQS. Entre los favoritos, todos atentos y bien colocados, solo Pinot quedó descolgado, perdiendo alrededor de un minuto.

Marcel Kittel, vencedor de tres etapas, que se cayó ayer, decidió no disputar el sprint ante el alto ritmo impuesto, dejando abierto el triunfo final. El polaco Michal Kwiatkowski, con el maillot blanco de mejor joven, intentó un movimiento de 'finisher' al pasar bajo el arco del último kilómetro, pero fue cazado. El ruso Porsev volvió a dejar a Kristoff demasiado pronto en solitario, Reza dio un descolocado último releva para su compañero Coquard y Greipel, desaparecido hasta ahora en los anteriores sprints, alzó los brazos sin oposición. Dominio alemán en la velocidad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados