Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Liverpool y esperanza, 25 años de lo último que se pierde

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Liverpool es un equipo con historia. Un palmarés que vale para estar entre los mejores equipos del mundo. Sin embargo, la actualidad del equipo red está ensombrecida desde hace muchos años. La última gran alegría ocurrió en el año 2005 tras la conquista de la Copa de Europa ante el AC Milan. Sin embargo, dejando de lado los títulos europeos, la última vez que el equipo de Merseyseide conquistó un título liguero fue hace 25 años.

Por aquel entonces el Liverpool estaba desterrado por la UEFA tras la tragedia de Heysel en 1985. Los aficionados, la ciudad y el equipo tenían que hacerse la idea de estar fuera de las competiciones europeas más de un lustro (hasta la temporada 1991-1992). Así pues, a los reds no les quedaba otra que centrarse en ser el mejor equipo inglés. Y no lo hicieron mal, porque en ese intervalo de tiempo entre 1985 y 1991 conquistaron 3 ligas, siendo la última la de 1990.

En ese equipo figuraban nombres como Ian Rush, Alan Hansen o John Barnes, todos ellos dirigidos por una de las leyendas de la historia del Liverpool, King Kenny Dalglish. En los comienzos de aquella temporada pudimos ver una de las grandes goleadas vividas por los aficionados en Anfield: un 9 a 0 en favor de los reds contra el Crystal Palace y que confirmaba que el Liverpool iba a por todas en la competición doméstica. Una cifra mucho más fácil de conseguir cuando en tu equipo tienes al que acabó siendo máximo goleador de la Liga Inglesa ese año con 22 goles, Barnes.

La conquista del título se fraguó sobre todo en la segunda vuelta, donde tan solo perdieron un partido (contra el Tottenham por 1 a 0). Dalglish, bajo la batuta de entrenador-jugador formó un equipo organizado, paciente y depredador, pilares fundamentales del esquema de Shankly, leyenda viva del banquillo del Liverpool. Bruce Grobbelaar en portería, con Alan Hansen y Glenn Hysen como centrales, y los laterales Steve y Burrows eran los encargados de defender la portería del Liverpool. El centro del campo lo formaban Steve McMahon y Ronnie Whelan, mientras Peter Venison, Peter Beardsley y John Barnes eran los encargados de llenar de balones al mítico delantero, Ian Rush.

Con este título liguero el equipo se redimió de una de las tardes más tristes del equipo. Ocurrió la temporada anterior, cuando el Liverpool se jugaba el título liguero ante el Arsenal, y los reds acabaron cayendo derrotados por los gunners gracias a un gol de Thomas en los últimos minutos del partido. Ese año rozaron la liga, pero les sirvió para volver con más hambre que nunca la siguiente temporada.

Hace 25 años que nada es igual en Anfield. Un cuarto de siglo en que los aficionados del Liverpool no ven levantar a su capitán el título liguero. De hecho, muchos de los aficionados ni siquiera habrán visto a su equipo ganar la liga. Rozaron el éxito hace dos temporadas cuando el equipo quedo segundo tras una gran temporada comandada por Luis Suárez en la que se quedaron a tan solo 2 puntos del primer clasificado, el Manchester City. No fue así, y lo cierto es que el mundo del fútbol ha cambiado mucho desde 1990. Ahora mismo se ve complicado que el Liverpool vuelva a levantar el título, pero el fútbol es mágico, y este deporte le debe mucho a este equipo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados