Fútbol femenino

article title

Lieke Martens, presente y futuro del fútbol femenino

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El pasado lunes la FIFA otorgó los premios The Best en el London Palladium. Y cuando se conoció el nombre de la ganadora en la categoría a mejor jugadora, en todos los medios comenzaron a aparecer informaciones sobre Lieke Martens. La holandesa coronaba con este reconocimiento un año sensacional en el que, además de fichar por el FC Barcelona, se ha alzado con la Eurocopa y el MVP del torneo.

Pero más allá de si la extremo culé merecía o no el galardón, o de cómo están hechos estos premios para el fútbol femenino, hay que hablar de ella, que al fin y al cabo es la protagonista. Nació en 1992 en Nieuw Bergen, una pequeña ciudad del sur de Holanda, muy cercana a la frontera con Alemania. Esta localidad  forma parte del municipio de Bergen, y cuenta con tan solo 24 km² y cerca de 6.000 habitantes. Allí comenzó a dar sus primeras patadas al balón, aunque su carrera profesional empezó en el norte del país, en el SC Heerenveen, cuando apenas tenía 17 años. En sus 18 partidos con el equipo solo anotó dos goles. Durante el verano de 2010 fue llamada con la selección sub 19 de los Países Bajos para disputar la Eurocopa U-19 femenina. Con cuatro goles en los tres partidos de fase de grupos, se convirtió en la máxima goleadora del torneo, empatada con la alemana Turid Knaak. En semifinales cayeron contra Inglaterra en la tanda de penaltis, aunque Martens también anotó el suyo.

Antes del inicio de la temporada 2010/2011, Martens fichó por el VVV-Venlo. El club holandés había sido creado ese mismo año, y se disolvió en 2012 cuando se formó el PSV Eindhoven, que contaba con las mejores futbolistas del país. En el VVV-Venlo, Martens anotó 9 goles en sus 20 partidos en la Eredivise femenina. Pese a que no fue un año brillante, su juego le valió la llamada de la selección absoluta, con la que debutó en un amistoso en verano frente a China. Desde entonces ha disputado 80 partidos y anotado 33 goles con la elástica holandesa. Al término de la temporada decidió cambiar de aires y marchó a Bélgica, fichando por el equipo más laureado del país, el Standard Fémina de Liège. En su primer partido consiguió marcar un doblete que le valió al equipo la recién creada BeNe Super Cup (4-1) contra el FC Twente holandés. Disputó otros 24 partidos esa temporada, dejando su cuenta en 17 goles.

Tras una temporada difícilmente mejorable, Martens volvió a fichar por un nuevo club en otra liga diferente. En esta ocasión su destino fue el FCR 2001 Duisburg, de la Bundesliga alemana. Durante dos años, hasta la desaparición del club al finalizar la temporada 13/14  (fue absorbido por el MSV Duisburg), solo jugó 30 partidos en los que no anotó más que siete goles. Además, tampoco consiguió ningún título, por lo que una vez más decidió probar suerte en otra competición. En verano de 2014 aterrizó en Suecia, concretamente en el Kopparbergs/Göteborg FC. Fue entonces cuando empezó a jugar por la banda izquierda, a pierna cambiada. Un cambio de posición que le ha permitido mejorar su juego gracias a su facilidad de regate y su velocidad. 37 partidos y 12 goles después, a finales de 2015, se anunció su fichaje por el FC Rosengård, uno de los equipos más potentes del país. Ganó la Copa Sueca esa misma temporada, y la Supercopa unos meses más tarde. En sus 29 partidos con el club, ha conseguido la envidiable marca de 20 goles.

Tras una campaña espectacular en Suecia, donde fue una de las mejores jugadoras del equipo, este verano se oficializó su fichaje por el F.C. Barcelona. Unos días después se concentró con la selección para jugar la Eurocopa Femenina, que tuvo como sede los Países Bajos, su tierra natal. Con tres goles, Martens fue fundamental para que las anfitrionas levantasen la primera Eurocopa de su historia. Fue elegida Balón de Oro del torneo, un reconocimiento que ha sido clave para su nombramiento como la mejor del planeta por parte de la FIFA.

Con solo 24 años, Martens ha jugado ya en cinco ligas con siete equipos diferentes. No ha ganado demasiados títulos, aún tiene tiempo de sobra, pero ha sido clave en prácticamente todas las plantillas en las que ha estado. Su proyección es enorme, y con toda su carrera por delante, va camino de convertirse en uno de los estandartes de un deporte cada vez más pujante como es el fútbol femenino. Disfrutémosla.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados