Atlético

article title

Liga BBVA, los 10 italianos con más partidos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hasta tres futbolistas italianos han llegado este verano a la Liga BBVA: Immobile al Sevilla, Bardi al Espanyol y Verdi al Eibar, más Piccini y Rennella que juegan en el Betis. Sin embargo, el intercambio de futbolistas entre dos países tan cercanos geográfica y culturalmente como Italia y España no ha sido históricamente tan fluido como cabría esperar.

Medio centenar de futbolistas italianos han jugado en la Primera División española en las últimas dos décadas, pero apenas cinco de ellos -y uno nacionalizado- han superado los cien encuentros con equipos españoles. Estos son los diez futbolistas italianos que más partidos han disputado en la máxima categoría español en los últimos 20 años.

1. Amedeo Carboni (Valencia, 211 partidos, 1997-2006)

Crecido en la cantera futbolística de su Arezzo natal, Carboni, ya internacional italiano, se marchó al Valencia tras disputar siete temporadas en la Roma. Pese a contar ya con 32 años, el toscano aguantó casi una década en el equipo ‘ché’, viviendo en primera persona la época dorada del club y los triunfos en dos Ligas y la Copa UEFA, además de los dos subcampeonatos consecutivos de Champions League. Lateral izquierdo infatigable y capitán en sus últimas temporadas, Carboni se retiró por todo lo alto en 2006, con 41 años y como el italiano que más encuentros ha disputado en España.

2. Giuseppe Rossi (Villarreal, 136 partidos, 2007-2013)

Ha sido probablemente uno de los delanteros italianos más talentosos de la última década. Nacido en Estados Unidos de emigrantes italiano, se enroló joven en el Parma y luego en el Manchester United. Tras varias cesiones, recaló en el Villarreal, donde explotó como uno de los mejores puntas de liga española y de Europa. Sumó 54 goles en poco más de cuatro temporadas -más otros 21 en competiciones europeas-, hasta que el sino de su carrera le golpeó con dureza. Las lesiones en las rodillas han sido una constante en los últimos años, también en la Fiorentina, truncando la vida del que estaba destinado a ser uno de los líderes de la selección italiana.

3. Emiliano Moretti (Valencia, 135 partidos, 2004-2009)

En el verano de 2004, la ciudad de Valencia se convirtió, de la mano del técnico Claudio Ranieri, en una suerte de embajada futbolística italiana. Los delanteros Bernardo Corradi y Marco Di Vaio y el mediocampista Stefano Fiore fracasaron estrepitosamente -al igual que el entrenador-, pero sin hacer mucho ruido, Emiliano Moretti se hizo un hueco como lateral izquierdo y central. Siempre correcto, fue un habitual durante las siguientes cinco temporadas, hasta que dejó el club por el Genoa. Curiosamente, ya con la camiseta del Torino, debutó con la selección italiana en noviembre de 2014, a la ya madura edad de 33 años.

Fussball International: UEFA-Cup Finale

4. Enzo Maresca (Sevilla & Málaga, 135 partidos, 2005-2009 & 2010-2012)

Uno de los futbolistas italianos más queridos en España. Un amor recíproco, tanto por el cariño que todavía guarda Enzo a este país, como por su mujer, también española. Fuera de los planes de Capello en la Juventus y tras varias cesiones y copropiedades, llegó al Sevilla para ser protagonista de los primeros éxitos del club andaluz en el nuevo siglo. Dos Copas UEFA, una Copa del Rey y dos Supercopas -de Europa y de España- le tuvieron a él como manija en la medular. Tras perder la titularidad, se marchó al Olympiacos griego, donde apenas duró una temporada por falta de motivación. Sin equipo durante medio año y cuando se entrenaba con los jóvenes de la Fiorentina, el Málaga le rescató de vuelta a Andalucía. En 2012 volvió a Italia y actualmente juega en el Palermo.

5. Thiago Motta (Barcelona & Atlético, 102 partidos, 2001-2008)

Nacido en Brasil pero nacionalizado italiano e internacional con la azzurro gracias a los orígenes vénetos de su bisabuelo, Thiago Motta llegó a la cantera del Barcelona de la mano de Serra Ferrer con 17 años. Un par de años más tarde debutó con el primer equipo y durante un par de temporadas -de las peores que se recuerdan en Can Barça, por cierto- fue titular asiduo. Suplente habitual, en 2007 se fue al Atlético, donde apenas jugó seis partidos. En cuanto dejó España su carrera se relanzó: una enorme temporada en el Genoa le llevó, junto a Diego Milito, al exitoso Inter de Mourinho, fue pieza clave en el triplete entonces y ahora lo sigue siendo en el lustroso PSG.

6. Fabio Cannavaro (Real Madrid, 94 partidos, 2006-2009)

Fue una de las grandes estrellas de la Italia que se proclamó campeona del mundo en Alemania 2006. Unos meses más tarde venció un merecido -y polémico- Balón de Oro, cuando ya vestía la camiseta del Real Madrid, al que llegó tras la desbandada que provocó el escándalo de Calciopoli en la Juventus. Sin embargo, el regusto que dejó entre los aficionados madridista fue absolutamente negativo, merced especialmente a unos primeros meses desastrosos, unidos a la caótica situación del equipo. Aun así, Cannavaro aguantó tres temporadas y casi un centenar de partidos antes de volver a la Juventus y retirarse en los Emiratos.

FUSSBALL  CHL   Olympique Lyon - CF Real Madrid

7. Christian Panucci (Real Madrid, 73 partidos, 1997-1999)

Fue el primer italiano en vestir la camiseta del Real Madrid, cuando Capello le trajo del Milan, con el que ya había jugado y ganado. En dos temporadas y media, Panucci fue el lateral derecho titular de los triunfos en una Liga y en la Octava Champions League del club, antes de volver a Italia, esta vez al Inter, y luego terminar su carrera de manera existosa en la Roma.

8. Marco Lanna (Salamanca & Real Zaragoza, 71 partidos, 1997-2001)

Probablemente el menos recordado de esta lista. Elegante defensa central, Boskov le hizo debutar joven en la Sampdoria, contando con protagonismo en los éxitos en las dos Copas, la Recopa, el Scudetto y la final de Copa de Europa a caballo entre los años ’80 y ‘90. Tras pasar por la Roma, llegó al último Salamanca de Primera División, titular en el ‘matagigantes’ de la 97/98 junto a los Stelea, Loren o Pauleta. Tras el descenso en 1999, pasó al Real Zaragoza, donde sin tanto protagonismo ganó una Copa del Rey antes de volver a la Sampdoria para retirarse.

9. Gianluca Zambrotta (Barcelona, 58 partidos, 2006-2008)

Al igual que Fabio Cannavaro, campeón del mundo con Italia en 2006, ese mismo verano huyó de la Juventus para recalar, junto a su compañero Lilian Thuram, al Barcelona. Nunca llegó a brillar especialmente en ninguno de los laterales del equipo blaugrana en el progresivamente decadente Barça de Rijkaard y sin pena ni gloria se marchó al Milan tras apenas dos temporadas.

Real Madrid vs. Real Valladolid, Madrid

10. Fausto Rossi (Valladolid & Córdoba, 55 partidos, 2013-2015)

La gran sorpresa de la lista. El joven Fausto Rossi, canterano de la Juventus desde jovencísimo, obtuvo su primera experiencia en la élite en España, tras varias cesiones en la Serie B italiana. Fue pieza clave en el mediocampo del Valladolid en su primera temporada, anotando incluso el gol del triunfo ante el Barcelona, y en el pasado año también fue titular habitual en el Córdoba. La única gran pega es que no pudo evitar el descenso de ambos equipos a Segunda División. Todavía propiedad de la Juventus, no cuenta en Italia y podría volver a la Liga BBVA para consolidarse entre los italianos con más partidos en España.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados