Multideporte

article title

Sobre la Liga Mundial de voleibol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Francia ganó el pasado domingo en Rio de Janeiro la primera Liga Mundial de su historia. Lo hizo con una superioridad aplastante, 17 victorias (once de ellas por 3-0) en 18 partidos si bien es verdad que no se enfrentó a los mejores porque participó en el segundo nivel de la competición y sorprendió a todos en la fase final. Pese a semejante éxito Francia no sabe si estará en los próximos Juegos Olímpicos debido al peculiar sistema de clasificación de este deporte que sólo tiene en cuenta un torneo, la Copa del Mundo, y el resto de plazas se decide en PreOlímpicos.

La magnífica actuación de Francia, solo una derrota y once triunfos sin perder sets tiene varios precedentes, casi todos ellos protagonizados por la potencia hegemónica de la Liga Mundial, Brasil, que en 26 ediciones ha conseguido 18 medallas y 10 títulos.

1990 (Países Bajos: 11 victorias por 3-0)

En la primera edición de la Liga Mundial Países Bajos, con la mejor generación de jugadores de su historia a punto estuvo de hacerse con el título. En la fase de grupos ganó once de sus doce partidos (diez de ellos, incluidos todos los de casa, sin perder sets) y en la Final Four de Osaka, tras ganar a Brasil también por 3-0, cedió el título ante Italia en un partido muy igualado pese al 3-0 del marcador final.

1993 (Brasil: 14 victorias por 3-0; Italia: 11 victorias por 3-0)

Brasil no brilló en las tres primeras ediciones de la competición pero en la cuarta tenía el aliciente de que la fase final se celebraría en São Paulo. En la eterna primera fase, con veinte partidos, Brasil fue el mejor de su grupo al lograr quince victorias y ya dejó muestras de su dominio como local al ceder un solo set y vencer por 3-0 en nueve ocasiones. En la Final Four Italia en semis y Rusia en la final también recibieron un 3-0 por lo que Brasil estableció el récord, aún vigente, de catorce victorias por 3-0 en una misma edición de la Liga Mundial.

Italia tuvo una marca global aún mejor que Brasil, 20-2. En fase de grupos solo perdió en Italia ante Cuba por 3-2, de la que luego se vengaría en el partido por la medalla de bronce derrotándola por 3-0, la undécima victoria del año sin perder sets.

1994 (Brasil: 15-1 y 12 victorias por 3-0)

Brasil mantuvo la inercia ganadora en el año de su defensa del título. En la primera fase logró doce victorias en otros tantos partidos y en la fase de grupos de la fase final de Milán sumó otras dos victorias, ambas por 3-0 llegando a los doce triunfos por ese marcador en toda la competición. Pero en semifinales perdió ante Cuba en un dramático quinto set resuelto por 22-20 para los caribeños. En otro partido a cinco sets Brasil aseguró el bronce al imponerse a Bulgaria.

2001 (Brasil: 16-1)

Brasil solo había ganado un título, y jugando en casa, en las once primera ediciones. Había cambiado hasta la puntuación pero la temporada 2001 fue el punto de inflexión para el absoluto dominio brasileño. Solo perdió un partido, en Colorado Springs ante Estados Unidos tras tener dos sets de ventaja, aunque en la Final Four a punto estuvo de ocurrirle lo mismo ante Rusia solo que esta vez resolvió el quinto set por 20-18 para ganar al día siguiente el título ante Italia.

2004. El año perfecto (Brasil: 15-0)

Fue, y sigue siendo, la única vez que un país ganó todos sus partidos en una misma edición. En la fase de grupos solo España fue capaz de arañarle algún ses, uno en São Paulo y dos en Valladolid, y en la fase final de Roma, disputada en liguilla y no con partidos eliminatorios, no tuvo necesidad de jugar el quinto set ni ante Italia, ni ante Bulgaria ni ante Serbia y Montenegro.

Brasil cinco veces más

En diez ocasiones un país ha acabado con una sola derrota una edición completa de la Liga Mundial y los brasileños han protagonizado ocho casos, los ocho primeros de la historia.

Y faltan cinco por contar, todos ellos rubricados con el título. En 2005 Brasil acabó con una marca de 14-1 perdiendo como visitante en Portugal por 3-0; en 2006 su marca fue de 16-1 y la única derrota llegó en la fase final de Moscú ante Bulgaria por 3-0; en 2007 el balance fue de 15-1 y de nuevo Bulgaria tuvo el honor de ser el único que pudo vencerles por 3-2 en la fase final de Katowice; en 2009, además del 15-1 con una única derrota en Finlandia en el quinto set Brasil venció once partidos por 3-0; y su última actuación casi perfecta llegó en 2010 con otro 15-1 y pleno de victorias como visitante porque el único borrón se produjo en Brasilia ante Países Bajos perdiendo por 3-0.

2011 (Rusia: 16-1)

Para echar del trono a Brasil, que había ganado siete de las ocho ediciones previas, Rusia tuvo que ganarlo prácticamente todo y derrotar dos veces a los brasileños en la fase final.

En la fase de grupos Rusia ganó once de sus doce partidos siendo derrotada por Bulgaria en Varna por 3-1 en un partido sin nada en juego.  Y en la fase final de Gdańsk mantuvo su dominio con cinco victorias más, pero ganar la Liga Mundial nueve años después de su único título costó a Rusia tanto que tuvo que vencer a Brasil en la final en el quinto set.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados