Se habla de:

La Liga

article title

Liga BBVA, ‘el semáforo’ de la jornada 31

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jornada 31 en la Liga BBVA. El Barcelona pierde dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid tras empatar en una de las salidas más complicadas que le quedaban. El Atlético no pasa del empate en Málaga, pero continúa una semana más en la tercera plaza. En la lucha por evitar el descenso, el Elche y el Deportivo dan un pasito más, mientras que el Córdoba y el Granada ya buscan casa en la Liga Adelante.

Verde:

El Almería de Sergi Barjuan gana su segundo partido de Liga en casa y vuelve a soñar con la permanencia. El conjunto andaluz se llevó los tres puntos ante un desahuciado Granada y a falta de que se resuelva el tema de los tres puntos que tienen en el aire, en el estadio Juegos Mediterráneos vuelven a cantar el “Sí se puede, sí se puede”. El Almería llevaba 8 jornadas sin vencer y no estaba logrando hacer de su campo un fortín. El calendario que tiene por delante es bastante complicado y aún tiene que ir al Bernabéu, al Pizjuán y recibir al Valencia en la última jornada. Por todo ello, la victoria ante un rival directo era vital y en su primera final cumplieron con nota.

Sergi Barjuan: “Hemos hecho un paso en una montaña muy alta. Tenemos que ir metiendo conceptos nuevos poco a poco, hay que ir creciendo paulatinamente”.

Santi Mina fue el hombre de la jornada 31 en la Liga BBVA. Cuatro de los seis goles que el Celta le marcó al Rayo dimanaron en las botas del joven delantero vigués (19 años). El estilete formado en las categorías inferiores del Celta de Vigo es el más joven desde la Guerra Civil en marcar cuatro goles en un partido de Liga. Su partido lo tuvo todo y aunque no es un asiduo en los onces de Berizzo, contra el Rayo demostró todas las cualidades que atesora. Que nadie le quite los ojos de encima. “Ha sido un día muy especial para mí. Se lo agradezco a mis compañeros, al cuerpo técnico y a todos los que me apoyan para conseguir mis objetivos. Llevaba solo dos en Copa del Rey y quería meter un par de ellos en Liga. Por suerte han sido cuatro”.

 

Ámbar:

El equipo de Luis Enrique dilapida un 0-2 tras una primera media hora sensacional y se tiene que contentar con un pírrico empate a dos. Los azulgranas supieron contrarrestar perfectamente el impetuoso inicio del equipo hispalense a base de posesión y recuperaciones eléctricas tras pérdida de balón. Leo Messi sigue a lo suyo y volvió a dibujar un pase a la red antes de llegar al primer cuarto de hora. El Barcelona ganaba sin despeinarse y Neymar transformaba un libre directo para instaurar una ventaja acorde con lo que se estaba viendo sobre el verde. Sin embargo, el Sevilla dio un paso adelante y gracias a un fallo de Bravo tras un disparo lejano de Banega, volvía a meterse de lleno en el partido. En la segunda mitad, el conjunto de Nervión mostró su cara más procaz y Emery acertó de pleno con los cambios. Krychowiak sostenía y Aleix Vidal percutía por la banda como chuchillo en mantequilla. En la recta final y tras un incomprensible fallo en la salida de balón de un reverdecido Piqué en las últimas semanas, Aleix lanzaba un perfecto demarque –uno más- y asistía a Gameiro para el definitivo 2-2. Emery, tras 19 partidos, sigue sin poder ganar al Barça, aunque esta vez se marchó a casa con una sonrisa de oreja a oreja y su Sevilla prolonga la racha de imbatibilidad en el Pizjuán. Por su parte, los de Luis Enrique siguen líderes, dependen de sí mismos y el objetivo a corto plazo es repetir el nivel de juego mostrado en la primera media hora de partido.

Luis Enrique: “No pasa nada, seguimos líderes. Estamos en la jornada 31 y la Liga se decidió el año pasado en la jornada 38. Hoy teníamos enfrente a un rival de los mejores de la Liga, lo hemos tenido muy cerca, pero el Sevilla tiene su potencial y ha jugado un buen partido”.

 

Rojo:

Un diluvio de incertidumbres cae sobre el Granada que volvió a perder por goleada y ya es penúltimo. Los de Abel resino se ahogan y encadenan 5 jornadas consecutivas sin saborear el triunfo. Además, el combinado nazarí es el menos goleador de la Liga (20) y el segundo más goleado (57). Abel Resino está contra las cuerdas, su equipo camina desnortado y en las próximas dos jornadas tiene que jugar contra el Sevilla y el Valencia. Las sensaciones son realmente malas y algunos de los fallos cometidos en el Santiago Bernabéu son impropios de jugadores de Primera División.

Abel Resino: “No nos merecemos el respeto de la afición del Granada. En ningún momento hemos dado la cara ni hemos sido conscientes de lo que se jugaba el equipo y así es complicado. Solo tenemos excusas, y esto es Primera División y el que no esté preparado tendrá que jugar en otra categoría”.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados