Atlético

article title

Llega el momento de Kevin Gameiro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Es inevitable que entre todo grupo de fieles seguidores del Atlético de Madrid surja de vez en cuando el debate del delantero ideal, el punta encargado de hacer olvidar con sus goles a ese atacante que en su momento calara hondo por su rendimiento dentro del área y por su adaptación al sistema de juego con el que el club ha venido triunfando estos últimos años. Un hombre de ataque que por lo general, sepa convivir con el gol, pero también con el esfuerzo y la solidaridad necesarios para asimilar lo que Simeone quiere de su equipo partiendo siempre de la idea de ganar. La idiosincrasia de un conjunto que no es otra que remar todos juntos en la misma dirección, asumiendo tanto los momentos de gloria, cómo los de menos protagonismo de unos jugadores capaces de encajar lo que es jugar cinco minutos u ochenta.

En ésas, pero últimamente más cerca de ese momento dulce del jugador, se encuentra ahora mismo Kevin Gameiro, un hombre que recaló en el club del Manzanares por 32 millones de euros después de alcanzar grandes registros goleadores con el Sevilla y con el principal reto de no convertirse sobre todo en un nuevo caso ‘Jackson Martínez‘. Una misión difícil que durante el primer tramo de temporada el delantero francés de 29 años ha intentado superar, no sin ello llegar a sembrar las dudas de una afición como decíamos ansiosa por volver a disfrutar de su hombre gol.

Gijón, un punto de inflexión | Getty

Un total de 6 goles y cuatro asistencias al cabo de una primera vuelta de Liga en la que oportunidades no le han faltado, saliendo en prácticamente todos los partidos cómo titular o desde el banquillo dependiendo del estado de forma tanto suyo como de un Fernando Torres más entonado en estas últimas semanas. Situación que quizá haya hecho resurgir a un Gameiro siempre involucrado y participativo en el juego del equipo, pero cada vez más gris en el ámbito goleador.

Fue a partir del pasado sábado contra el Sporting, cuando tras marcar tres goles en apenas cinco minutos que llevaba en el campo, se empezó a ver otra cara en el rostro del francés. Un semblante muy distinto al de semanas atrás que Gameiro volvió a mostrar y de qué manera tras su actuación ya más reciente ante el Bayer de Leverkusen. Y es que no sólo marcó un gol de penalti para desquitarse de su fallo ante el Barcelona en la semifinal de Copa, sino que dio otra asistencia de las muchas que ha dado a su socio Griezmann y nos dejó la sensación de que ha llegado la hora de la verdad para un jugador explosivo en los espacios reducidos y de gran recorrido en los espacios abiertos. La hora de demostrar la jerarquía de un delantero que, en definitiva, si el ‘Cholo’ fue a buscar para su proyecto por algo sería.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados